Inicio ASP Estudio RESA: el sistema de notificación anónima de eventos adversos implanta medidas...

Estudio RESA: el sistema de notificación anónima de eventos adversos implanta medidas que evitan la repetición de problemas futuros

El_salario_medio_de_un_médico

Seis son las ediciones que el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) ha presentado ya del Estudio RESA, una publicación ya, más que consolidada y, que pone de manifiesto, la representatividad cada vez más creciente que la sanidad privada tiene en España.

A través de 61 indicadores, este año se ha medido esa representatividad, indicadores que han analizado parámetros como la accesibilidad, eficiencia,  resolución asistencial, calidad y seguridad del paciente del sector sanitario privado español.

Con datos de 284 centros (+ 98 de reproducción asistida), representa un crecimiento  significativo en cuanto al número de centros, y es que se incrementó en un 70% desde la primera edición del informe, en el año 2012, lo que ensalza la alta y considerable presencia de la sanidad privada española.

En el apartado de políticas y procedimientos implantados de seguridad del paciente, que pertenecen al parámetro de la calidad y seguridad del paciente, como indica el Estudio RESA, “viene evaluando el grado de implantación de cinco de las buenas prácticas más importantes que se recomiendan internacionalmente en todos los centros sanitarios”, y que son las siguientes:

  1. Protocolo de higiene de manos.
  2. Protocolo de evaluación del riesgo de úlceras por presión al ingreso.
  3. Protocolo de identificación de problemas relacionados con la medicación.
  4. Sistema de notificación anónima de eventos adversos.
  5. Protocolo de cirugía segura “Check list”.

Dentro de las políticas de calidad y seguridad del paciente”,  como recoge el Estudio RESA, “los sistemas de notificación de eventos adversos son una de las prácticas sanitarias más útiles para el análisis y corrección de las causas que los producen”.

El sistema de notificación anónima de eventos adversos, cuyo “análisis permite implantar medidas que eviten la repetición del problema en el futuro”, deben entenderse como que “son sistemas de registro anónimos” mediante ellos “los profesionales sanitarios pueden notificar cualquier incidencia que dentro de la asistencia sanitaria prestada al paciente haya generado un evento adverso o el riesgo de producirlo”.

Si ya fue positiva la evaluación de este indicador, con 100 hospitales en los que estaba incorporado en el año 2015, en este año 2016 de nuevo ha sido muy buena, y es que se han incorporado siete nuevos centros hospitalarios.

..Redacción

Compartir