Inicio ASP ENS: Aumenta la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular y otras enfermedades...

ENS: Aumenta la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular y otras enfermedades crónicas

riesgo-cardiovascular-en-jóvenes

..Flor Cid.
Según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2017, recientemente publicada por el Ministerio de Sanidad, el 74% de la población (77,8% hombres y 70,4% mujeres), siente que su estado de salud es bueno o muy bueno. El envejecimiento poblacional con el incremento de la esperanza de vida no han implicado ningún cambio al respecto de esta creencia positiva durante las últimas tres décadas. Esta buena percepción es especialmente destacable en la franja de edad comprendida entre los 65 y los 74 años.

El 74% de la población siente que su estado de salud es bueno o muy bueno.

Se trata de una investigación periódica que este año cumple 30 años y que se lleva a cabo en los hogares para conocer el estado de salud de la población española, así como sus factores determinantes, el uso de los servicios sanitarios y el impacto de la aplicación de las políticas sanitarias en la evolución de los indicadores de salud. Recoge datos de 29.195 personas (23.089 con 15 y más años; y 6.106 entre 0 y 14 años). El trabajo se define como «una de las principales fuentes de información para la planificación, la evaluación y la investigación en salud».

Se trata de una investigación periódica que este año cumple 30 años y que se lleva a cabo en los hogares para conocer el estado de salud de la población española

Crece la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular y de enfermedades crónicas
Por su parte, los problemas crónicos influyen de una forma notablemente más negativa en las mujeres, que derivan en un mayor uso de servicios. En cambio, éstas tienen resultados más positivos en lo que respecta a estilos de vida, fundamentalmente en tabaco, alcohol y sobrepeso. Superada la barrera de los 85 años, estas diferencias se igualan. De los resultados de la encuesta también cabe destacar el incremento de la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular y de enfermedades crónicas tales como la hipertensión arterial (19,8%), el colesterol alto (17,9%), la obesidad (17,4%) y la diabetes (7,8%).

El 17% de las personas adultas padecen obesidad
De los resultados del sondeo se desprende que hasta el 17% de las personas adultas padecen obesidad, una problemática que se ha incrementado en 10 puntos porcentuales en los últimos 30 años. Esta situación afecta más a las clases menos favorecidas, sobre todo en el caso de las mujeres.

En lo que respecta al consumo de tabaco y alcohol, éste se ha reducido, y el número de fumadores se sitúa en la cifra más baja de las tres últimas décadas, con un 22%. En el caso del alcohol, hasta el 36,5% de los adultos son consumidores habituales de bebidas alcohólicas, el doble de hombres (49%) que de mujeres (24,6%). Uno de cada 10 hombres de entre 15 y 34 años tiene un consumo intensivo mensual de alcohol, y uno de cada 20 lo hace con una periodicidad semanal.

En lo que respecta al consumo de tabaco y alcohol, éste se ha reducido, y el número de fumadores se sitúa en la cifra más baja de las tres últimas décadas, con un 22%

Aumenta la lactancia materna y el consumo de fruta
Se observa un incremento de la lactancia materna y del consumo de fruta, hechos que apntan a una mejora en la alimentación, pero que invitan a seguir progresando, también en el consumo de verduras. Sin embargo, el sedentarismo sigue acaparando a un elevado porcentaje poblacional, donde hasta el 37,8% de los mayores de 15 años no realizan ninguna actividad física durante su tiempo libre. En este sentido, las mujeres son más sedentarias que los hombres, con un 41,9% frente al 33,5%.

Hasta el 37,8% de los mayores de 15 años no realizan ninguna actividad física durante su tiempo libre

Por su parte, crece el número de personas que superan los 65 años y tienen dificultades para realizar las tareas del hogar (dependencia funcional), del 47% al 52%. Además, el uso de los servicios sanitarios ha ido creciendo y se encuetra estable o en ligero descenso entre 2003 y 2011, en lo que se refiere a consultas y hospitalización.

La población está cada vez más concienciada con la prevención
Un hecho destacable es que la población se conciencia cada vez más en materia de prevención y realización de prácticas preventivas, tales como el control de la tensión arterial, del colesterol y la glucemia, la detección precoz del cáncer de mama, cuello de útero y colon.