Inicio ASP Una buena salud bucal podría ayudar a prevenir enfermedades sistémicas, como la...

Una buena salud bucal podría ayudar a prevenir enfermedades sistémicas, como la diabetes o enfermedades cardiovasculares

..Redacción.
La salud bucal es determinante en la salud general de las personas y su cuidado es una importante herramienta de promoción de la salud. Esta ha sido la premisa que ha actuado como punto de partida del V Simposio SEPA – DENTAID.

En el encuentro se han revisado los conceptos de prevención y promoción de la salud general desde la clínica dental. Más de 750 millones de personas (lo que supone un 11,2% de la población mundial) sufren periodontitis avanzada. Esta infección de las encías daña el tejido blando y puede provocar la pérdida de los dientes. La infección e inflamación que caracteriza a la periodontitis puede agravar el desarrollo de enfermedades sistémicas, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. Por este motivo, los especialistas insisten en destacar que una higiene bucal deficiente es un factor de riesgo. Es tan importante como el que representan el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, revirtiendo en la salud general.

La buena salud bucal es tan esencial como que la periodontitis avanzada afecta a un 11.2% de la población mundial

Para el Dr. Agustín Casas, odontólogo periodoncista, “la salud general empieza por la boca y los higienistas y dentistas, trabajando en equipo, pueden contribuir a mejorar la salud de las personas, colaborando estrechamente con cada paciente de forma personalizada”.

Covid-19 y la práctica odontológica
También se ha puesto de manifiesto el rol que juega la salud bucal en la transmisión de enfermedades respiratorias, como la asociada a SARS–CoV-2. En los métodos de protección y trabajo en la consulta dental tienen un importante papel los enjuagues bucales en la posible prevención de la transmisión.

Según la Dra. Vanessa Blanc, la boca es lugar de anclaje y replicación del SARS–CoV-2, supone una vía de transmisión a otras personas. Además, se comprobado que una pobre higiene bucal es un factor de riesgo para sufrir complicaciones post – infecciones víricas.

Noticias complementarias