Inicio ASP Estudios preliminares apuntan que la vacuna de Pfizer y BioNTech es efectiva...

Estudios preliminares apuntan que la vacuna de Pfizer y BioNTech es efectiva ante la variante británica

riesgo-alto-incidencia

..Redacción.
La vacuna contra el Covid-19 de Pfizer y BioNTech parece efectiva contra la nueva variante del coronavirus detectada en Reino Unido. Así lo ha demostrado un estudio publicado por las compañías en el servidor de preimpresión bioRxiv.

En concreto, según sus resultados en laboratorio, la vacuna produce anticuerpos que neutralizan un pseudovirus del SARS-CoV-2 portador de la proteína de espiga de la variante británica, también conocida como variante B.1.1.7 o VOC 202012/01.

Esta variante, aparentemente más contagiosa que la dominante hasta el momento, conlleva un número mayor que el habitual de cambios genéticos. Concretamente, 10 mutaciones localizadas en la proteína de espiga. BioNTech y Pfizer publicaron anteriormente datos de un estudio, también ‘in vitro’, que evaluó una de las mutaciones clave (N501Y) en la variante británica. Ese estudio demostró la neutralización evidente del virus portador de  la mutación N501Y por los sueros de los individuos que habían recibido la vacuna Covid-19 de Pfizer y BioNTech.

La variante británica es aparentemente más contagiosa que la dominante hasta el momento y conlleva un número mayor de cambios genéticos

Esta nueva investigación ha analizado el conjunto completo de mutaciones de la variante británica. Con este objetivo, se generó un pseudovirus con la proteína de la variante de Reino Unido. Este pseudovirus recapitula la unión del virus SARS-CoV-2 y la entrada en las células.

Estudios anteriores han demostrado una excelente concordancia entre la neutralización del pseudovirus y los ensayos de neutralización del SARS-CoV-2. “La neutralización observada en el pseudovirus que lleva la espiga de la variante de Reino Unido hace probable que la variante del virus del Reino Unido también se prevenga mediante la inmunización con la vacuna“, explican las compañías.

Pfizer y BioNTech se han mostrado “animados” por estos primeros resultados de estudios ‘in vitro’. Sin embargo, puntualizan que “se necesitan más datos para supervisar la eficacia de la vacuna contra nuevas variantes del virus”. “Hasta ahora, no se ha establecido qué reducción en la neutralización podría indicar la necesidad de un cambio de cepa de la vacuna“, añaden.

En caso de que se requiera un cambio en la cepa de la vacuna para hacer frente a las variantes del virus en el futuro, las compañías creen que “la flexibilidad de la plataforma de la vacuna de ARNm patentada por BioNTech es muy adecuada para permitir dicho ajuste”.

Noticias complementarias