Inicio Actualidad ¿Buscamos ganar dos o tres kilos más en verano?

¿Buscamos ganar dos o tres kilos más en verano?

Isabel González
Tras una intensa puesta a punto en primavera para llegar a verano con una envidiable figura, se pasa del esfuerzo por una dieta saludable a engordar de dos a tres kilos. La relajación, el tiempo libre, las continuas comidas fuera de casa y la falta de rutina hacen que nos descuidemos con nuestra alimentación.

Las nuevas dietas basadas en la pérdida muy rápida de peso dan paso a la recuperación de los mismos kilos en un tiempo record. Este efecto yo-yo puede ser muy perjudicial si se continua y repite en el tiempo desde el punto de vista metabólico. Lo que recuperamos tan rápido es solo grasa por lo que reducimos masa corporal con lo que el porcentaje de esta es mayor y a largo plazo produce que se gane peso con más facilidad.

Según la doctora María Ballesteros, miembro del área de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la comida que habitualmente consumimos en bares y restaurantes puede ser más nociva porque contiene más grasa y recuerda que siempre hay alternativas, «si uno quiere puede mantener, más o menos, el hábito de comer bien, el problema es que cuando uno sale de casa ya no tiene conciencia de que debe comer bien», afirma.

Esta experta recomienda evitar los postres excesivamente elaborados, los cocinados que puedan tener mucha grasa, como son los fritos, los rebozados y las salsas, y recomienda eliminar el consumo de alcohol en exceso; todas recomendaciones que se incluyen en cualquier dieta sana y equilibrada.

Ballesteros, que es especialista en Endocrinología y Nutrición del Complejo Asistencial Universitario de León, admite que el buffet es una «tentación» para gran parte de la población pero «no son un problema», ya que «en la mayor parte hay comida sana y equilibrada».

La recomendaciones que se aplican son sobretodos a personas con problemas de salud importantes que no deben descuidar su alimentación, «si uno sigue diariamente unos hábitos de alimentación más correctos porque tiene un problema de salud como es un problema cardiovascular, el colesterol o la diabetes, tiene que saber que las vacaciones no lo son para la enfermedad», añade.

De todas formas esta experta añade que no es cuestión de privarse de todo sino de mantener una dieta equilibrada aconsejando el consumo de frutas y verduras, una hidratación adecuada sobretodo en estas fechas y la práctica de algún ejercicio físico.

Algunos consejos que se pueden tomar a la hora de estar fuera de casa serían la preparación de bocadillos de pan integral con alimentos bajos en grasa como el queso fresco o las carnes blancas o pescados así como hortalizas crudas.

Fundamental es la hidratación y por ejemplo la toma de yogures bebibles o los frutos secos entre horas.

En resumen, tenemos una dieta mediterránea muy equilibrada y saludable que habrá que aprovechar y no con poco gusto.