Inicio ASP La prevalencia de insuficiencia cardiaca, 12 veces mayor en pacientes con diabetes...

La prevalencia de insuficiencia cardiaca, 12 veces mayor en pacientes con diabetes tipo 2 que en pacientes no diabéticos

insuficiencia-cardiaca-prevalencia-diabetes

..Redacción.
La prevalencia de insuficiencia cardiaca es 12 veces mayor en pacientes con diabetes tipo 2 comparada con la de los no diabéticos, en concreto, un 16,2% y un 1,3%, respectivamente. Así lo evidencia un estudio recientemente publicado que se ha realizado en España y ha contado con la colaboración de AstraZeneca. En este trabajo se analizaron datos de 21.851 pacientes, con y sin diabetes, que presentaban insuficiencia cardiaca (IC). Además, el estudio también muestra datos relativos a la incidencia de IC (2,83 por 1.000 personas/año), y la prevalencia, del 1,88%.

La insuficiencia cardiaca (IC) es una enfermedad cardiovascular crónica frecuente y muy grave. La prevalencia de la IC ronda el 2% de la población adulta en los países desarrollados. En España, esta patología afecta al 1,89% de la población de 18 años o más, alcanzando los 770.000 pacientes en nuestro país. Al tratarse de una enfermedad que afecta principalmente a la población anciana, esta cifra se eleva y alcanza hasta el 9% de los adultos mayores de 80 años, de acuerdo al estudio Pathways-HF, llevado a cabo con la colaboración de AstraZeneca.

La prevalencia de insuficiencia cardiaca es 12 veces mayor en pacientes con diabetes tipo 2 comparada con la de los no diabéticos, en concreto, un 16,2% y un 1,3%, respectivamente

Sin embargo, se espera que la prevalencia de esta patología aumente en los próximos años, debido principalmente al envejecimiento de la población. Por tanto, aumentará también el número de hospitalizaciones por esta causa. Además, los síntomas asociados a la IC repercuten negativamente en la calidad de vida de los pacientes. A pesar de los tratamientos tradicionales de la IC, como los inhibidores del sistema renina-angiotensina, los betabloqueantes y los antagonistas de la aldosterona, las tasas de mortalidad y hospitalización siguen siendo inaceptablemente altas.

La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) aumenta notablemente el riesgo de insuficiencia cardiaca. Además, muchos pacientes con DM2 tienen disfunción ventricular izquierda asintomática en los primeros años tras el diagnóstico de diabetes.

La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) aumenta notablemente el riesgo de insuficiencia cardiaca

Ana Pérez, directora médica y de asuntos regulatorios de AstraZeneca, destaca la participación de la compañía en este estudio con el objetivo de «incrementar el conocimiento sobre los pacientes que padecen insuficiencia cardiaca para poder optimizar el manejo de la patología y conseguir una reducción significativa de la carga económica de la enfermedad». Además, subraya que AstraZeneca siempre sitúa al paciente en el centro y busca mejorar su calidad de vida. «La compañía continúa apostando por la investigación y la innovación para encontrar nuevas formas de prevenir la insuficiencia cardiaca, reducir los ingresos hospitalarios y mejorar los resultados para quienes ya han sido diagnosticados», asegura.

Por su parte, el Dr. Nicolas Manito, jefe clínico de la unidad de insuficiencia cardiaca y trasplante cardiaco en Hospital Universitari de Bellvitge y uno de los investigadores participantes en este estudio, explica que los objetivos del estudio. «Describir la epidemiología, las características clínicas y el manejo terapéutico de la población con IC en una cohorte actual de pacientes españoles estratificada en función de la presencia de DM2, y determinar los eventos cardiovasculares tras un año de seguimiento. Se analizaron los mismos parámetros en pacientes con DM2 que tomaban inhibidores del SGLT2».

Las tasas de mortalidad por insuficiencia cardiaca siguen siendo altas
Aunque el pronóstico de la IC ha mejorado en los últimos años, las tasas de mortalidad siguen siendo altas. Las cifras más bajas de mortalidad se dan en los estudios de atención secundaria. Esto indica que la asistencia especializada, junto con un mejor tratamiento de la IC, mejora la supervivencia.

Las tasas de hospitalización por insuficiencia cardiaca son mayores en los pacientes con diabetes tipo 2 (34% frente a 29,3%)

En este sentido, el estudio destaca el dato del 12% de pacientes con IC que fallecieron durante el seguimiento de 1 año. En cuanto a las tasas de hospitalización alcanzaron el 30,9% al año de seguimiento, y el 8,1% de los pacientes fallecieron durante la hospitalización. Las tasas de hospitalización y las de mortalidad durante la hospitalización fueron más frecuentes en los pacientes con DM2 que en los que no sufrían de diabetes (hospitalización: 34% frente a 29,3%; mortalidad: 13,2% frente a 11,8%). Los resultados aumentaron significativamente con la edad.

Importancia del tratamiento temprano
La menor prescripción de los fármacos recomendados por las directrices para la IC aumenta el uso de recursos sanitarios, sobre todo de las hospitalizaciones iniciales y recurrentes; por el contrario, el aumento del cumplimiento de los fármacos para la IC mejora los resultados clínicos. En este sentido, es destacable el hecho de que el coste de la hospitalización por IC es el principal determinante del coste sanitario total de la población con IC. El tratamiento temprano de los pacientes con DM2 con inhibidores del cotransportador 2 de sodio-glucosa (SGLT2) puede retardar o incluso evitar la aparición de IC.

La menor prescripción de los fármacos recomendados por las directrices para la insuficiencia cardiaca aumenta el uso de recursos sanitarios, sobre todo de las hospitalizaciones iniciales y recurrentes

El estudio revela que, tras un año de seguimiento, la complicación principal fue la hospitalización por IC. Así, se subraya la importancia de prescribir aquellos fármacos que presenten un efecto beneficioso demostrado no solo en la mortalidad, sino también en la morbilidad. Una proporción importante de pacientes no toma fármacos para la IC respaldados por pruebas. Esto se traduce en tasas más altas de complicaciones en pacientes con y sin DM2. Por lo tanto, es fundamental mejorar el manejo de la IC. Especialmente, mediante el uso de fármacos que reduzcan la hospitalización y la mortalidad causadas por esta patología.

Noticias complementarias