Inicio ASP El Hospital Infanta Leonor incorpora una técnica novedosa basada en un test...

El Hospital Infanta Leonor incorpora una técnica novedosa basada en un test de diagnóstico fetal

Compartir

El Hospital Universitario Infanta Elena ha incorporado el test de diagnóstico prenatal no invasivo de aneuploidías (DPNI) que, mediante un análisis de sangre “permite detectar y analizar fragmentos de ADN fetal en plasma materno estableciendo un método de cribado para las alteraciones cromosómicas  más importantes que son las trisomías 21, 18 y 13, con una alta sensibilidad y especificidad y una tasa de falsos positivo muy baja”, explica el doctor Juan Miguel Rodríguez Candia, jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia.

En el área de Obstetricia y Diagnóstico Prenatal, esta prueba supone un avance importante, y es que se puede realizar a partir de las 10 semanas de gestación, estando indicada “en aquellas pacientes que tiene un alto riesgo de trisomía en el cribado combinado que se realiza en el primer trimestre, y no se objetiven malformaciones en la ecografía”, aclara el doctor Rodríguez.

Prueba de cribado que va disminuir la realización de muchas pruebas invasivas que pueden presentar complicaciones asociadas

Su inclusión en el Hospital Universitario Infanta Elena, para el jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología se trata de “una técnica novedosa que todavía no se realiza en la mayoría de los centros hospitalarios y que nos va a permitir disminuir la realización de muchas pruebas como son la biopsia corial y la amniocentesis, que al ser invasivas pueden presentar complicaciones asociadas, ya que muchos casos de riesgo alto de trisomía con ecografía normal son fetos sanos”.

Se trata de una prueba de cribado, es decir, no es una prueba diagnóstica invasiva como sucede con la amniocentesis y la biopsia corial. Sin embargo, “en los casos en los que el resultado del test sea riesgo bajo y estudio ecográfico del feto sea normal, podemos evitar la realización de la amniocentesis y los riesgos que conlleva. Eso sí, en caso de que el riesgo de la prueba en sangre sea también alto, será necesario confirmarlo mediante prueba invasiva”, aclara el doctor Rodríguez Candia.

En cuanto a las limitaciones a la hora de la realización de la prueba y sus resultados es, según el del Servicio de Obstetricia y Ginecología “que haya una baja fracción de ADN fetal circulante, mujeres con sobrepeso, translocaciones no detectables, gestaciones gemelares con aborto en uno de los gemelos o mosaicismos confinados en la placenta”.
..Redacción