Inicio ASP Ana Dago: “Se debería utilizar más a la farmacia comunitaria como parte...

Ana Dago: “Se debería utilizar más a la farmacia comunitaria como parte del sistema sanitario”

Farmacia Comunitaria

..Victoria Guillén.
La falta de comunicación entre profesionales de la salud es una realidad latente en el sistema sanitario. Con el fin de atajar este problema, la Comisión de Buenas Prácticas del Consejo General de Farmacéuticos ha publicado un nuevo procedimiento sobre la colaboración del farmacéutico comunitario con otros profesionales de la salud. El objetivo de este nuevo documento es garantizar una continuidad asistencial a través de la colaboración para facilitar una comunicación fluida y rápida. Además, con el procedimiento se pretende impulsar proyectos conjuntos interdisciplinares centrados en el paciente.

En una entrevista concedida a iSanidad, Ana Dago, presidenta de la Fundación Pharmaceutical Care, ha señalado las principales carencias que presenta el actual sistema asistencial. Asimismo, la presidenta de la fundación ha explicado los obstáculos que existen, hoy en día, en la colaboración entre los profesionales sanitarios y la farmacia comunitaria.

El nuevo procedimiento pone en relevancia la colaboración entre los profesionales de la salud para que la Farmacia Comunitaria se integre en el sistema asistencial

¿Cuáles son las principales recomendaciones que aporta el nuevo procedimiento de Buenas Prácticas sobre la colaboración del farmacéutico comunitario con otros profesionales de salud?
Este documento pone de relieve la importancia de la colaboración. Una colaboración imprescindible para que la farmacia comunitaria se integre en el sistema asistencial. También, es muy importante que se establezca aquellas situaciones, aunque no es la primera vez que se describen, en las que la comunicación interprofesional es necesaria para mejorar los resultados. Todo lo que tenga que ver con la farmacoterapia del paciente es susceptible, siempre, de necesitar la colaboración con otro profesional. Por otro lado, también es importante que se señale la importancia de la utilización de las nuevas tecnologías que nos van a facilitar esa comunicación y esa colaboración.

¿Qué puede aportar la red de 22.000 farmacias?
Lo más importante que aporta la red de farmacias son los más de 50.000 profesionales, muy bien cualificados, que están trabajando en esas farmacias. Y que, además, pueden prestar servicios que mejoran la atención de los pacientes. Está demostrado que son servicios coste-efectivos.  Con lo cual, no se entiende por qué no se utiliza más a la farmacia y se desaprovecha a estos profesionales.

Dago: “La farmacia comunitaria es el nexo de unión del paciente con el sistema sanitario” 

¿Qué carencias presenta el actual sistema asistencial?
Ausencia de comunicación entre los profesionales de los distintos niveles. Esto implica que no se comparte ni el conocimiento ni la información. Asimismo, existe un desconexión entre los distintos niveles asistenciales. A nivel ambulatorio desde el momento en que se realiza la prescripción y el paciente sale de la consulta, se produce una desconexión del paciente con el sistema. En la mayoría de los casos, la única relación del paciente con el sistema sanitario será la farmacia comunitaria. La farmacia comunitaria es por tanto, el nexo de unión del paciente con el sistema sanitario y una parte imprescindible para que la continuidad asistencial, de la que tanto se habla, sea un hecho.

¿Qué obstáculos existen para una buena colaboración entre los profesionales?
La falta de conocimiento entre los distintos colectivos sanitarios y  la ausencia de canales de comunicación directa entre los mismos impiden una coordinación efectiva en beneficio del paciente. No existe ningún sistema de comunicación ágil, seguro y fiable entre la Atención Primaria y la Farmacia Comunitaria.

También tenemos que hablar de la falta de acceso a la información. Los farmacéuticos comunitarios no tenemos acceso a la historia clínica, lo cual hace que sea muy difícil realizar el seguimiento farmacoterapéutico. Otros obstáculos que hay que mencionar son la falta de protocolos de actuación, procedimientos de coordinación y de un marco legal que ayudarían a evitar conflictos. Es hora de trabajar para promover los cambios necesarios que permitan la integración de la farmacia comunitaria en el Sistema Nacional de Salud y resolver los problemas que se presentan en el entorno del paciente que usa medicamentos.

Según Dago: “La farmacia comunitaria no tiene acceso a las historias clínicas de los pacientes, lo que impide realizar un seguimiento farmacoterapéutico”

¿Cómo es la actual comunicación entre los distintos profesionales sanitarios?
Como comentaba anteriormente, no existe un sistema de comunicación directo, ágil y seguro entre los profesionales. La comunicación que existe es gracias a voluntariedad de cada de una de las partes. La comunicación entre los  profesionales ha sido, desde hace años, una prioridad para la Fundación Pharmatheutical Care, y junto con Semergen hemos desarrollado el proyecto de comunicación MEDAFAR, con el objetivo de Mejorar la atención continuada a los pacientes crónicos y el establecimiento de una relación de comunicación bidireccional médico-farmacéutico utilizando como soporte la receta electrónica.

¿Qué situaciones requieren más comunicación entre farmacéutico y profesional sanitario?
En MEDAFAR hemos descrito 38 situaciones relacionadas con la farmacoterapia en las que es necesaria la comunicación médico-farmacéutico para incrementar la efectividad y seguridad de los tratamientos, evaluar su necesidad y mejorar la educación sanitaria en la asistencia fármaco-terapéutica a los pacientes. La comunicación entre los profesionales siempre es necesaria si el objetivo es mejorar los resultados de la farmacoterapia de los pacientes.

Noticias complementarias