Inicio Actualidad Hacia la integración de la atención primaria y la especializada

Hacia la integración de la atención primaria y la especializada

Ana Mato tiene por delante una dura herencia sanitaria y está tomándose su tiempo para desatascarlos y abordarlos con unas medidas a la altura de las necesidades. Una actitud de reflexión para pasar sin pausa a la acción, que ya tiene fecha concreta para la celebración de la primera reunión del Consejo Interterritorial de Salud: el próximo 29 de febrero. Servirá de punto de partida para el análisis de las opciones que deben presidir el Pacto de Estado que no hace muchos días la propia Ministra se encargó de dar a conocer.

El modelo de la sanidad en España es insostenible como se está denunciando desde cada vez más sectores como Farmaindustria, ciertos Colegios de Médicos, responsables de diferentes administraciones y la propia Pilar Fargas, anterior Consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia y hoy número dos del Ministerio de Sanidad. En unas recientes declaraciones anunció la pretensión que el Ministerio tiene de impulsar un modelo de sanidad basado en una gestión clínica que garantice la continuidad asistencial a los pacientes crónicos para lo cual será necesario la integración de las asistencias primaria y especializada para evitar que se produzcan interrupciones en los tratamientos. Circunstancia que arrastrará la reducción de tiempos de espera, así como la eliminación de pruebas innecesarias.

Propugna igualmente que para que se pueda introducir cualquier cambio o variación en el modelo asistencial, debe contarse siempre con el acuerdo previo de todas las Comunidades Autónomas, dado que son ellas las que, actualmente, tienen asumidas las competencias de sanidad. De ahí la necesidad de que se alcance antes ese deseable Pacto de Estado en Sanidad y Asuntos Sociales. Un futuro que empezará a debatirse ya en la anunciada reunión.

El margen de actuación que dispone el Ministerio, según Pilar Fargas , para llevar a cabo esa mejora es bastante amplio. Un modelo mucho más flexible que debe proporcionar un mayor grado de autonomía y un papel más relevante a los profesionales de la medicina para que, según su criterio, se pueda atender antes a los pacientes más graves. Así lo ha declarado en la clausura de las primeras Jornadas que los secretarios generales de sanidad y asuntos sociales acaban de celebrar en Toledo, organizadas por la Consejería de Sanidad de dicha Comunidad.

Ha resaltado también la responsabilidad que todos los sectores tienen, así como que el esfuerzo debe proceder de cuantas personas están implicadas en esta materia, empezando por los pacientes, que deben aprender a realizar un uso más racional del sistema sanitario, los gestores, los proveedores, los profesionales y las autoridades sanitarias. Todos, cada uno en su medida, deben contribuir en esta labor.

Ya en esa primera reunión del Consejo Interterritorial de Salud, se debe comenzar a abordar la elaboración, con carácter preferente de esa cartera inicial de servicios del SNS, que la Ministra Ana Mato pretende impulsar, teniendo en cuenta que la crisis ha acentuado las dificultades presupuestarias y, por tanto, las disponibilidades de financiación.

Además, el Consejo debe empezar a avanzar al mismo tiempo en la elaboración de un calendario vacunal infantil, único y válido en todas las autonomías.