Inicio ASP Nuevas personas en el Colegio de Valencia pero las mismas ideas

Nuevas personas en el Colegio de Valencia pero las mismas ideas

Cuando el 29 de Junio de 2010 los colegiados de Valencia eligieron a la Dra. Fuster y su equipo como sustitutos del eterno Dr. Alapont, que llevaba más de 14 años en el Colegio, lo que pedían era un cambio, lo que pedían era que el Colegio dejara de ser un impuesto que tenían que pagar por ejercer su profesión, lo que pedían era una apertura.

Después de más de un año de camino, después de más de un año con la nueva Junta Directiva salida de las elecciones de 2010, los colegiados se encuentran con una cierta desesperanza porque no se aprecian cambios, no se aprecia ningún avance. La nueva Junta Directiva encabezada por la Dra. Fuster ha comenzado un trabajo que vuelve a convertir el Colegio en un espacio administrativo, la idea de ahorrar en tareas administrativas, en folios, en teléfonos o en informática no va a hacer que los colegiados de Valencia estén más contentos con su Colegio. Se necesita de nuevo un cambio, un nuevo rumbo, se necesita volver a la idea inicial, a que las actividades estén orientadas a las necesidades de los colegiados. ¿Y qué es lo que quieren lo colegiados?, nadie lo sabe, nadie lo ha preguntado, pero es fácil de imaginar, como en todos los ámbitos profesionales, los colegiados quieren pagar menos y tener más formación y más pacientes, los colegiados quieren aprovecharse de la fuerza de ser un gran colectivo. Parece más inteligente dejar que los profesionales hagan las tareas administrativas y que la dirección se responsabilice de ordenar el rumbo y luego mantenerlo.

A los médicos de Requena, de Gandía o de Oliva les afecta muy poco lo que suceda con el club deportivo, el restaurante, el salón de actos o el hotel. No es a lo que hay que dedicarle tiempo, son espacios que hay que externalizar, están preparados para que generen beneficios y no para que consuman recursos.

La situación está en manos de la presidenta que puede dar un giro, todavía tiene tiempo, todavía puede darse cuenta de lo importante que es tener una estrategia e ir comunicándola, sin miedo a qué dirán los medios. El Dr. Alapont se manejaba muy bien con estos temas, sabía lo importante que era no dejarse influir por los medios. Solo quién tiene una estrategia que sabe qué es ganadora no tiene miedo.

Antes había dos personas en lo que se denominaba “Gabinete de Presidencia” y ahora hay una persona, solo a media jornada en el “Gabinete de Comunicación”. ¿Qué es lo que no se está haciendo o qué es lo que no quiere que se cuente?