Inicio ASP Informe del aborto en el mundo

Informe del aborto en el mundo

El aborto es un tema tan importante como desconocida su legislación. iSanidad hace un repaso genérico a las legislaciones.

El informe de la División de Población de las Naciones Unidas sobre las diferentes  políticas del aborto que existen en Europa muestra las diferencias de la legislación, muy variada.

Desde Andorra y Malta que lo prohíben específicamente hasta Holanda que permite su práctica hasta la semana 24 de gestación y sin límite, en el supuesto de malformación del feto o peligro de salud para la madre, Para la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo existen casuísticas muy variadas. Son mayoría las disposiciones que fijan plazos determinados, con la salvedad de que el aborto libre está permitido en la mayoría  de los países siempre que se practique durante las 12 primeras semanas de gestación. Así sucede en Austria, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Hungría, Lituania y la República checa. Plazo que se amplia a 14 en Alemania, Francia, Bélgica o Rumanía. En otras legislaciones como la italiana se especifica que hasta los 90 primeros días de gestación En Portugal, según la ley promulgada en 2007, durante las 10 primeras semanas el aborto es decisión exclusiva de la mujer. Holanda tiene más abierta la autorización legal debido a su flexibilidad. Hay varias legislaciones lo permiten hasta las 24 semanas y Suecia solo durante las 18.

Frente a estas posturas tan diversas el aborto libre ha sido admitido por bastantes legislaciones, especialmente si se trata de casos que pueden conllevar algún  riesgo para la salud de la madre o en el de una posible malformación del feto. El Centro Mundial de la Salud, en uno de sus informes hace algunas consideraciones a los Gobiernos con el fin de que las tengan en cuenta a la hora de legislar sobre la materia. Sus disposiciones deben tener en cuenta aspectos como:

  • La protección y garantía de los derechos relativos a la salud sexual y reproductiva integral, atendiendo el criterio de la Organización sobre temas tan específicos.
  • El legislador debe adaptar el derecho a los valores de la sociedad cuyas relaciones ha de regular, procurando siempre que la innovación  médica genere certeza y seguridad en las personas a quienes se dirige la Ley.

En un suplemento del periódico El Mundo de finales de 2009, resumió con estos términos la situación en algunas legislaciones europeas, dando cuenta, además, de su tasa de aborto por cada cien nacimientos.

Desde los años 70, los países europeos han venido reformando de distinta forma las leyes del aborto, como podremos contemplar a continuación:

Alemania. Tasa de aborto, 18.
Tras mucha polémica, en 1995 se aprobó una reforma, según la cual el aborto se considera ilegal, pero no está perseguido si se practica en las primeras 14 semanas de gestación o en el caso de que la mujer haya sido violada. Después del primer trimestre de embarazo, el aborto está permitido solo para  preservar la saludo física o psíquica de la madre.

Salvo en los abortos por razones médicas, la embarazada debe asistir a una sesión de asesoramiento antes de someterse a él, en la que se le informará de que el embrión tiene derecho a la vida y se intentará convencer a la madre de que prosiga con su embarazo.

• Austria. 
Su Ley del Aborto se remonta al año 1974, estando permitido sin límite hasta la semana 14 del embarazo, tras una consulta médica. A partir de ese momento, la intervención solo estará permitida cuando exista peligro para la salud física o síquica de la embarazada o graves malformaciones fetales o si la embarazada tiene menos de 14 años.

• Bélgica. Tasa de aborto: 14
El aborto fue ilegal hasta 1990. Actualmente las interrupciones del embarazo son libres hasta la semana 14 de gestación. La mujer debe certificar por escrito que en esta decisión  de someterse al aborto, el médico debe estar convencido de su determinación. Para ello la embarazada deberá recibir previamente el asesoramiento adecuado, al menos  durante los seis días previos. Después de ese límite el aborto solo podrá practicarse si otros  dos médicos coinciden  en que de continuar con el embarazo correría peligro la salud de la mujer o si el niño, de nacer, podría sufrir una patología grave e incurable.

• Dinamarca. Tasa de aborto: 24
El aborto se legalizó en 1937 para ciertos casos, pero desde 1973 puede practicarse libremente hasta la semana 12 de gestación. En los casos de violación o inmadurez de la madre también está permitido si lo autoriza un Comité formado por el Director  del centro donde se vaya a practicar y dos médicos. En el caso de que se trate de una menor, es preceptiva la notificación paterna.

• Finlandia. Tasa de aborto: 19
Amplió su legislación sobre el tema en 1970, que desde los años 50 solo estaba permitido si la embarazada era menor de 16 años o corría riesgo. El aborto no es libre, pero es posible que se realice en el caso de violación, si existe riesgo físico o síquico para la madre, si el feto presenta malformaciones y si la gestante alega razones socioeconómicas. También está permitido  si la mujer es menor de 17 o mayor de 40 años o si ya tiene cuatro hijos.

• Francia. Tasa de aborto: 26
El aborto se liberalizó en 1975. Actualmente es libre hasta la semana 14, si bien la ley exige que la embarazada que va a abortar declare que se encuentra en estado de angustia debido a su situación. Su médico debe indicarle otras opciones como la adopción y otras ayudas, debiendo reunirse con un asistente social. En 2001 se hizo una reforma legal para ampliar los casos de acceso al mismo.

• Grecia. Tasa de aborto: 15
Desde 1986, las mujeres griegas pueden solicitar el aborto durante las 12 primeras semanas de embarazo. Cuando afectan a menores en caso de incesto o violación, el procedimiento es legal hasta la semana 19 del embarazo.

• Holanda. Tasa de aborto:14
La Ley de 1981 permite solicitar libremente un aborto en cualquier momento del embarazo antes de que el embrión sea viable, si bien algunas clínicas tienen autorización para practicar abortos a partir de la semana 13 de embarazo. El médico debe asesorar a la gestante sobre otras opciones y esta debe esperar seis días antes de someterse a la interrupción de su embarazo.

Desde noviembre de 1984, las holandesas que deseen abortar pueden hacerlo gratuitamente en su sistema nacional de salud

• Irlanda: Tasa de aborto: 10 (Incluye los abortos de mujeres irlandesas practicados en el Reino Unido)
La prohibición del aborto en Irlanda se remonta a una ley del siglo XIX, cuando todavía formaba parte el Reino Unido. En 1983 una enmienda constitucional endureció las restricciones al aborto equiparando el derecho a la vida del feto al de la mujer. Actualmente solo está permitido si la vida de la embarazada corre peligro. Cada año, más de 7.000 irlandesas se desplazan a Gran Bretaña para abortar.

• Italia: Tasa de aborto: 25
Este país liberalizó el aborto en 1978 y es posible abortar durante los primeros 90 días del embarazo. Tras solicitarlo, a la mujer le informarán de otras opciones disponibles y, salvo en casos de urgencia, se impone un periodo de reflexión de una semana.

Los médicos pueden acogerse a la objeción de conciencia, con lo que en la práctica se dificulta el acceso en muchas zonas.

• Luxemburgo
El aborto no es libre pero está permitido hasta la semana 12 de embarazo en caso de violación, si peligra la vida de la madre, su salud física o síquica, o por razones socioeconómicas. A partir de esa fecha solo será posible en caso de que corra peligro la vida o la salud de la embarazada o del neonato. Un médico, ajeno a la intervención, debe certificar que se cumple alguno de estos supuestos. La mujer recibe información escrita y tiene que esperar una semana antes de someterse a la intervención. Pese a esta legislación los médicos y los hospitales (la mayoría privados y vinculados a órdenes religiosas) han sido bastante reticentes a la práctica del aborto.

• Portugal
En 2007 se legalizó el aborto sin restricciones hasta la semana 10 del embarazo. A partir de esa fecha, es posible abortar en casos de malformaciones fetales, cuando el embarazo es producto de un crimen contra  la libertad sexual o cuando existe riesgo físico  o síquico para la vida de la madre. En caso de que la embarazada sea menor de edad se precisa la autorización paterna.

• Reino Unido: Tasa de aborto: 29
El aborto está ampliamente permitido debido a una abierta interpretación de la Ley del Aborto de 1967, que permite la interrupción del embarazo por una serie de razones si es certificado por los médicos. En las primeras 24 semanas de gestación puede practicarse para salvar la vida de la madre, proteger su salud física o mental, en caso de anomalías fetales o por motivos socioeconómicos. Sin embargo no contempla los casos de incesto o violación.

En Irlanda del Norte, donde se producen cada año 6 abortos por cada 100 nacimientos, solo es posible abortar si peligra la salud física o mental de la madre.

• Rusia
Desde que en 1920 la antigua Unión Soviética  legalizó el aborto, Rusia reconoció el derecho de la mujer para detener un embarazo no deseado si se alegan razones de salud o de carácter social. 

Suecia: Tasa de aborto: 34
Una Ley aprobada en 1938 ya permitía el aborto en un gran número de supuestos. Actualmente es posible abortar libremente hasta la semana 18 del embarazo. Para los casos de embarazos comprendidos entre la doce y 18 semanas de gestación, la embarazada debe discutir su decisión con una trabajadora social. A partir de ese momento, solo está permitido si lo autoriza un comité nacional de salud, normalmente porque corra peligro la salud de la madre.

• Suiza
En Suiza, según datos oficiales, suelen abortar al año en torno a 12.000 mujeres. En junio de 2006 el Gobierno Central propuso una nueva ley que flexibilizaba la anterior que llevaba  60 años de vigencia. En el referéndum del mes de junio de dicho año un72% refrendó el texto de las nuevas disposiciones. De los 26 cantones, solo dos lo hicieron en contra. El actual Sistema de Salud hace que cada uno de estos cantones  tenga su propia regulación sobre esta materia.

España
Las nuevas disposiciones en nuestro país permiten el aborto libre hasta la semana 14 de gestación y hasta las 22 semanas si existe grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada o riesgo de graves anomalías en el feto.

En España se aprueba una Ley de Plazos como los que ya existen en otros países europeos, en los que predominan las leyes que permiten el aborto libre hasta las 24 semanas de gestación y sin límites en los supuestos de malformación del feto o la salud de la madre.

La Ley de 1985  era una ley de indicaciones, solo se podía abortar en determinados supuestos. No existía el aborto libre, aún cuando en la práctica se acercaba bastante.

Continente Americano
•Argentina
Desde 1922 la legislación argentina penaliza el aborto, salvo en los casos que desarrolla el art. 86 de su código penal. A pesar de ello el acceso de la en dichos casos está bastante restringido a las mujeres. La ausencia de políticas públicas en esta materia, los numerosos debates jurídicos y los excesivos trámites administrativos en los centros sanitarios, son algunas de las trabas que las mujeres deben afrontar antes de acceder al aborto permitido por la ley.

En la década de 1960 estallaron fuertes discusiones entre los ciudadanos
Y diversas asociaciones de carácter liberal para propugnar la modificación del citada art. 86 con objeto de suavizar ls penas que por esta causa en él se establecen así como para aliviar los trámites por los que la mujeres tienen que pasar cuando quieran solicitar el aborto

•Brasil
En este país su actual legislación tiene declarado como ilegal el aborto, salvo –como en la mayoría de las naciones- que se trate de circunstancias que comporten verdaderamente suponer un riesgo para la mujer, o que el embarazo sea como consecuencia de una violación. De no darse estas dos circunstancias la mujer que asienta en la práctica del aborto puede ser condenada a un periodo de prisión que oscila entre 1 y 3 años. Si se causara la muerte de la mujer este periodo sería el doble para las personas que lo hayan realizado.

Esta legislación de Brasil, dentro de su Código Penal, se enclava en los apartados de los delitos contra la vida y las personas.

La opinión pública brasileña se encuentra muy dividida respecto a su posición sobre la actual legislación del aborto. Según un sondeo realizado en 2004 por el Instituto “Datafoha” de Sao Paulo, un 67& opina que la actual ley no debe modificarse, n 16% que debería ampliarse para así admitir mayores circunstancias o razones para admitir el aborto y un 5% no está seguro sobre lo que realmente debe hacerse.

En el año 2009 se produjo ua fuerte confrontación entre la Iglesia catòlica y los poderes públicos a raiz de una excomunión decretada por la primera como consecuencia de la realización de un aborto.

•Canadá
El  aborto inducido o interrupción voluntaria del embarazo es legal en Canadá y no está limitado por ley, se practica a petición de la mujer y sin límite de gestación, se suele realizar en hospitales públicos y es gratuito. Algunas normas provinciales y territoriales regulan su procedimiento y condiciones de accesibilidad. Canadá es una de las pocas naciones que no tiene restricciones legales para la práctica del aborto inducido. Desde 1988 no hay leyes que lo limiten.

• Estados Unidos
  Antecedentes
En este país el aborto ha pasado por dos etapas muy diferenciadas. La 1ª o antigua como la califican los expertos y la moderna. En la conocida como antigua el aborto no era común, debido a que los procedimientos clínicos existentes eran muy peligrosos para la mujer. En cambio, el infanticidio si era común.

La caída de la sociedad cristiana medieval y la consolidación de la sociedad civil, la ley eclesiástica dio paso a la civil, especialmente a la English Common Law (Ley inglesa común). Sus disposiciones condenaban el aborto pero no con la categoría de delito para pasar poco más tarde  a tener la consideración de crimen. A pesar de ello fueron pocos los abortistas que resultaron condenados por este motivo, debido a la dificultad que entonces existía de probar el embarazo.

En el siglo XVIII, poco después de 1750, se introdujo una nueva técnica del aborto que como comportaba menos riesgo para la madre acabó por reemplazar a las anteriores. El resultado fue que la tasa de infanticidio bajó, pero subió la del aborto, llegando a ser muy común en el XIX.

En 1850 fue cuando  se descubrió el fenómeno de la concepción. Este descubrimiento estimuló la campaña antiaborto por parte de los médicos. Incluso miembros de la Asociación Médica de Estados Unidos testificaron a favor sobre este descubrimiento ante las legislaturas estatales. Hecho que supuso un cambio en las leyes y en su aplicación en cuanto al concepto de protección de la vida.

En principio las colonias de Estados Unidos  operaban según la conocida Ley Común Inglesa. En 1851 fue Connecticut  el primer estado en aprobar leyes separadas, pero para 1860 el 85% de la población estadounidense vivía en Estados que claramente prohibían el aborto con nuevas leyes. Además, dichas leyes y otras  que se llegaron a promulgar después de la Guerra Civil (1861-1865) determinaron que se castigaría el crimen del aborto no a partir de la animación  “quickening” sino de la concepción. Los castigos no se aplicaban a las mujeres sino a los médicos que realizaban el aborto ( aborteros)

   La Sentencia Roe
El 22 de enero de 1973 la conocida como sentencia Roe v. Wade, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró que un niño no disfruta de protección constitucional antes de salir del vientre de su madre. Incluso después de que sea viable, el “feto in útero” cuenta solo como “vida humana en potencia” y puede por tanto ser destruido alegando ciertas razones de salud materna, tan amplias que alcanzan la categoría de aborto a petición, hasta el nacimiento del mismo. Por tanto, según esta sentencia, la ubicación –dentro o fuera del vientre materno- determina si existe actualmente  una vida humana y si es digna de protección.

Los comentarios y posturas que esta sentencia deparó, como puede suponerse, fueron  muy dispares. La pregunta más común que se hizo gran parte de la sociedad estadounidense fue ¿Cómo pudo el Tribunal Supremo dejar a todos los niños no nacidos sin casi ninguna posibilidad de ser protegidos por la ley? incluso antes del nacimiento, la criatura es, supuestamente, sólo vida humana en “potencia”. Como se ve el Tribunal hace una aseveración no jurídica acerca de la naturaleza del desarrollo humano. Roe siguió insistiendo en su concepto: Un niño no nacido que a los 9 meses y medio de gestación está fisiológicamente pasado de tiempo, es considerado sin embargo solo como una “potencialidad”, mientras que su primo de siete meses, ya nacido,  es una vida humana real  si emerge prematuramente del útero.

Esta  sentencia, verdaderamente polémica, dio lugar  a la publicación de numerosos estudios y libros, entre ellos se cuenta el realizado por Hadley Arkes, de la Universidad inglesa de Cambridge, así como estudios en numerosas revistas profesionales; universidades de California, Columbia o Míchigan. Por citar solo algunos.

   El camino de la legalización
Durante 200 años el aborto fue ilegal en Estados Unidos. El American Law Institute (Instituto nacional de los juristas) propuso en 1962 una “Ley modelo” proabortista, basada en las leyes aprobadas  unos años antes por la legislatura del Estado de Colorado , y después por la de los de Carolina del Norte y California. Esta ley permitía el aborto en los llamados “casos difíciles” como la violación, el incesto o los casos graves de riesgo para la salud o la vida de la madre o si el niño pudiera nacer con una minusvalía grave, ya fuera física o mental.

En 1871 la Americam Medical Association (AMA) declaró que abortar es matar y que a los aborteros se les debía marcar como a Caín. Sin embargo cuando más tarde  se fueron aprobando las primeras leyes a favor del aborto en EE.UU, la AMA se declaró a favor diciendo “Esta es una consideración personal y moral que ”en cualquier caso” debe ser encarada de acuerdo con las manifestaciones de conciencia del paciente y su médico”

El 22 de enero de 1973, tras la emisión de los fallos de Roe v. Wade y Doe  Bolton en los que el Tribunal Supremo derogó todas las leyes contra el aborto que, de alguna manera, protegían al ser humano todavía no nacido, el Tribunal  legalizó el aborto a petición de los 50 estados de la Unión. En virtud de esta Ley, según  estadísticas contrastadas, desde esa fecha hasta 2010 se practicaron más de 50 millones de abortos. Pruena Evidente de que  en EE.UU  se puede llevar a cabo un aborto legal por cualquier motivo o, sin motivo alguno, en cualquier momento del embarazo.

   Realidad de la estadística
Las consecuencias de esta disposición autorizadora, es que se practican más de un millón seiscientos mil abortos quirúrgicos cada año. Con lo cual EE.UU. sobrepasa a casi todas las naciones de occidente en el número de abortos por cada mil mujeres en edad de procrear. El 26% de ellos se llevan a cabo en adolescentes de 11 a 19 años, un 45% de las jóvenes menores de edad que lo practican lo hacen sin el consentimiento de los padres. Cada año solo hay 50.000 niños para adoptar, a pesar de que hay cientos de miles de ciudadanos que desearían hacerlo. Las adopciones de niños de otros países por parte de los ciudadanos americanos están aumentando constantemente hasta llegar en 1987 a más de 10.000 (últimos datos disponibles) Se calcula que desde 1973 (año en que el Tribunal Supremo legalizó el aborto) en esta nación se han perdido más de 30 millones de vidas humanas. Estados Unidos, dentro de los países desarrollados, es el que posee uno de los promedios más altos de abortos, cinco veces superior a Holanda. Tiene pues una de las normas  más liberales del mundo, comparable únicamente a la China comunista en su apoyo legal al aborte realizado en cualquier momento y por cualquier motivo.

De los 1,6 millones de abortos quirúrgicos que se realizan, un 1% corresponde  a motivos de violación o incesto y unn 70% se atribuye  a peligros de salud física o sicológica de la madre. El porcentaje mayor se suele realizar por razones  sociales, económicas o personales, todas ellas amparadas en el ambiguo concepto de “salud” que admite el Tribunal Supremo. Alrededor del 10% de los abortos quirúrgicos que se practican suelen realizarse entre el segundo y tercer trimestre del embarazo. 

Según los estudios realizados por el Instituto Guttmacher, las familias de más de la mitad de las mujeres que abortan ganan más de 30.000 dólares al año, se refuta de esta forma el mito  de que la mayoría de las que lo realizan lo hacen porque son pobres. Este Instituto está  relacionado con la Planned Parenthood Federation of América o PPFA (Paternidad Planificada), que a su vez es miembro de la Federación internacional de Planificación de la Familia, que es la organización que más promueve la anticoncepción y el aborto en todo el mundo. 

Fuentes:  Rachel Benson Gold. Abortion  and Women•s Helath, New Cork y Washington.

   Alternativas  al aborto
Cerca de 3.000 centros de servicios funcionan en la nación para ayudar a las mujeres que buscan una alternativa al aborto, prestando una variedad de prestaciones: cuidado prenatal, asistencia médica para la madre y el recién nacido, servicios de referencia y consejos legales para la adopción. Cada año solo hay 50.000 niños disponibles para cbrir esta necesidad. Según datos de 1987  la adopción de niños extranjeros se estima  que estuvo en torno a los 10.000.

El número de abortos por cada 1.000 nacimientos es 50 veces superior al de adopciones.

   El aborto y la opinión pública
Las numerosas encuestas que continuamente se realizan  sobre esta materia  muestran que la gran mayoría de los estadounidenses rechazan la ley establecida por el Tribunal Supremo y que limitarían  los que se practican alegando los conocidos como “Casos difíciles (violación, incesto o razones de salud) 

“Día de la santidad de la vida humana”

El 14 de enero de 2003 el Presidente George W. Bush, instituyó el domingo 19 de enero del mismo año como “Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana” con objeto de que los ciudadanos pudieran reflexionar sobre la santidad de la vida humana y reafirmar el compromiso de la nación con el respeto a la vida y la dignidad de cada ser humano. 

A esta solemne declaración se unió la de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos que, con la aprobación de la Santa Sede, declaró el 22 de enero de 2003 como “Día de penitencia y oración por las violaciones contra la dignidad de la persona humana, cometidas a través del aborto y para que se restaure en su totalidad  el derecho a la vida ante la ley”. Desde esa fecha muchas mujeres que han abortado en clínicas de aborto legal, procedentes de todo el país se reúnen para dar testimonio de arrepentimiento y orar ante el edificio del Tribunal Supremo de Washington y en otras ciudades bajo el lema “Silent no more” (No callaremos más)

• México
Según la legislación vigente, seis son los casos en los que de realizarse el aborto no se consideraría como ilegal: si es como resultado de una violación, si se trata de una circunstancia imprevista generada por una imprudencia o  cuando, a juicio del médico, corre peligro la vida de la madre y el feto no tiene posibilidades de vivir, si existen razones “eugenésicas” para el feto, si el embarazo es producto de una inseminación artificial no deseada y forzada y por razones emocionales si la madre tiene ya al menos tres hijos.  

Es importante tener en cuenta que cada Estado de la Unión Mexicana tiene dictadas sus propias leyes en relación con la materia. La violación es la única circunstancia común que se contempla en todos ellos. 28 admiten, además,  la interrrupción del embarazo en caso de riesgo para la vida de la mujer. 29, cuando se trata de un aborto por imprudencia y 7 por inseminación artificial no deseada. Solo Yucatán lo admite por razones socioeconómicas.

Otros países
• Australia
El Estado de Victoria ha vivido recientemente unas jornadas de auténtica tensión como consecuencia de los cambios que su legislación ha introducido en la regulación del aborto. A pesar de la oposición frontal de la Iglesia y los grupos provida. La Cámara Alta, con solo una diferencia de seis votos aprobó la despenalización del aborto realizado hasta la semana 24 del embarazo, permitiendo abortos con más tiempo de gestación, siempre con la aprobación de un médico. Esta ley, además de despenalizar el aborto, introdujo la novedad de eliminar la objeción de conciencia por parte de los médicos y el resto del personal sanitario. El Obispo de Melburne, Denis Hart,  manifestó su desacuerdo con esta norma :”Esta ley es un ataque sin precedentes contra la libertad de poseer y ejercitar las creencias religiosas fundamentales”.

•China
A principios de los años ochenta el gobierno impuso la política de un solo hijo, en contra de los ciudadanos que deseaban tener dos o más. Después del primero se obligaba a la madre a abortar. El Gobierno chino condena el uso de la fuerza  para controlar la natalidad, pero en la práctica, los encargados de realizar  este control sufren tanta presión que forman auténticos escuadrones del aborto. Estos grupos de presión arrastran clandestinamente a las mujeres embarazadas y las mantienen retenidas hasta que se someten al aborto. Como en este país faltan niñas se penaliza con tres años de prisión a los que practican el aborto selectivo de niñas. Consideración que viene provocada por su problema de superpoblación.

•India
Desde 1971 en la India el aborto se considera legal, pero con disposiciones limitadas que indican que solo se puede abortar dentro de las doce primeras semanas y hasta las veinte si un médico autorizado decide practicarlo por si el feto o la madre tienen posibilidad de resultar dañados física o mentalmente. Cuando se da este caso entre las doce y las veinte semanas se apoya en  la libertada de las mujeres para abortar. Para ello se necesita el compromiso de dos médicos, en lugar de uno, ..

Otras confesiones religiosas
• Budismo
Los teóricos de esta ideología religiosa apoyan en determinadas circunstancias la libertad de la mujer para optar al aborto siempre que se den determinadas circunstancias. La doctrina budista del Kamma, por ejemplo, defiende que, detrás de cada uno de estos actos, la situación de la persona juega un importante papel para hacer una autoevaluación de su moralidad, más que en la realización del acto estrictamente considerado. En virtud de esta idea, interrumpir un embarazo por razones de salud para la mujer o en casos de violación, no se considera un acto inmoral. La flexibilidad del budismo con el aborto se ve reflejada en las legislaciones de Tailandia y Camboya. En la primera se admite si la mujer lo solicita durante las 14 primeras semanas de embarazo y Camboya en los supuestos de violación o riesgo para la vida de la mujer.

En Japón, país eminentemente budista, el aborto está ampliamente tolerado, tanto legal como socialmente.

•Judaismo

El punto de vista de la iglesia judía sobre el aborto es defender que el bienestar de la mujer es un factor central de la ley y la tradición judía. Los rabinos lo permiten si se trata e la salud física o mental de la mujer. Todos los credos judíos coinciden en que el aborto es un deber religioso cuando la vida de la embarazada corre peligro.

Israel lo permite cuando el embarazo amenaza la vida o la salud de la mujer,  si es menor de 17 años o mayor de 40.

•Islam
No es cierta la idea de que en el mundo islámico esté prohibida cualquier forma de abortar. Su regulación en esta doctrina es bastante precisa  en relación con las de las culturas occidentales. En el Corán no se hace alusión de forma concreta a este tema, pero si se menciona el “infanticidio”. Si  el libro sagrado lo hubiera querido prohibir, habría resultado muy fácil porque lo habría citado expresamente en cualquiera de sus versículos, igual que se mencionan otras cuestiones relacionadas con su moral, como la prohibición del asesinato y la fornicación, hechos que, a pesar de su prohibición expresa, se incumplen con frecuencia.

Igual que en el cristianismo, en el Islam se defiende la vida desde su inicio, la diferencia consiste en el criterio de su comienzo. Mientras que en el primero se defiende que la vida comienza en el momento de la concepción, para el Islam no. Lo hace cuando el alma se insufla al feto, que no es en el momento de la concepción Un concepto que varía según  la concepción de cada autoridad religiosa, que puede ir desde los que consideran que la vida comienza a los 40 días de la concepción o la de los que opinan que este hecho no se realiza hasta que han pasado cuatro meses. A pesar de ello el recurso del aborto es mucho menos tolerante en los países musulmanes que en los de Occidente. La promiscuidad –favorecida por el reconocimiento oficial de la poligamia- juega una baza importante Un sistema de regulación oficial del aborto similar al español solo  se da en países como Túnez, Turquía o Balrein. En los demás solo se despenaliza en determinados supuestos. Los más frecuentes son los clásicos de riesgo para la salud física y síquica de la madre o las posibles malformaciones del feto.

En general las leyes islámicas suelen ser más tolerantes que las que dicta la confesión católica, a pesar de que en el Islam no se contemplen con el mismo grado de igualdad la libertad y los derechos de la mujer, dado que su vida tiene un 50% de valor que la que posee el hombre, al que tiene que obedecer ciegamente  en todo aquello que  le pide y si le dice que aborte no tiene más remedio que hacerlo, si no quiere sufrir las iras de su pareja.