Inicio ASP Los siniestros más impactantes sorprendentemente no son quirúrgicos. Conrado Nuñez

Los siniestros más impactantes sorprendentemente no son quirúrgicos. Conrado Nuñez

..Conrado Núñez. CEO DS Legal Group.
Muchas veces nos hemos preguntado: ¿Y si me tocase el Gordo de Navidad, o el Euromillones…? Nos gusta soñar con esta realidad, aunque lo cierto es que existe una probabilidad, por pequeña que sea, de que suceda. En el mundo del seguro de la Responsabilidad Civil Profesional se manejan dos conceptos de manera habitual para poder predecir el futuro: la frecuencia y la intensidad.

La frecuencia es el número de veces que se produce la reclamación y por tanto podríamos considerarla la probabilidad de que te reclamen. Todos tenemos interiorizado que es más fácil que un Obstetra reciba una reclamación, versus un Médico General. Actualmente es muy probable que a lo largo de nuestra carrera profesional recibamos al menos un mínimo de 3 reclamaciones/incidencias graves, dependiendo de la especialidad.

El médico de hoy, tiene que asumir que recibirá un mínimo de 3 siniestros a lo largo de su carrera

La intensidad sería con qué carga indemnizatoria viene la reclamación, o lo que es lo mismo, cuanto más fácil sea causar una lesión incapacitante, más importante será el daño y por tanto mayor será la indemnización que el paciente querrá para resarcir su supuesto daño. Todos podemos entender que una secuela en Obstetricia (una hipoxia cerebral en un neonato) en Traumatología, Neurocirugía, (tetraplejia por daño neurológico como causa de una cirugía de columna) puede ser más intenso que el daño en la especialidad de Estomatología (fracaso de implantes por no osteointegración de implantes).

Ahora bien, y volviendo al origen de este artículo, no se nos puede olvidar que todos los años siempre toca el Gordo, y siguiendo lo que todos conocemos de las loterías, y que el índice de probabilidad de que te toque siempre es el mismo, juegues los que juegues y tantas veces juegues siempre se reinicia el contador para el siguiente “sorteo”.

Llevado a la Responsabilidad Civil Profesional, el Gordo en los últimos 10 años no ha caído en la mayoría de los casos  en especialidades quirúrgicas, por más que nos pueda sorprender, han caído en especialidades como Odontología (por alergia al cromo cobalto) anatomía patológica (error diagnóstico de tumores), Enfermería no solo en el campo de las matronas (administración errónea de medicación o colocación de SNG incorrecta con sufrimiento hipóxico), “medicina de urgencias” asistencia domiciliaria, por retraso de ictus, infartos…

Bien es verdad que si juegas con fuego es más fácil quemarse, por lo que en especialidades donde la frecuencia es alta y la intensidad también, sería como La Manolita, que puede confluir todo por el volumen de décimos con los que juega, aunque la probabilidad siga siendo la misma a nivel particular.

Dicho lo anterior, la pregunta más recurrente entre nuestros clientes viene respecto a que Suma Asegurada debería alcanzar su seguro de Responsabilidad Civil Profesional y la respuesta como no puede ser de otro modo sería:

Si quieres estar tranquilo La suma asegurada que debes tener son 3 Millones

  1. Si lo que quieres es “dormir tranquilo”, si eres de los que tiene la ilusión, todos los años de que te toque el Gordo, deberías tener un capital que, rondase los 3 M de euros independientemente de la especialidad. Lógicamente a menor frecuencia e intensidad, la prima a pagar será menor y viceversa.
  2. Si haces medicina privada, entendiendo como tal el que cobra 100% al paciente, seas de la especialidad que seas, tu suma asegurada debiera ser de 3M, esto es por el concepto incorporado en el nuevo baremo, del lucro cesante, por lo que se ha introducido que además del daño físico causado, también se tiene en cuenta, cual es la pérdida económica causada a su estatus y que le incapacita para poder seguir consiguiendo esos emolumentos por la nueva situación creada.
  3. Si eres de los del cálculo de probabilidades, es decir, que juegas con los términos frecuencia, intensidad y media de importes reclamados, la cantidad a asegurar dependería de la especialidad, sabiendo que las especialidades quirúrgicas no debieran bajar de una suma asegurada de 2 M.
  4. Y si eres de los que no crees en los seguros y tienes uno por obligación legal, no deberías contratar menos que las cantidades medias reclamadas para tu especialidad, y estar concienciado de que si tienes que hacer uso del mismo, estarás casi seguro en un infraseguro, te verás en la necesidad de hacer frente con tus propios medios por la diferencia, dando lugar a las típicas frases de …”Llevo toda la vida pagando el seguro y para una vez que tengo un siniestro” … o “Ya estamos con la letra pequeña…”

El Gordo toca ¡todos los años!, y para esto precisamente están los seguros, para redistribuir entre todos los siniestros de unos pocos, pero que llegan inexorablemente

Por ello, todas las primas de un seguro de Responsabilidad Civil Profesional, además de contemplar en la prima la frecuencia y la intensidad de cada especialidad por separado, deben tener contemplado un % para asumir esos siniestros atípicos donde nada sale bien y más parecen casos de Cuarto Milenio que actos médicos donde algo salió mal.

Por supuesto, hoy, hemos analizado el porqué de tener una suma asegurada conforme a los tiempos que corren. Otros elementos muy a tener en cuenta son la Correduría, la Compañía de Seguros, el equipo de abogados, el equipo de peritos, los equipos que pongan a disposición de tu caso tanto el Corredor como la Aseguradora y un largo etcétera, que al igual que en la Medicina, son fundamentales para incrementar las probabilidades de éxito en una operación, pero esto será tratado en otro artículo.

Noticias complementarias