Inicio ASP El Hospital Sant Joan de Déu valida una PCR más rápida con...

El Hospital Sant Joan de Déu valida una PCR más rápida con muestras de saliva para el cribado en asintomáticos

dra-carmen-muñoz-almagro-pcr-saliva-asintomaticos

..Gema Maldonado.
Un equipo de investigadores y médicos del Instituto de Investigación del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha conseguido validar un sistema de PCR con muestras de saliva recolectadas por uno mismo, que ha mostrado una “excelente” especificidad y sensibilidad en personas asintomáticas. Un método que, según el estudio es “simple, rápido y preciso” y tiene “potencial de ampliarse” para aplicar a cribados masivos de población asintomática y mejorar así la detección del SARS-CoV-2.

Según el estudio el protocolo de PCR con muestra de saliva es “simple, rápido y preciso” y tiene “potencial de ampliarse” para aplicar a cribados masivos de población asintomática 

La Dra. Carmen Muñoz-Almagro, catedrática de Medicina de la Universidad Internacional de Cataluña y microbióloga del Hospital Sant Joan de Déu, destaca varias ventajas de este protocolo. Por una parte, se trata de una técnica molecular, “por tanto tiene más sensibilidad que el antígeno”, afirma, y no requiere de personal sanitario protegido con EPI para la toma de muestra, “aquí es mucho más sencillo, se la puede recoger cada uno en casa”.

Por otra parte, “la saliva es una muestra muy limpia si se toma por la mañana en ayunas, lo que nos permite hacer una PCR de forma directa”. Esto facilita el proceso con respecto a las PCR con muestras nasofaríngeas, donde primero hay que hacer una extracción del RNA del virus y después una purificación, “un proceso costoso, que lleva más tiempo y que fue uno de los cuellos de botella en la primera ola de la pandemia”.

Dra. Muñoz-Almagro: “Durante 15 minutos calentamos la muestra a 96º y solo con esto inactivamos el virus, extraemos el RNA y hacemos la PCR de forma directa”

Técnica y resultados
Mediante calor aplicado a la muestra de saliva, consiguen la inactivación del virus y la extracción de ARN, para pasar a su determinación mediante PCR directa. “Durante 15 minutos calentamos la muestra a 96º y solo con esto extraemos el virus”, explica la Dra. Muñoz-Almagro. El estudio de validación se ha llevado a cabo, en primer lugar, con 173 niños y adolescentes de La Masía, la escuela deportiva y residencia del Fútbol Club Barcelona.

Cada uno de ellos se tomó su propia muestra de saliva cada semana, con la supervisión de un enfermero, y cada dos semanas se les realizó un frotis nasofaríngeo. El resultado con las muestras de saliva fue de 22 positivos y un resultado no concluyente, mientras que los resultados de las muestras nasofaríngeas arrojaron 23 positivos. La coincidencia en los resultados es del 95,7%.

La técnica se validó en 173 niños de La Masía del Barça y se implementó en 2.700 trabajadores del propio hospital

Posteriormente, se implementó este sistema entre los trabajadores, voluntarios y estudiantes del propio Hospital Sant Joan de Deu. Más del 83% del personal participó en el cribado piloto. Así, cada uno de ellos se tomó su propia muestra, sin supervisión, hasta llegar a las 2.709. De ellos, solo 17 participantes entregaron muestras que no fueron válidas. De las 2.692 restantes, 24 (0,9%) dieron resultado positivo por Covid-19 y 27 (1%) no fueron concluyentes. Los 24 participantes con saliva positiva y cuatro con resultados no concluyentes fueron positivos por RT-qPCR estándar en muestras nasofaríngeas.

Así, la sensibilidad y la especificidad “en cribados asintomáticos es excelente”. También la rapidez con la que se obtienen los resultados es satisfactoria, ya que desde que la muestra llega al laboratorio hasta que termina el análisis pasa una hora y 40 minutos. “Cuando tenemos el RNA del virus, se cargan hasta 380 muestras en un robot alicuotador, que está en casi todos los laboratorios, y el proceso completo termina en menos de dos horas. Con las muestras nasofaríngeas, que incluyen la fase de purificación, tardábamos entre tres y siete horas”, explica a iSanidad la microbióloga. El estudio aún no ha sido revisado por pares, está disponible como preprint.

Las muestras de saliva fueron positivas en 22 niños y hubo un resultado no concluyente, mientras que los resultados de las muestras nasofaríngeas arrojaron 23 positivos

Duración del virus en saliva y otros grupos poblacionales por estudiar
Aunque los resultados han sido buenos, quedan aspectos por conocer. El equipo de investigadores quieren saber cuánto dura el virus de forma detectable en la saliva. “Nos da la sensación que va a durar menos que en muestras nasofaríngeas. La saliva va a ser positiva en la primoinfección y, una vez se han desarrollado anticuerpos, el virus se aclara en saliva. Pero hay que comprobarlo”, señala la Dra. Muñoz-Almagro.

Por otra parte, no vale cualquier tipo de muestra de saliva. Ha de ser una muestra tomada en ayunas o dos horas después de haber comido. Además, el estudio se ha realizado en niños, adolescentes y sanitarios del hospital, por lo que la microbióloga señala que se ha de seguir validando en otras poblaciones. “Por ejemplo, en ancianos no se ha probado”.

Entre los trabajadores del hospital, hubo 24 participantes con saliva positiva y 17 con resultados no concluyentes. Los 24 repitieron resultado con RT-qPCR estándar y cuatro de los no concluyentes, fueron positivos

Por último, cabe la posibilidad de una mala toma de muestra. En el estudio se detectaron solo 17 del total realizado, lo que arroja “un porcentaje muy asumible” del 0.6%. Los niños y adolescentes del estudio contaron con un supervisor. Pero, en cualquier caso, la doctora señala “que es más fácil para una mamá o un profesor supervisar cómo un niño escupe en un tubo que supervisar que se ha tomado bien la muestra con un palito en la nariz”. Además, los dos tipos de kits PCR utilizados en el estudio contaban con un control interno para chequear que la muestra esté bien recogida.

Este protocolo validado ya se ha comenzado a utilizar en cribados entre alumnos de la Universidad Politécnica de Cataluña y en escuelas del barrio barcelonés de Sarriá. “Cuando un niño da positivo, se toman las muestras de saliva del grupo burbuja en el que está”. El siguiente paso del equipo de investigadores es comenzar a trabajar en la validación de las muestras de saliva con antígenos.

Noticias complementarias:

Compartir