Inicio ASP Dra. Virginia González: “Un médico recibirá entre 5 y 10 reclamaciones a...

Dra. Virginia González: “Un médico recibirá entre 5 y 10 reclamaciones a lo largo de su carrera”

médico reclamaciones

..Redacción.
La Dra. Virginia González es pediatra y perito médico en Centro de Salud La Marazuela de Las Rozas. El médico está sufriendo un incremento de reclamaciones alarmante, sobre todo en las especialidades de Atención Primaria y Pediatría. La Dra. González ha atendido a iSanidad porque parece que el médico no está preparado todavía y la medicina defensiva no es la solución.

Parece que el médico que nunca han recibido una reclamación ya asume que algún día llegará el momento, ¿la sociedad ha puesto el listón muy bajo?
Lamentablemente lo que dices es cierto. Se estima que hoy en día un médico recibirá entre 5 y 10 reclamaciones a lo largo de su carrera. Es imposible no pensarlo. Y es imposible, no por el rendimiento del profesional sanitario, sino porque entran en juego variables que éste no llega a controlar. Variables administrativas, de protección de datos, de gestión y custodia de consentimientos informados, historias clínicas… Coyunturas para las que el médico no ha sido preparado.

El médico está sufriendo un aumento de reclamaciones y es imposible no tenerlo en la cabeza cuando se trabaja

¿Esto qué supone para el día a día del profesional?
¿Qué hacemos? ¿Nos conformamos con esta situación o actuamos? A estas alturas creo que la manera de actuar se centra en dos acciones: prevención y previsión. Es cierto que los profesionales sanitarios nunca dejamos de aprender; esto lo llevamos escuchando muchas décadas, sin embargo, no sé si por la situación reclamatoria actual o por el contexto de multidisciplinariedad de los profesionales en general, el facultativo debe aprender aspectos no asistenciales. Es cierto que como perito veo casos de todas las especialidades, pero concretamente la mía, Pediatría (tanto hospitalaria como en Atención Primaria), junto con Medicina de Familia, se encuentran en el “ojo del huracán” en este momento.

Pediatría (tanto hospitalaria como en Atención Primaria) y Medicina de Familia se encuentran en el “ojo del huracán” en este momento

¿Qué quiere decir?
Estas especialidades son, en muchas ocasiones, la puerta de entrada del paciente al sistema sanitario. Somos el filtro por el que canalizar, al menos en la sanidad pública, las dolencias de toda la población, tanto de niños como de adultos. Suena duro pero es así, de ahí el concepto de multidisciplinariedad que comentaba antes. La cantidad de pacientes que atendemos, la presión, el tiempo limitado, la necesidad del paciente de recibir información inmediata… son variables que sin duda exponen sobre manera a estas especialidades.

La presión asistencial expone especialmente al Pediatra y al médico de Medicina de Familia

¿Se han invertido en cierto modo los papeles? ¿Es esta la “enfermedad” del médico?
Sin duda, es una magnífica manera de definirlo. Se trata de una enfermedad grave, que no remite. Afecta de manera rotunda a nuestra Medicina, aumenta la inseguridad en el profesional sanitario, inseguridad que se traslada a la consulta, al hospital, a la mesa de operaciones… Provoca que el médico, por ejemplo, ejerza la llamada “medicina defensiva”, es decir, prescriba por encima de lo que su paciente realmente necesita, tratando de evitar, erróneamente, un posible error que derive en una reclamación, y lo que hace es cometer otro.

La medicina defensiva viene como consecuencia de tratar de evitar un error

Pero esto en España no se veía hace unos años…
Porque esta situación no nace en nuestro país, es una práctica anglosajona heredada, sobre todo estadounidense. La cultura de la medicina privada, que está ampliamente instaurada allí, hace que el paciente, mejor dicho, cliente, entienda la atención sanitaria como un servicio comercial, por lo que, si el camarero me sirve la comida fría, no le dejo propina, y si un médico comete un error, ahí estoy yo para reclamar.

¿Con quién está asegurada usted?
Con Uniteco. Es imposible conocer la totalidad de lo que ofrecen todos los seguros del mercado, comparar precios, coberturas… No sé el resto de mis compañeros, pero yo no tengo ese tiempo entre el trabajo y mi familia. Desde el principio he estado con Uniteco; lo contraté por recomendación de mis compañeros y el trato y el servicio han sido magníficos siempre. Se dice que un seguro se contrata para no usarlo, pero yo el de RC sí lo he usado; he llamado varias veces a los servicios jurídicos del seguro, el despacho de abogados DS Legal Group, porque me han surgido dudas sobre protección de datos o con el consentimiento informado, y siempre me han resuelto todas mis preguntas. No solo están cuando pasa algo, y eso me da mucha tranquilidad.

Artículos relacionados