Inicio ASP El ensayo clínico en la Sala Apolo concluye con éxito al no...

El ensayo clínico en la Sala Apolo concluye con éxito al no detectar contagios por Covid-19 entre los 463 asistentes

ensayo clínico sala Apolo

..Redacción.
El ensayo clínico con test de antígenos en la Sala Apolo de Barcelona ha finalizado con éxito
. Ninguno de los 463 asistentes al concierto del 12 de diciembre organizado por el Primavera Sound y la Fundación Lucha contra el SIDA y las Enfermedades Infecciosas se infectó de Covid-19. Así lo han indicado en una rueda de prensa los autores del estudio ‘Prima-Cov’ e investigadores del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), doctores Boris Revollo y Josep Maria Llibre, que han destacado el caracter “pionero” del trabajo.

El objetivo de la prueba era establecer la eficacia de los test rápidos de detección de antígenos como estrategia de cribado en eventos en un entorno cerrado. Según los autores, los resultados han sido satisfactorios y hacen extrapolable el sistema a otros sectores. “El estudio demuestra que es seguro llevar a cabo este tipo de eventos de ocio, siempre que se repitan las mismas condiciones“, ha afirmado el Dr. Llibre. Asimismo, ha explicado que solo entraron en la sala los participantes que dieron negativo en el test.

El objetivo del ensayo clínico de la Sala Apolo era establecer la eficacia de los test rápidos de detección de antígenos como estrategia de cribado en eventos en un entorno cerrado

El listado de condiciones incluidas en el estudio son fácilmente reproducibles y se podrían escalar a otros eventos“, ha señalado el Dr. Revollo. También ha destacado que no se impusieron más medidas de seguridad que el test de antígenos y las marcadas por la Generalitat.

Entre los asistentes se repartieron mascarillas N95 homologadas a la entrada y fueron obligatorias durante todo el concierto. Además, se ventiló la sala y se optimizaron los flujos de aire, así como se monitoreó la temperatura, y se redujo el aforo a un máximo de 500 personas. Por otro lado, no se prohibió el baile, ni el contacto entre los participantes ni beber alcohol; y se habilitó un espacio delimitado al aire libre para fumadores, permitiéndose la retirada de la mascarilla, tan sólo, para ingerir bebidas y fumar.

Ninguno de los 463 asistentes del grupo experimental se infectó por SARS-CoV-2 mientras que en la rama control (sin acceso al concierto) se infectaron 2 de 496 participantes

En el estudio participaron 1.047 personas sanas, de entre 18 y 59 años, y sin ninguna patología de riesgo: 496 formaron parte del grupo de control y se quedaron fuera de la sala; y el otro grupo, de 463, entró en el concierto. Según los resultados difundidos, se registraron dos infecciones entre las 496 personas del grupo control, pero ninguno de los que entraron en el concierto dieron positivo en la prueba PCR que se les hizo ocho días después del concierto. “El riesgo de infección ha sido exactamente el mismo en ambos grupos“, ha detallado el doctor Revollo, que ha insistido en que la única diferencia entre los asistentes y el grupo control fue su participación en el concierto.

La asistencia a un concierto de música en vivo realizado bajo una serie de medidas de seguridad que incluían un test de antígeno negativo para SARS-CoV-2 realizado el mismo día, no se asoció a un incremento de las infecciones por Covid-19“, han concluido los investigadores.

Noticias complementarias