Inicio ASP Cáncer y trabajo. Una asignatura todavía pendiente. Dra. Mª Teófila Vicente Herrero

Cáncer y trabajo. Una asignatura todavía pendiente. Dra. Mª Teófila Vicente Herrero

Teófila-Vicente-Herrero

..Dra. Teófila Vicente Herrero. Grupo funcional Cáncer y Trabajo de la AEEMT.
A pesar de los avances habidos en los países industrializados en materia de prevención de riesgos laborales, el cáncer laboral- relacionado con exposición a agentes carcinógenos en el trabajo- continúa siendo un problema sanitario, en parte por su infranotificación, que no ha logrado superar las bajas cifras que se mantienen año tras año, a pesar de los esfuerzos realizados con las políticas de salud pública en las últimas décadas y, por otro lado, porque continúa existiendo una inadecuada coordinación de actuaciones entre los ámbitos laboral y extralaboral en el abordaje preventivo de estas patologías. Persiste, en consecuencia, la falta de un trabajo conjunto para establecer la relación causa-efecto y la necesidad creciente de coordinación en el retorno a la actividad de las personas que trabajan después de haber superado la enfermedad.

Los datos epidemiológicos muestran una tendencia a incrementar su frecuencia, prevalencia y mortalidad en los próximos 40 años, adquiriendo proporciones epidémicas, con lo que esto implica de aumento de recursos sanitarios necesarios y de repercusión económica y social

Se estima que, alrededor del 53% de todas las muertes relacionadas con el trabajo que se producen en la Unión Europea y otros países desarrollados guardan relación directa con el cáncer, de hecho, la UE estima que aproximadamente 120.000 casos de cáncer se producen como resultado de la exposición a carcinógenos en el lugar trabajo, con consecuencias mortales estimadas en unos 80.000 fallecimientos al año.

En 2017, la Comisión Europea puso en marcha una iniciativa sobre seguridad y salud en el trabajo y revisó la Directiva sobre agentes carcinógenos y mutágenos  para establecer límites de exposición más precisos frente a los químicos cancerígenos más comunes en los lugares de trabajo de nuestro entorno comunitario, e incluir algunos nuevos agentes.

Fuente: OSH-WIKI

En España la notificación del cáncer como enfermedad profesional es muy reducida y, con frecuencia las patologías neoplasias relacionadas o causadas por el trabajo son consideradas enfermedad común. Las cifras porcentuales de notificación del cáncer como contingencia profesional apenas superaron en 2020 el 1% en todas las Comunidades Autónomas (CEPROSS-2020).

Fuente: Estadísticas de la Seguridad Social. CEPROSS-PANOTRASS 2020

Uno de los aspectos clave para mejorar las actuales cifras se basa en el conocimiento y puesta en práctica de los procedimientos de notificación ante la sospecha del cáncer como enfermedad profesional. Esto permitiría dar luz a muchas patologías oncológicas que, aun hoy permanecen ocultas y calificadas como procesos comunes y sin relación con las condiciones de trabajo y con la exposición laboral.

Queda un largo camino por recorrer que debe partir de una historia clínico laboral completa en la que se unifiquen y compartan entre los profesionales implicados los datos clínico-laborales procedentes de las empresas y los recogidos en las historias clínicas de las unidades sanitarias especializadas extralaborales, de forma que faciliten establecer la relación de causalidad en los procesos oncológicos abriendo nuevos caminos preventivos.

En esta línea de actuación se presenta el documento Cáncer Cero en el Trabajo, del grupo de trabajo de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) , como herramienta de apoyo para los profesionales  sanitarios que atienden a los pacientes con cáncer desde el abordaje preventivo de los riesgos laborales, hasta la puesta en marcha de estrategias de promoción de la salud, en los reconocimientos de vigilancia periódica de la salud, en el manejo de la reinserción laboral y, finalmente para facilitar, en condiciones de seguridad, la reintegración social y laboral de la persona que ha padecido un cáncer y ha logrado superarlo.

Se trata de un trabajo coordinado y complementario de todos y para todos, en beneficio de las personas afectadas, de las empresas u organizaciones empleadoras y del sistema sanitario en su conjunto.