Inicio Actualidad Los médicos americanos contra McDonald’s

Los médicos americanos contra McDonald’s

El Gobierno estadounidense tiene un gasto superior a los 147.000 $ en programas para mejorar la alimentación y la salud de los ciudadanos, y la asociación Corporate Accountability International, que cuenta con el respaldo de 2.000 médicos en activo está dispuesta a obligar al cierre de estos restaurantes en los centros médicos.

La cadena de comida rápida tiene 27 restaurantes en centros médicos de todo el país, algunos de ellos situados en centros infantiles. El Truman Medical Center de Kansas City fue el primero en tomar la sorprendente decisión en 1992 de abrir un McDonald’s en sus instalaciones.

En Estados Unidos la obesidad afecta al 35% de los adultos del país, y la asociación no lo achaca sólo al éxito y la expansión que ha vivido McDonald’s en las últimas décadas, también están en el punto de mira Pizza Hut, Subway o Starbucks, todos ellos responsables de la venta de comida con alto contenido en azúcares y grasas.

No se trata solo de evitar expresiones como las que denuncia Sara Deon, coordinadora de la campaña de la asociación: “algunos médicos que atienden a niños diabéticos han escuchado decir a algunos padres: ‘si te portas bien, luego te llevamos al McDonald’s de la planta baja’”, también se trata de que no aumente el consumo entre pacientes y visitantes y que, como afirma un estudio de la revista Pediatrics en 2006, la imagen de estas empresas no mejore haciendo que los ciudadanos perciban que su comida es saludable.

La única defensa de McDonald’s han sido las declaraciones de su portavoz Danya Proud afirmando que en McDonald’s se ofrecen menús lo suficientemente variados y equilibrados como para que los clientes tomen la decisión que mejor se adapta a su estilo de vida.