Profesionales sanitarias víctimas de violencia de género no están solas en La Paz

violencia-genero-la-paz-filiberto-chilua

..Gema Maldonado.
La violencia machista está presente en toda la sociedad. También encuentra sus víctimas entre las profesionales sanitarias. Según el sistema de seguimiento integral de Violencia de Género, a fecha de 31 de diciembre de 2019 se registraban 578.000 casos en toda España. Estos y otros datos, así como su propia experiencia como abogado y jefe de la Servicio de Asesoría Jurídica del Hospital La Paz, llevó a Filiberto Chulia a plantearse cómo ayudar a las profesionales sanitarias de su hospital que pudieran estar pasando por esta situación y, de esta idea, surgió la puesta en marcha de la primera Unidad de Atención a las profesionales víctimas de violencia de género.

«Hemos tenido casos de profesionales del sistema sanitario que han venido ya desesperadas porque no encontraban otra vía»

«Hemos tenido casos de profesionales del sistema sanitario que han venido ya desesperadas porque no encontraban otra vía», explica el impulsor de la unidad. Y es que, tal y como explica el jurista, este tipo de violencia «tiene unos componentes muy complejos» y mujeres «universitarias, con un nivel cultural que en otras circunstancias se enfrentan perfectamente a la vida» no saben dónde acudir «debido al choque emocional que supone, se genera un bloqueo emocional en la víctima».

La-Paz

El informe sobre el impacto de la violencia de género en España elaborado por el Ministerio de Igualdad en 2016 utilizaba datos de una macroencuesta sobre este tipo de violencia realizada un año antes, que mostraba que el 16% de las mujeres con estudios universitarios que habían sido encuestadas declaraban haber sufrido algún tipo de violencia de género en el último años. «Por mi experiencia y por los estudios publicados, la violencia machista afecta a todas las clases sociales y categorías. Es un fenómeno que tiene muchas facetas. No son solo víctimas las mujeres vulnerables económica o culturalmente», señala el jefe de la Unidad de Atención a estas víctimas en La Paz.

La unidad de violencia de género de La Paz se propone «escuchar activamente, acompañarlas y asesorarlas acerca de todos los recursos disponibles»

En estas circunstancias, explica el abogado, «nos han llegado casos de enfermeras y médicas con mucha timidez, también porque no era una unidad específica, a nosotros nos conocen como asesores de diferentes materias jurídicas». Chulia siempre se quedaba «con una sensación de que podríamos ayudar mejor a profesionales que no han tenido el arrojo de acercarse». Así que indagó en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y se dio cuenta de que «en este aspecto de cuidado hacia nuestras profesionales, no había nada». De esta forma desarrolló «la primera unidad de estas características en el SNS».

Por el momento, la Unidad de Atención no cuenta con recursos extra más allá de los propios del Servicio de Asesoría Jurídica del Hospital La Paz, pero su objetivo es claro. «Queremos tener una unidad abierta de manera confidencial y respetuosa a todas las profesionales que sientan la necesidad de comunicar su problema para ser orientadas. Nuestra misión es escuchar activamente, acompañarlas, en la medida que quieran, y asesorarlas acerca de todos los recursos que tiene el sistema ante esta situación», explica Filiberto Chilua.

«Estas profesionales sanitarias van a rendir menos, van a estar más despistadas y debemos informarles de los derechos»

En el caso concreto de esta unidad, también tienen en cuenta cómo puede afectarles en su labor diaria, ya que «el maltrato tiene repercusión en su vida profesional», señala. «Van a rendir menos, van a estar más despistadas. Debemos informarles de los derechos que tienen, como cambios de turnos de trabajo o disponer de un entorno más seguro», explica el jurista.

Ya sea a través de atención presencial por las mañanas, por teléfono o por correo electrónico, las profesionales de La Paz que puedan estar pasando por esta situación pueden comunicarse con la Unidad de Atención a víctimas de violencia de género, ubicada en el edificio del Hospital General. Hasta ahora, acogida de esta iniciativa entre las trabajadoras del centro ha sido muy buena, según explica Filiberto Chilua. «Estamos comprobando que efectivamente había una necesidad que no estaba cubierta».

Noticias relacionadas: 

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en