Inicio ASP La dermatoscopia aumenta hasta un 25% la precisión diagnóstica del melanoma y...

La dermatoscopia aumenta hasta un 25% la precisión diagnóstica del melanoma y reduce un 40% las biopsias

Compartir

La aplicación de la dermatoscopia por médicos entrenados incrementa la precisión diagnóstica del melanoma entre el 20-25%, así como la de otras lesiones pigmentadas (melanocíticas y no melanocíticas), llegándose a producir una disminución de la ejecución de biopsias diagnósticas de hasta el 40%. Esta técnica diagnóstica ha sido protagonista en las III Jornadas en Dermatología para Atención Primaria de la Sociedad Española de Médicos Generales de Familia (SEMG).

La dermatoscopia es “una técnica perfectamente asumible por el médico de familia y que le supone un apoyo excelente para alcanzar los objetivos de diagnosticar precozmente el cáncer cutáneo”, según el Dr. Juan Jurado, responsable de Dermatología de la SEMG

El responsable del Grupo de Trabajo de Dermatología de la citada sociedad médica y uno de los organizadores, el Dr. Juan Jurado, señala que la dermatoscopia es “una técnica perfectamente asumible por el médico de familia y que le supone un apoyo excelente para alcanzar los objetivos de diagnosticar precozmente el cáncer cutáneo”. Es por ello que desde la SEMG se apuesta por la formación de los médicos de familia en dermatoscopia, dado que son numerosos los beneficios que esta técnica diagnóstica puede aportar en el primer nivel asistencial.

Por ejemplo, permite al observador establecer una lógica en el diagnóstico diferencial, diferenciar las lesiones benignas de la piel de las malignas, mejorar la precisión diagnóstica, evitar biopsias innecesarias y localizar los puntos sospechosos dentro de una lesión grande. Así mismo, la utilización de la dermatoscopia en los centros de salud permitiría transmitir confianza y tranquilidad a los pacientes en los que se puede descartar la sospecha de malignidad.

Entre sus ventajas destaca que permite al observador diferenciar las lesiones benignas de la piel de las malignas, mejorar la precisión diagnóstica, evitar biopsias innecesarias y localizar los puntos sospechosos dentro de una lesión grande

La inversión en un dermatoscopio ‘de bolsillo’ y el entrenamiento profesional con expertos son hechos de alta rentabilidad sanitaria, esto sin contar con la trascendencia que supone el llevar a cabo un diagnóstico precoz del melanoma”, según Jurado.

Eso sí, el responsable del Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG advierte de que la ventaja de utilizar la dermatoscopia “dependerá en gran medida de la experiencia basada en la formación correcta, desapareciendo cuando ésta es desarrollada por profesionales no entrenados”. Por ello, se ha dedicado una parte importante a los métodos diagnósticos en Dermatología en el primer nivel asistencial dentro de las III Jornadas en Dermatología para Atención Primaria clausuradas hoy por el presidente de la SEMG, Antonio Fernández-Pro Ledesma.

Técnica no invasiva
La dermatoscopia es una técnica de examen clínico in vivo no invasiva, que utiliza un sistema de magnificación con luz incidente fundamentalmente polarizada. Esto permite observar la epidermis y la dermis superficial y sus alteraciones, gracias a la eliminación de la luz difusa originada en el estrato córneo.

Su uso permite observar un amplio abanico de estructuras cutáneas, matices y características morfológicas no visibles con la iluminación ordinaria y que ayudará a facilitar el diagnóstico clínico de prácticamente todas las lesiones pigmentadas de la piel, incluyéndose de forma fundamental el melanoma y otros cánceres cutáneos.

Repaso de patologías más frecuentes
Además de los métodos diagnósticos en Dermatología para Atención Primaria, las III Jornadas en Dermatología han desarrollado de la mano de expertos temas relacionados con el abordaje, manejo y derivación de los pacientes con psoriasis leve-moderada, acné, neoplasias cutáneas o dermatitis atópica. En esta actividad también han destacado las ponencias y talleres dedicadas al cuidado de la piel de los pacientes oncológicos, al eczema crónico de manos y a la hidradenitis supurativa.