Inicio ASP Los Mini que más me han llamado la atención

Los Mini que más me han llamado la atención

Compartir

Llevo siendo cliente de mini 43 años , el primero que tuve fue un Mini 850 de transmisión directa, y posteriormente, el Mini 1000E. Son coches que resultan divertidos, atractivos y muy personalizables. Son considerados un capricho, su escasa practicidad al no disponer de un buen maletero y unas plazas traseras dignas, siempre han sido criticables. La solución ya fue resuelta en su día el Clubman con exteriores de madera. El Mini Clubman de la anterior generación, sinceramente no terminaba de convertirse en una estrella. Ahora, con la llegada del nuevo Mini Clubman la cosa ha cambiado. Es muy atractivo conservando el diseño original de Mini y ganando en practicidad. Por fuera es un acierto el enorme tamaño de las puertas traseras lo que facilita el acceso al interior. Las traseras siguen teniendo apertura de compás como el Clubman original. Si pongo al lado mi BMW Serie 1, el Mini parece mucho más grande.

MINI afirma que el MINI Clubman continúa con el cambio generacional que está experimentado toda la gama de vehículos del fabricante británico, mientras que el modelo de seis puertas se presenta con un mayor tamaño y capacidad en el interior, cargado de asistentes y otros equipamientos en materia de tecnología. En el exterior, presenta una longitud de 4,25 metros, una anchura de 1,80 y una altura de 1,44 metros, mientras que la distancia entre ejes se muestra en 2,67 metros. El diseño exterior sigue la línea del MINI de cinco puertas, con un frontal comandado por una enorme parrilla y entradas de aire en los pasos de rueda delanteros, un perfil que muestra cuatro puertas laterales y una altura de hombros que resalta la anchura del vehículo, una línea de techo largo, una trasera prominente con las características puertas dobles de estilo Clubman y combinaciones de colores en la carrocería que sirven para crear un contrate con el techo y los retrovisores, los cuales se pueden elegir entre blanco, negro o plata. En el habitáculo, el MINI Clubman presenta el mismo diseño que el MINI compacto, con un panel de instrumentos grande que integra una pantalla para controlar todo el sistema de infoentretenimiento y retroiluminado con tecnología LED. Cuenta con un túnel de transmisión elevado que da cobijo al freno de mano eléctrico, toda una novedad en el Clubman. En cuanto a capacidad del maletero, este cuenta con 360 litros que se pueden ampliar hasta 1.250 litros si se abaten las plazas posteriores.

Bajo el capó y en la primera fase de lanzamiento del MINI Clubman, varias motorizaciones componen toda la gama de propulsores del renovado modelo de MINI. El Cooper Clubman, con un propulsor tricilíndrico TwinPower Turbo de 1,5 litros y 136CV; el Cooper S Clubman, cuyo motor es el conocido cuatro cilindros de gasolina TwinPower Turbo de 2,0 litros y 192CV; mientras que la opción de gasóleo la compone el motor de cuatro cilindros TwinPower Turbo de 2,0 litros y 150CV en la variante ‘Cooper D Clubman’. Unos meses tras su lanzamiento, se incorporan a la gama una versión de acceso gasolina con el 1,5 tricilíndrico algo “descafeinado”, que ofrece 102CV en la versión Clubman One y dos motorizaciones diésel: el tres cilindros 1,5 de 116CV en el ‘One D’ y una versión potenciada del bloque 2.0 con 190CV, disponible en el . Todos los motores están asociados a una transmisión manual de seis velocidades o una opcional de ocho velocidades Steptronic. Con esta última transmisión automática de ocho velocidades Steptronic, el MINI Clubman dispone de tres modos de conducción diferentes: MID, Sport y <iGreen, los cuales tienen la capacidad de influir en la curva de potencia y la dinámica de cambio de la transmisión Steptroni‘. Por otro lado, asistentes de seguridad como el control dinámico de estabilidad y de tracción, diferencial con bloqueo electrónico y suspensión deportiva con control dinámico de rebote son algunos de ellos. Dentro del equipamiento opcional del MINI Clubman se encuentra el sistema Head-Up Display, el asistente de aparcamiento con cámara de visión trasera, control de crucero adaptativo basado en cámaras, advertencia de colisión y peatones con función de frenada de emergencia y detección de señales de tráfico.

Por dentro me gusta su diseño. Es totalmente diferente a lo que vemos en el resto de modelos del segmento. En el interior del Mini Clubman destacaría su postura de conducción que resulta muy deportiva y cómoda. Dispone de prácticos huecos portaobjetos repartidos por el salpicadero y las puertas.

Su maletero está muy bien aprovechado y debido al tipo de apertura de las puertas, estas disponen de guanteras donde poder guardar cosas sin que se caigan. Además, dispone de doble fondo.

En marcha me recuerda mucho al tacto de un BMW. El tren delantero va por donde le mandes con el volante y el trasero copia en todo momento la trayectoria del delantero. El motor de 150 CV diesel 2.0 me parece que anda una barbaridad y resulta muy divertido de conducir por su agilidad y comportamiento en cualquier tipo de carretera. Empuja muy bien desde bajas vueltas y estira con fuerza hasta prácticamente el corte.Llama la atención su tiro desde bajo régimen de vueltas en 6 velocidad

La versión probada , estaba completita de extras, durante la prueba pude probar los faros Bi-Led -de serie- y me parecen ideales ya que ofrecen una iluminación excelente.

Tiene detector de proximidad al vehiculo delantero, un dispositivo bastante útil, y tiene un sistema multimedia de organización y reset del vehiculo , que una vez acostumbrados, nos permite información muy útil y configurar el vehículo a nuestro guste e interés, dado que exteriormente , las opciones para combinar posibilidades de color y línea adhesivas son múltiples, lo que genera que sea difícil encontrar dos modelos exactamente iguales
..Francisco M Toquero de la Torre