Inicio ASP Diario del coronavirus: La pandemia vuelve a golpear a los médicos de...

Diario del coronavirus: La pandemia vuelve a golpear a los médicos de familia

coronavirus-medicos-familia-ume-labores-desinfeccion

..Gema Maldonado.
Este miércoles santo, víspera de cuatro días festivos menos festivos que nunca, vuelve a dejarnos la noticia de la muerte de otros dos médicos de familia a causa del coronavirus, junto a otras realidades en las que las caravanas de coches y las sombrillas abiertas junto al mar han sido sustituidas por drones y vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que desinfectan pueblos vacíos y bloques de hormigón en la entrada de alguna ciudad de costa. Parece todo fruto de un guion de película apocalíptica, pero lo cierto es que está pasando.

Las caravanas de coches y las sombrillas junto al mar han sido sustituidas por vehículos de la UME que desinfectan pueblos vacíos 

No es que hayan cambiado mucho los datos con respecto a ayer, pero sí nos deja un sabor agrio ver que hay un ligero repunte de tanto de personas fallecidas como de contagios y hospitalizaciones. Contenemos el aliento cada mañana antes de que el Comité Técnico nos cuente las cifras y el único aumento que nos alivia es el de alta. Ya son más de 48.000. Eso, al menos, es una pequeña victoria dentro de esta odisea.

coronavirus-medicos-familia-centro-salud-alcazar-san-juan

Se llamaba Jesús Montarroso Martín y era médico de familia en el Centro de Salud Avenida de los Institutos de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Falleció este martes a los 64 años por coronavirus y se une así a los 15 médicos que han perdido la vida por esta enfermedad. Uno de ellos es el Dr. Luis Fernando Mateos Arroyo, especialista en medicina de familia de 64 años de edad, fallecido el martes. Era coordinador del Centro de Salud de Linares de Riofrío (Salamanca). Doce de los 16 facultativos en activo fallecidos por coronavirus eran médicos de familia.

Doce de los 16 facultativos en activo fallecidos por coronavirus eran médicos de familia

Un día antes el Complejo Hospitalario de Jaén informaba de la muerte de Pedro Carrillo, enfermero de 59 años. Ejercía en el Hospital Neurotraumatológico de la ciudad andaluza y daba clases en la Universidad de Jaén. «En tu persona se ha encarnado siempre la esencia de la enfermería, la excelencia en los cuidados, siempre dispuesto a ayudar, a colaborar, la amabilidad, la empatía, la generosidad, la humanización de la que tanto se habla en los últimos años». Eran algunas de las palabras que le dedica el presidente del Colegio de Enfermería de Jaén, José Francisco Lendínez Cobo, a través de una carta publicada en la web del propio colegio.

Pese a estas noticias, siguen presentándose sanitarios voluntarios a las bolsas de trabajo habilitadas por las diferentes comunidades autónomas para hacer frente a la pandemia. Este miércoles, la Generalitat Valenciana informaba de que son más de 2.300 los profesionales inscritos. Entre ellos, además de graduados en medicina sin especialidad y medicina, destacan 104 médicos y 54 enfermeras que aunque ya están jubilados, quieren aportar su experiencia y su conocimiento en estos tiempos de coronavirus.

Hasta 104 médicos y 54 enfermeras jubilados quieren aportar su experiencia y su conocimiento en estos tiempos de coronavirus en la Comunidad Valenciana

Del otro lado de la moneda de esta crisis, se encuentran las más de 100.000 personas a las que la Policía Nacional ha sancionado hasta ahora por saltarse el estado de alarma. Pese a que la población en general está cumplimiento el confinamiento, las fuerzas de seguridad han incrementado los controles este miércoles, segundo día de mayor afluencia de desplazamientos en una Semana Santa normal. El Ayuntamiento de Peñíscola (Castellón) evita la entrada de visitantes poco solidarios con bloques de hormigón que cortan el paso en los accesos a esta población costera desde primera hora del miércoles.

Esta ciudad valenciana trabaja con los hosteleros del municipio para agradecer la labor de los sanitarios y fuerzas de seguridad. Y lo hacen preparando descuentos vacacionales para estos profesionales cuando la crisis haya finalizado. «Nuestros hoteles quizás no pueden fabricar respiradores o tests para el Covid-19. Pero podemos ofrecer alojamientos durante esta crisis, tanto para medicalizarlos como para alojar personal indispensable en esta lucha; como para poder ofrecer estancias con incentivos y bonificaciones cuando todo esto pase», ha dicho su alcalde, Andrés Martínez. Ojalá puedan disfrutar de esos descuentos pronto, porque eso significará que hemos dejado atrás la realidad que nos acompaña en el día 25 del estado de alarma.

Noticias complementarias: