Inicio ASP Manuel Vilches: “Evitaremos el fraude gracias a la receta electrónica privada”

Manuel Vilches: “Evitaremos el fraude gracias a la receta electrónica privada”

..Cristina Cebrián

La implantación de la receta electrónica privada trae consigo una serie de cambios favorables para el sector, no sólo para facultativos y farmacéuticos sino también para los pacientes. La mejora que trae consigo esta transformación digital es algo que destacaron tanto Manuel Vilches, director general de la Fundación Idis y Óscar Ortega, director gerente de Tedifarma (Grupo Cofares), durante el coloquio El valor de la Receta Electrónica Privada para el SNS y los pacientes, organizado por iSanidad y moderado por Luis de palacio, presidente de Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE).

El Dr. Vilches considera que para los pacientes va a ser “muchísimo más cómodo y versátil” retirar el medicamento, ya que se aliviará el exceso de burocratización de la consulta médica. Además, añadió que “se va a liberar tiempo en la consulta porque no va a hacer falta tener que volver sino que se van a poner los tratamientos de larga duración. También será más fácil activar o reactivar esa receta sin necesidad de que el paciente tenga que desplazarse a la consulta. Intentaremos que todo esto al final se integre dentro de la historia clínica interoperable”.

El objetivo de este sistema de receta electrónica privada es aunar en un mismo ámbito de actuación el historial de medicamentos junto con las prescripciones del paciente. El director general de la Fundación IDIS explica que también se conocerá el nivel de adherencia al tratamiento gracias a la interoperabilidad del modelo. “Vamos a conocer que el tratamiento se ha dispensado, veremos una mejora en la trazabilidad y farmacovigilancia” y añade que  “realmente vamos a saber cuántos medicamentos gastamos, cuantos se dispensan y quién y cómo los dispensa”.

Con la receta electrónica privada se aliviará el exceso de burocratización de la consulta médica

Este sistema también propicia un avance que para el Dr. Vilches resulta fundamental y no es otro que evitar el fraude. “En el ámbito de las recetas también se da el fraude, la falsificación y la fotocopia de la receta en papel. Pero esto es algo que aquí no va a ser posible realizar. Esto se obvia y se evita al cien por cien”, aclara.

Óscar Ortega (Tedifarma, Grupo Cofares): “El objetivo de este proyecto es que sea una única receta electrónica privada”.

Ahora mismo tenemos 21 recetas electrónicas distintas a nivel nacional y es algo que no tiene sentido. Hemos invertido en 21 desarrollos distintos y ahora estamos invirtiendo en hacer otros 21 de receta interoperable”, explica el director de Tedifarma. El propósito es por tanto unificar en una sola receta todos los desarrollos para que se puedan comunicar entre sí. Organizar todos estos datos y hacer que su manejo resulte sencillo es una tarea complicada pero Ortega señala que “la clave del éxito de este proceso para minimizar costes y aumentar la productividad es que sea una única receta electrónica. Para la farmacia es lo mismo, nosotros nos encargaremos de todo ya que desde Farmanager tenemos mucha experiencia a la hora de hacer recetas electrónicas y también con los software de gestión”.

Óscar Ortega: La clave del éxito de este proceso para minimizar costes y aumentar la productividad es que sea una única receta electrónica

A través de programas de gestión se aplicarán todos los desarrollos a los que hace referencia Óscar Ortega y así se podrá comunicar toda la información a un órgano central donde se devolverán las prescripciones al paciente. “Para la farmacia este proceso tiene que ser transparente y de eso nos encargaremos nosotros. Hay que aprovechar lo que ya conocemos y comenzar con nuevas tecnologías, por ejemplo para tenerlo a través del móvil”.

Ortega comentó que el 90% de los españoles utilizan el móvil para navegar por internet y para acceder a las aplicaciones digitales, por lo que considera que este es el salto que hay que dar en este proceso, “pero de forma natural, sin coste para la farmacia ni para el paciente”, concluye.