Inicio ASP El centenario de la jubilación de Cajal debe recordarnos la necesidad de...

El centenario de la jubilación de Cajal debe recordarnos la necesidad de posibilitar una carrera asistencial, docente e investigadora

Juan-Antonio-Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas, jefe de Sección de Medicina Interna y jefe de estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda. Catedrático de Medicina de la UAM.
Dentro de unos días podemos celebrar una fecha especial, como es el centenario de la jubilación de Don Santiago Ramón y Cajal. Don Santiago nos legó numerosas frases y reflexiones, pero ese día dejó escrito sobre el retrato que le realizaron con motivo de su jubilación, el 1 de mayo de 1922, la siguiente frase tan conocida, tan citada y tan llena de sabiduría: “Se ha dicho tantas veces que el problema de España es un problema de cultura. Urge, en efecto, si queremos incorporarnos a los pueblos civilizados, cultivar intensamente los yermos de nuestra tierra y de nuestro cerebro, salvando para la prosperidad y enaltecimiento patrios todos los ríos que se pierden en el mar y todos los talentos que se pierden en la ignorancia”. En esta frase se observa con nitidez la voluntad pedagógica de Cajal.

Don Santiago Ramón y Cajal se jubiló el 1 de mayo de 1922, y nos legó numerosas frases y reflexiones

Don Santiago nos legó ese día un camino a seguir que no es otro que apostar por el conocimiento, por la ciencia, por la cultura en todas sus formas. Y junto a ello nos indicó que debemos cuidar a nuestras generaciones más jóvenes y dotarlas de los recursos necesarios para que consigan su madurez personal y profesional. Contamos con profesionales excelentes en nuestra sanidad, gente joven bien formada que únicamente necesita que ese camino que nos indicó Cajal sea una realidad.

Precisamente dentro de unos días termina otra promoción de residentes y muchos de ellos sienten esa sensación de vacío, de incertidumbre y se encuentran después de diez u once años de la finalización de la carrera a la búsqueda de una salida profesional. Con suerte conseguirán trabajos precarios de corta duración o de carácter eventual en lucha con aquellos profesionales a los que no se les ha renovado el contrato Covid.

Contamos con profesionales excelentes en nuestra sanidad que únicamente necesita que ese camino que nos indicó Cajal sea una realidad

Pero si con esto no fuera suficiente, los compañeros que tienen una interinidad se enfrentan a períodos prolongados sin poder optar a una plaza fija por falta de convocatorias periódicas, lo que provoca también incertidumbre y desánimo; porque uno no sabe si es bueno o malo destacar en un área concreta cuando te van a hacer a largo plazo una evaluación global de tu especialidad.

Tal y como nos indicó Cajal hace cien años, debemos cultivar intensamente los yermos de nuestra tierra. Para ello necesitamos decisiones firmes que pasan por posibilitar una carrera asistencial, docente e investigadora con una adecuada política de recursos humanos; con convocatorias oficiales, al menos cada dos años, en las diferentes comunidades autónomas, manteniendo razonablemente la equidad en todo el territorio nacional tanto en el tipo de contrato como en las retribuciones; y posibilitando una adecuada sintonía entre las consejerías de Sanidad y las universidades que permita un número suficiente de plazas vinculadas.

Necesitamos decisiones firmes que pasan por posibilitar una carrera asistencial, docente e investigadora con una adecuada política de recursos humanos

Todo ello facilitaría que nuestros profesionales, con una gran formación, reviertan en nuestro SNS todo su conocimiento y su potencial, evitando que ningún río se pierda en el mar y que ningún talento se pierda en la ignorancia. Muchas gracias a Don Santiago, siempre presente.

Noticias complementarias