Inicio ASP Cirugía con realidad mixta en el Gregorio Marañón

Cirugía con realidad mixta en el Gregorio Marañón

Compartir

El Hospital Gregorio Marañón ha llevado a cabo un proyecto pionero a nivel mundial que ha permitido utilizar unas gafas de realidad mixta en una cirugía real, concretamente en un tumor muscular maligno. Al tratarse de una combinación de realidad virtual con realidad aumentada, toda la imagen captada se puede proyectar sobre cualquier punto, en este caso, del quirófano, como una pared, una mesa quirúrgica o sobre el propio paciente.

Gracias a este sistema, los cirujanos pueden mantener la atención sobre la intervención en todo momento ya que es un sistema muy poco intrusivo y de muy fácil manejo. Las gafas se comportan muy bien con la iluminación de quirófano e incluso con personal alrededor de la mesa de operaciones. Asimismo, se puede compartir la visión holográfica con otros usuarios, tanto en local como vía remota, con otras gafas conectadas, o en su defecto en un simple monitor o pantalla. Mediante la proyección de la información holográfica se puede guiar la intervención y ganar precisión, acortando tiempo y riesgos quirúrgicos.

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón, a través de su Fundación de Investigación Biomédica y la Unidad de Tumores Musculoesqueléticos, junto a la empresa española Exovite, ha desarrollado este proyecto, pionero a nivel mundial, que ha permitido que las gafas de realidad mixta HoloLens de Microsoft se hayan utilizado en una cirugía real. Gracias a este desarrollo, conocido como HoloSurg, se ha implementado en las gafas de realidad mixta de Microsoft un sistema de paneles interactivos que permiten acceder, consultar y manipular toda la información clínica del paciente.

Apuesta por las últimas tecnologías
Las gafas son un dispositivo sin cables, con wifi, altavoces con sonido 3D, microprocesador de alto rendimiento, 64 gigas de memoria, cámara, acelerómetro, giroscopio, luz ambiental, rastreo mediante mirada y conexión entre dispositivos.

Tanto el Hospital Gregorio Marañón como Exovite continúan trabajando para aprovechar la capacidad de registro y posicionamiento de las gafas para guiar procedimientos quirúrgicos, identificando instrumental y puntos exactos de la anatomía del paciente.

A corto-medio plazo tanto la impresión 3D como los sistemas holográficos serán habituales en las intervenciones quirúrgicas. El Hospital Gregorio Marañón se ha convertido en un referente en usos traslacionales de esta tecnología gracias al desarrollo e innovación de aplicaciones en la práctica real, fieles al concepto de medicina personalizada y de precisión.