Inicio ASP Más de la mitad de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón...

Más de la mitad de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón no microcítico se someten a pruebas de biomarcadores

biomarcadores-cáncer-pulmón

..Redacción.
Las pruebas de biomarcadores en pacientes de cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) en Europa van en aumento. Más de la mitad de los pacientes diagnosticados se someten a este tipo de pruebas de biomarcadores. Así lo ponen de manifiesto datos de los últimos cinco años sobre la práctica real de un estudio de registro nacional español presentado en el Congreso Europeo del Cáncer de Pulmón (European Lung Cancer Congress – ELCC), que se celebra del 30 de marzo al 2 de abril.

«La supervivencia global de los pacientes con cáncer de pulmón ha aumentado alrededor del 15% en la última década, fundamentalmente porque ahora tenemos nuevos tratamientos, incluidos los fármacos dirigidos. Para utilizar estos tratamientos, tenemos que determinar los biomarcadores moleculares en el tumor del paciente. En nuestro estudio, se ha analizado la tasa de realización de estas pruebas moleculares en la práctica clínica en el mundo real», ha explicado la autora principal, la Dra. Virginia Calvo de Juan, del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid, España.

La realización de pruebas de biomarcadores a pacientes con cáncer de pulmón no microcítico crece en Europa en los últimos cinco años

En el estudio, se evaluaron los análisis de biomarcadores en el Registro de Tumores Torácicos, un registro observacional prospectivo español, que ha incluido datos de 9.239 pacientes diagnosticados de CPNM en estadio IV desde 2016 hasta la fecha. «Los resultados demostraron que se realizaron pruebas de biomarcadores tumorales en el 85% de los pacientes con tumores no epidermoides (no escamosos) y en el 56,3% de los pacientes con tumores epidermoides (escamosos) y eso es importante para tomar decisiones de tratamiento», ha informado la especialista. Casi la mitad (44,5%) de los pacientes que se sometieron a las pruebas tuvieron un resultado positivo en EGFR, ALK, KRAS, BRAF, ROS1 o PD-L1.

El análisis del registro ha mostrado un aumento significativo de todos los análisis moleculares en los últimos años. «El mensaje clave es que es muy importante tener un registro para recoger información de la asistencia al cáncer en la práctica real. No podemos mejorar si no tenemos una idea clara de lo que estamos haciendo en la práctica clínica habitual», ha añadido la Dra. Calvo de Juan. La autora ha señalado que en el Registro de Tumores Torácicos participaron 182 hospitales de toda España.

«Se realizaron pruebas en el 85% de los pacientes con tumores no epidermoides y en el 56,3% de los pacientes con epidermoides», asegura la Dra. Calvo de Juan

«El Grupo Español es uno de los mejores grupos de estudio de Europa y está muy comprometido en proporcionar tratamientos dirigidos a los pacientes con cáncer de pulmón», ha comentado el Dr. Rolf Stahel, presidente de la Plataforma Europea de Oncología Torácica (ITOP, por sus siglas en inglés). «El análisis de los datos de registro muestra una tasa muy alta de análisis moleculares a lo largo de un periodo de cinco años», ha dicho. El especialista ha considerado útil examinar también con qué frecuencia las pruebas moleculares llevaron a que los pacientes individuales recibieran tratamiento dirigido adecuado.

“Los registros de cáncer son muy importantes para mejorar los resultados en pacientes con cáncer, por varias razones”, ha añadido el Dr. Stahel. En primer lugar, ha destacado, pueden ser útiles para mejorar el nivel de la asistencia a los pacientes. Un registro basado en la población o basado en el hospital recoge datos sobre pacientes que pueden luego analizarse en cuanto a aspectos particulares del diagnóstico, el tratamiento y los resultados en el cáncer. “Luego se puede ver cómo está rindiendo un hospital o una región en particular, establecer una referencia frente a otras poblaciones y ver dónde estamos y cómo podemos mejorar”, ha subrayado. En segundo lugar, los registros del cáncer pueden aportar una manera de estudiar los efectos del tratamiento en cánceres muy raros.

Noticias complementarias