Inicio ASP Con filosofía, y mucha, al Ministerio de Sanidad

Con filosofía, y mucha, al Ministerio de Sanidad

con filosofía

..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
La inteligencia y el humor son un signo de buena salud mental. La situación del sistema sanitario hay que tomársela con filosofía y en clave de humor, a estas alturas no cabe otra. El Ministerio ahora está dirigido por el filósofo Salvador Illa, que parece tiene poca experiencia trabajando en el sistema sanitario. Hay asociaciones, sociedades fundaciones que afirman que no es “determinante” ese conocimiento previo. Seguramente es verdad, pero lo es también que ayudaría.

Salvador Illa debería venir con filosofía y algo mas porque la historia reciente no le muestra grandes ejemplos que seguir

Hay una broma que circula por las redes, una carta dirigida al nuevo ministro. Está escrita y firmada por un médico de Málaga. Aunque no se tiene constancia de su veracidad, sí que es cierto lo que dice: “Los pacientes, por ejemplo, se toman las listas de espera con mucha filosofía. Los médicos nos tomamos con filosofía la falta de sustitutos. Las enfermeras se toman con filosofía sus indecentes contratos. Las auxiliares se toman con filosofía que les arrojen orina. Los administrativos se toman con filosofía que les echen la culpa de la demora del médico. Y los celadores se toman con filosofía su escaso reconocimiento profesional”. Así, concluye que asegurando que “otro filósofo más en la Empresa para arreglar el asunto, será siempre bienvenido”.

Con cierto humor se expresa diciendo “Y cuando te vengas abajo, cuando creas que todo se desmorona y que lo estás haciendo fatal, piensa que es imposible quedar peor que algunas lumbreras que te precedieron en el Ministerio”. No hay que preocuparse por los colores, estas “lumbreras” están en los dos bandos políticos.

Mejor no compararse con los pasados ministros, lo mejor es, simplemente no echarles de menos

No se trata ahora de hacer cuentas de lo que hicieron Carcedo, Montserrat, Alfonso Alonso, Ana Mato o Leire Pajín. Lo ideal es hacer ver que la gestión heredada se puede mejorar porque empeorarla es difícil. Tiempo al tiempo porque ya lo dice el refrán “bueno te harán los que vendrán”. Esperemos no echar de menos a ninguno de esa larga lista de ministros que han pasado por el Ministerio en los últimos 10 años.

Artículos relacionados