Inicio ASP “La cirugía refractiva es absolutamente segura”

“La cirugía refractiva es absolutamente segura”

Compartir

ASPE, la patronal de la sanidad privada española que agrupa a más de 600 entidades sanitarias y representa a más del 75% de los centros hospitalarios de nuestro país ha emitido un comunicado en el que recuerda que la cirugía refractiva, consistente en una serie de técnicas que minimizan -hasta hacer desaparecer en algunos casos- los defectos refractivos oculares, es segura y eficaz.

Como en cualquier tipo de operación es fundamental que el paciente elija una clínica que sea de su absoluta confianza y ofrezca todas las garantías de calidad. Además, deberá ser informado de cada uno de los problemas que pudieran surgir a lo largo del proceso, incluido el período de recuperación -por mínima que sea la incidencia-, antes de someterse a dicha intervención. Una vez que posee todos los datos, podrá tomar libremente una decisión.

Como recordaba recientemente la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), la oftalmología es una especialidad médico-quirúrgica y la cirugía refractiva está destinada a tratar los defectos de refracción con diferentes técnicas avaladas por la ciencia médica mundial. Defienden que dicha intervención “debe realizarse siguiendo las recomendaciones de los protocolos aprobados por los expertos y las sociedades científicas (como el de la SEO)”. Y recuerdan que “aunque existe cirugía sin riesgos y pueden aparecer complicaciones, el número de personas intervenidas con resultado satisfactorio o muy satisfactorio supera con creces a los descontentos”.

Recientemente se ha generado una polémica desde la Asociación de Afectados por Intervenciones de Cirugía Refractiva, que busca atender a afectados por esta cirugía y denunciar malas prácticas en este ámbito, demonizando a todo un colectivo profesional cuya actividad contribuye de forma inequívoca al bienestar de la población.

A raíz de la difusión de varios mensajes por parte de esta asociación, se ha creado un clima de desconfianza hacia esta cirugía en particular y hacia los profesionales de la Oftalmología en general que, desde nuestro punto de vista, es absolutamente injusto y no tiene razón de ser.

Desde ASPE se apoya a las clínicas oftalmológicas y a los profesionales de la Oftalmología que se han visto afectados últimamente por este asunto y recuerda la importancia de que el paciente cuente con toda la información sobre los riesgos y efectos secundarios que puede tener una operación.

Para apoyar su valoración positiva ha recordado las cifras que facilita la SEO: “En el mundo, durante los últimos treinta años, se han intervenido con técnicas refractivas que emplean el láser millones de pacientes, de los cuales se estima que alrededor de un millón lo han sido en nuestro país. Del mismo modo, en las cuatro últimas décadas se han implantado millones de lentes intraoculares (fáquicas o pseudofáquicas, monofocales o multifocales), en nuestro país la cifra rondará los tres millones. Así como los cientos de miles de pacientes tratados con otras técnicas”.

La propia SEO llega a la conclusión de que el número de afectados por una cirugía refractiva es mínimo comparado con el de aquellos que han continuado su vida con total normalidad y sin gafas.