Inicio ASP Dra. Ana Lluch: “El reto actual es poder individualizar el tratamiento...

Dra. Ana Lluch: “El reto actual es poder individualizar el tratamiento para cada paciente”

individualizar-tratamiento-paciente

..Redacción.
La jefa del Servicio de Oncología Médica y Hematología del Hospital Clínico de Valencia, la Dra. Ana Lluch, explica en esta entrevista para el Anuario de iSanidad, con la colaboración de Novartis, los últimos avances en el tratamiento del cáncer de mama. “El reto actual es poder individualizar el tratamiento para cada paciente”, señala la especialista. Uno de los avances ha sido el screening de población que ha permitido mejorar el diagnóstico precoz de la enfermedad. Esta medida implementada en todas las comunidades autónomas ha tenido un impacto significativo en la supervivencia de las pacientes. La genética ha jugado también un papel destacado. «Nos han permitido conocer mejor los mecanismos implicados en la aparición del cáncer y con ello poder detectarlo precozmente», añade la Dra. Lluch

El número de nuevos diagnósticos de cáncer de mama parece que aumenta cada año, siendo el que más afecta a las mujeres. ¿Este aumento es real o lo que ocurre es que hay más nuevos diagnósticos gracias a la mejora en las pruebas de detección precoz?
El incremento en la incidencia de cáncer de mama en los últimos años es debido principalmente al envejecimiento de la población y a las técnicas de detección precoz (screening). Aunque la incidencia en España de cáncer de mama sigue siendo menor que en otros países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Francia y Suiza. En los últimos años los avances médicos y el aumento de la calidad de vida han conllevado un aumento de la esperanza de vida, que en España se sitúa en torno a los 82 años y es de los más elevados de todo el mundo.

En el caso del cáncer de mama, el screening con mamografía ha supuesto un aumento en los datos de incidencia de cáncer

Este envejecimiento poblacional genera una disminución en los mecanismos de reparación celular y una acumulación de factores de riesgo pudiendo conducir a la formación de tumores de mama. En el caso de las técnicas de detección precoz del cáncer el mecanismo es diferente, dado que lo que conseguimos es detectar la enfermedad en estadios iniciales. En el caso del cáncer de mama, el screening con mamografía ha supuesto un aumento en los datos de incidencia de cáncer, pero dado que se diagnostica en etapas tempranas esto ha resultado en una disminución de la mortalidad por cáncer de mama en las mujeres españolas.

Las campañas de detección precoz están especialmente dirigidas a mujeres, pero ¿qué pasa con los hombres? ¿Habría que incluirlos o hacer otro tipo de screening con la población masculina?
El cáncer de mama en varones es una situación poco frecuente (sólo un 0,5-1% de los cánceres de mama diagnosticados ocurren en varones), y no se ha demostrado que el screening con mamografía tenga beneficios en la supervivencia en esta población. Con ánimo de ahondar más en el conocimiento sobre esta patología, desde el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), se está llevando a cabo un proyecto: Estudio observacional retrospectivo de evolución de casos de cáncer de mama en el varón y evaluación del riesgo de recidiva mediante secuenciación genética”.

El cáncer de mama en varones es una situación poco frecuente, sólo un 0,5-1% de los cánceres de mama diagnosticados ocurren en varones

Con este proyecto se quiere recoger de forma retrospectiva datos descriptivos sobre las características clínicas, antecedentes personales, antecedentes oncológicos familiares, tratamientos realizados y seguimiento de estos pacientes, y se pretende analizar y caracterizar biológica y molecularmente el cáncer de mama en el varón. Esta investigación pretende ayudarnos a comprender mejor el cáncer de mama en el varón, buscar nuevos tratamientos dirigidos para cada tipo de tumor o generar futuras hipótesis de estudio. En este proyecto participan 53 centros hospitalarios asociados a GEICAM, entre ellos el Hospital Clínico Universitario de Valencia.

¿Qué han supuesto los avances en genética en la detección precoz del cáncer mamaria? Ahora es incluso posible que gracias a ellos se puedan evitar en algunos casos.
El cáncer de mama es una enfermedad compleja que aparece tras la proliferación anormal y desorganizada de las células que componen el tejido mamario. Aparece tras múltiples alteraciones en la función y estructura de los genes de las células afectadas. Los distintos procesos moleculares que se asocian con la formación y progresión tumoral son: activación de oncogenes, inactivación de genes supresores, alteraciones en los genes relacionados con la muerte celular programada, etc.

Todos los avances en la genética y biología molecular del cáncer nos han permitido conocer mejor los mecanismos implicados

Todos los avances en la genética y biología molecular del cáncer nos han permitido conocer mejor los mecanismos implicados en la aparición del cáncer y con ello poder detectarlo precozmente e incluso poder prevenir su aparición en muchos casos (como, por ejemplo, en las pacientes con mutaciones en los genes BRCA donde podemos hacer una prevención primaria para evitar la aparición de cáncer).

¿Qué importancia está teniendo la creación de las Unidades de Mama interdisciplinarias tanto en la sanidad pública como en la privada?
En mi opinión es imprescindible la existencia de Unidades de Mama multidisciplinarias así como comités de tumores multidisciplinares. El tratamiento del cáncer de mama es un tratamiento en el que están implicadas distintas especialidades: cirujanos, anatomopatólogos, radiólogos, ginecólogos, radioterapeutas, y nosotros los oncólogos. Por ello es imprescindible que exista una relación laboral estrecha entre las distintas especialidades con la finalidad de poder proporcionar a las pacientes el mejor diagnóstico y tratamiento de una forma individualizada.

En mi opinión es imprescindible la existencia de Unidades de Mama multidisciplinarias así como comités de tumores multidisciplinares

A cada cáncer de mama hay que ponerle un “apellido”. ¿Qué supone esto en cuanto al tratamiento a aplicar?
Conocer “el apellido” del tumor significa conocer aquellas características que diferencian cada tumor de mama. Este conocimiento nos está permitiendo que en los últimos años podamos seleccionar a aquellas pacientes que más se beneficiarán de una terapia determinada. Antiguamente tratábamos a todas las pacientes que tenían cáncer de mama con los mismos fármacos. Pero a día de hoy y gracias al conocimiento de las vías moleculares y genéticas tumorales podemos ofrecer a nuestras pacientes nuevos fármacos dirigidos hacia dianas moleculares que expresa su tumor. El reto actual es poder individualizar el tratamiento para cada paciente.

¿Cuáles han sido los avances más importantes en el tratamiento del cáncer de mama en los últimos años?
En los últimos años estamos asistiendo a un progreso muy importante en la comprensión de los mecanismos biológicos y moleculares del cáncer de mama y en su tratamiento. Todos los avances en la investigación de los últimos años nos están permitiendo conocer más acerca de la biología y las bases moleculares del cáncer de mama, lo que a su vez nos está permitiendo identificar nuevas dianas terapéuticas y unos enfoques terapéuticos más selectivos para nuestras pacientes.

Gracias al conocimiento de las vías moleculares y genéticas tumorales podemos ofrecer a nuestras pacientes nuevos fármacos dirigidos hacia dianas moleculares que expresa su tumor. El reto actual es poder individualizar el tratamiento para cada paciente.

Esto nos está llevando a seleccionar a aquellas pacientes que más se benefician de una terapia determinada, pudiendo ofrecer a nuestras pacientes nuevos fármacos dirigidos hacia las dianas moleculares que expresa su tumor. Entre ellos están la inmunoterapia y los inhibidores de ciclinas. La base de la inmunoterapia consiste en estimular el propio sistema inmune para atacar a las células tumorales y se están consiguiendo resultados espectaculares en múltiples tumores, entre ellos el cáncer de mama perfil triple negativo.

En julio de este mismo año, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendó el uso de atezolizumab en combinación con quimioterapia para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama triple negativo irresecable localmente avanzado o metastásico cuyos tumores expresan PD-L1. Atezolizumab es un anticuerpo que se une a la proteína PD-L1 y activa la respuesta inmune antitumoral. Recientemente ha tenido lugar el Congreso de la Sociedad Europea de Oncologia Médica (ESMO) en Barcelona, donde se han presentado los datos de estudio Keynote-522. Este estudio demuestra también el beneficio de asociar inmunoterapia (pembrolizumab) a la quimioterapia en estadios iniciales del cáncer de mama triple negativo.

Con la inmunoterapia se están consiguiendo resultados espectaculares en múltiples tumores, entre ellos el cáncer de mama perfil triple negativo

Con respecto a los inhibidores de ciclinas, estos son fármacos cuyo mecanismo de acción consiste en inhibir el ciclo celular. Entre los inhibidores de ciclinas nos encontramos tres fármacos: el palbociclib, el ribociclib y el abemaciclib. Los inhibidores de ciclinas han supuesto una revolución en el cáncer de mama hormonodependiente avanzado, con importantes aumentos en la supervivencia de nuestras pacientes. Y ahora se está investigando su papel, dentro de ensayos clínicos, en el cáncer de mama localizado.

Es un cáncer que afecta mucho a la autoestima de las mujeres, ¿considera que la participación del psicooncólogo es fundamental y que debe incluir a paciente y entorno?
El papel del psicooncólogo es fundamental cuando una paciente es diagnosticada de cáncer de mama. El objetivo del psicooncólogo es mejorar la calidad de vida tanto de la paciente con cáncer de mama, como de sus familiares, y a su vez facilitar y promocionar la adaptación psicoemocional a la enfermedad que afecta a todas las áreas de su funcionamiento y de su vida.

El papel del psicooncólogo es fundamental cuando una paciente es diagnosticada de cáncer de mama

Por último, ¿cómo se puede proporcionar calidad de vida a las pacientes con cánceres avanzados o con mal pronóstico? No hay que olvidar que aunque las tasas de curación son cada vez más altas, hay casos en los que “solo” se pueden dar más años de vida.
En el caso del cáncer de mama avanzado el objetivo primordial es incrementar la calidad de vida de las pacientes, y ello, en la mayor parte de los casos lo conseguimos también con los tratamientos. Los nuevos fármacos contra dianas específicas del tumor (por ejemplo, los inhibidores de ciclina) han demostrado en los diferentes estudios publicados recientemente que son capaces de aumentar la calidad de vida de las pacientes, así como la supervivencia global. A partir de ese punto deberemos trabajar para poder asociar cronicidad y calidad de vida en todas nuestras pacientes.

Noticias complementarias: