Inicio ASP El modelo de organización de las terapias avanzadas distancia a las comunidades

El modelo de organización de las terapias avanzadas distancia a las comunidades

..Juan Pablo Ramírez.
Las comunidades autónomas han aprobado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud una primera versión del plan de terapias avanzadas. Existe aún un punto que distancia a las comunidades autónomas: el modelo que permitirá articular la administración de estos tratamientos, entre ellos se encuentran las CART para la leucemia linfoblástica aguda y linfoma B de células grandes.

El objetivo del plan radica en la «introducción programada, controlada y planificada» de estas terapias para «garantizar la igualdad de acceso a todos los ciudadanos», argumentó la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. Los grupos de trabajo deberán decidir ahora los centros de referencia en cada comunidad autónoma que se encargarán de administrar este tipo de terapias. El sistema previsto por el Ministerio de Sanidad que prevé utilizar la red de centros, servicios y unidades de referencia (CSUR) no gusta a la Comunidad de Madrid.

Ruiz Escudero advirtió de que el modelo de CSUR no es el sistema más adecuado para las terapias CART

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, advirtió de que no es el sistema más adecuado. Ruiz Escudero expuso dos argumentos. El primero es el tiempo necesario para la acreditación de un CSUR, «un proceso que lleva entre 12 y 18 meses». En el segundo hizo referencia a la cuestión de la financiación. «Las comunidades autónomas reciben entre el 40% y el 50% de los tratamientos», añadió.

En el caso de las terapias CART, ya aprobadas por la Agencia Europa del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), el coste podría ascender a los 300.000 euros, a la espera de que se fije el precio-reembolso definitivo. A esta cantidad habría que fijar otros 150.000 euros por la hospitalización del paciente, ya que en la mayoría de los casos requiere su ingreso en la UCI. Ruiz Escudero insistió en el establecimiento de una red especializada por tratamientos. El plan de terapias avanzadas se ha puesto en marcha a raíz de la aprobación de las terapias CART en Europa, pero incluirá otros tratamientos innovadores de alto impacto económico. «Que una unidadd esté autorizada para administrar una terapia no significa que esté autorizada para otra terapia nueva», explicó el consejero madrileño.

Del Busto: «Tenemos que trabajar con la industria farmacéutica en coste-efectividad, compartir riesgos. Paciente curado, tratamiento que se paga»

El consejero asturiano, Francisco del Busto, abogó por la utilización de la red de CSUR para tratar a los pacientes que requieran estos tratamientos y por la recuperación de los fondos de cohesión y de garantía asistencial para que las comunidades con centros de referencia puedan recibir el montante de cada intervención a ciudadanos procedentes de otra región. De momento, las comunidades tendrá que adquirir estos tratamientos que fabrican Novartis y Gilead, a la espera de los CART académica «que tardarán un tiempo porque tienen que pasar por los filtros de la EMA», admitió el titular de la Sanidad asturiana.

Del Busto apostó por avanzar en fórmulas de colaboración público-privada, en concreto, solicitó la aplicación de fórmulas de riesgo compartido. «Tenemos que trabajar con la industria farmacéutica en coste-efectividad, compartir riesgos. Paciente tratado, paciente curado, tratamiento que se paga», señaló.

El impacto económico de estos tratamientos llevó a diferentes consejeros a plantear otra vez la cuestión de la financiación autonómica y sanitaria. En concreto, el consejero gallego, Jesús Vázquez Almuíña, desveló que ha remitido una carta a la consejera para solicitar dos interterritoriales monográficos, uno sobre esta cuestión y otro sobre el déficit de profesionales. En el último caso, Vázquez Almuíña lamentó que ya «se habían puesto en marcha los grupos de trabajo» que había «iniciativas que se podían haber empezado a desarrollar».