Carlos León: «Los profesionales sanitarios son conscientes de que el riesgo existe, pero no trabajan pensando en él»

Carlos-León

..Redacción.
40 Jóvenes Profesionales.
Carlos León es abogado especialista en derecho sanitario y derecho del seguro. Tras más de 14 años en el sector, actualmente es el director jurídico de DS Legal Group, un despacho especializado en derecho sanitario, responsabilidad civil y protección de datos. Para Carlos León, es injusto que los profesionales sanitarios puedan ser enjuiciados por vía penal e inhabilitados por errores no intencionados, ya que son profesionales que «deben tomar decisiones muy importantes en segundos y, como cualquiera persona, puede cometer errores». 

Carlos León: «Los profesionales deben tomar decisiones muy importantes en segundos y, como cualquier persona, pueden cometer errores»

¿Qué consultas recibía un abogado experto en responsabilidad civil en abril del 2020, al inicio de la pandemia?
Durante este periodo todo fue un caos, especialmente para nuestro profesionales de la salud. La verdad es que todo el equipo del que tengo el orgullo de formar parte se volcó en esta labor de asesoramiento. Durante este tiempo hemos trabajado mano a mano todos los profesionales del despacho para poner nuestro granito de arena e intentar aliviar la carga de nuestros profesionales.

No solo recibimos consultas relacionadas con la responsabilidad civil, sino también muchas consultas laborales  y ético-legales. algunas de las más frecuentes se referían al riesgo asumido por los profesionales por aplicar tratamientos no avalados científicamente, por no poder ingresar o intubar a pacientes por la falta de medios, por la posibilidad de contagio de pacientes sin Covid-19 durante las cirugías e ingresos, quién tenía prioridad en la asistencia, etc. También surgían dudas sobre la telemedicina, la necesidad de consentimientos informados específicos para Covid-19, las coberturas de los seguros de responsabilidad civil, si podían acabar enfrentándose a un procedimiento penal, negarse a atender a pacientes con Covid-19 o qué hacer si no contaban con las medidas de protección adecuadas.

Lo cierto es que fueron meses de muchas dudas, dada la vorágine que estaban viviendo, la presión asistencial y el desconcierto por la llegada de la nueva enfermedad. Pero hay que destacar que en todas las consultas resueltas no veíamos una intención de abandonar, sino de saber cómo protegerse lo mejor posible, asumiendo que podían ser reclamados.

Tiene que cambiar nuestra forma de entender la sanidad y nuestra forma de enjuiciar una actividad que es puramente vocacional

¿Verdaderamente ha cambiado la percepción de las responsabilidad civil con los más de 100.000 muertos por la pandemia y los problemas en las residencias?
Me gustaría pensar que si ha cambiado, que la sociedad, los juzgados, los políticos, aseguradoras y centro de salud protegen mejor a nuestro profesionales sanitarios. Pero, lo cierto es que soy pesimista con respecto a este tema. Vivimos tan rápido que todo es efímero. Ya nos hemos olvidado de aquellos momentos más duros de la pandemia, de las diferentes olas, de las secuelas que arrastran miles de personas, de la gran carga que ha supuesto para nuestros profesionales sanitarios. Tras un breve parón, los sanitarios han vuelto a recibir reclamaciones con acusaciones muy muy graves, como si alguien pudiera pensar que cuando se produce un daño existiera intención.

¿Tiene que cambiar la percepción del riesgo de los profesionales sanitarios?
Más que  cambiar la percepción del riesgo, lo que tiene que cambiar nuestra forma de entender la sanidad y nuestra forma de enjuiciar una actividad que es puramente vocacional. Cada día me quedo más sorprendido de cómo se juzga en nuestros juzgados a los profesionales sanitarios. Muchas veces se les califica como negligentes o, incluso, como auténticos criminales con el único propósito de conseguir una indemnización. Creo que deberíamos ser más respetuosos con el eslabón que ha permitido que nuestra sociedad no se rompa durante estos dos años, ya sea por el cuidado de nuestras familias o por la investigación de tratamientos y vacunas. Más teniendo en cuenta que han visto seriamente afectados sus derechos y los de sus familias por el bien de los demás.

Si seguimos en esta judicialización continua del ámbito sanitario nos encontraremos, poco a poco, con una peor medicina, menos recursos y más desafección por parte de nuestros profesionales sanitarios.

Según Carlos León, los sanitarios han vuelto a recibir reclamaciones con acusaciones muy graves

¿Es la percepción del riesgo uno de los grandes defectos del sistema? ¿Qué solución tiene?
Los profesionales sanitarios son conscientes de que el riesgo existe, pero no trabajan pensando en él, a diferencia de lo que suele ocurrir en otras profesionales. Su trabajo es vocacional. Han estudiado y trabajado para salvar vidas y, aunque saben que el riesgo está presenta en su día a día, no dudan en hacerlo. El problema viene cuando les llega la primera reclamación, porque algunos cambian su forma de trabajar o se plantean abandonar.

No sé si tiene solución o no, en mi opinión, sería justo que solo pudieran tener acceso a la vía penal aquellos hecho que fueran dolorosos, es decir, que no se pudiera inhabilitar a un profesional sanitario por el hecho de cometer un error. Todas las personas cometemos errores, incluidos jueces, políticos o legisladores y no por ellos les inhabilitan. Creo que no deberíamos penalizar a unos profesionales que tienen que tomar decisiones muy duras en segundos, muchas veces bajo presión o sin los recursos adecuados.

¿Se imagina en un futuro a medio plaza un sistema sanitario muy distinto al actual? ¿Los siniestros pueden llegar a cambiar la forma de atender al paciente?
A medio plazo, veo un futuro gris en el que los siniestros seguirán creciendo exponencialmente. En las grandes ciudades la situación se va estabilizando, aunque en
otras zonas estamos observando un incremento de las reclamaciones. El perfil del paciente/consumidor llega a todas las áreas geográficas de España.

Creo que deberíamos ser más respetuosos con el eslabón que ha permitido que nuestra sociedad no se rompa durante estos dos años, señala Carlos León

¿Cómo ve su situación profesional dentro de 10 años?
A nivel personal espero seguir defendiendo a aquellos profesionales que durante más de 14 años me han dado tanto. He encontrado una vocación que nunca habría pensado alcanzar. Sí espero que la situación se estabilice y podamos utilizar fórmulas de reclamación que no supongan la inhabilitación de los profesionales sanitarios. En cuanto al entorno, espero que las aseguradoras de responsabilidad civil sigan apostando por dar cobertura de siniestros de este tipo sin que sea el patrimonio del profesional el que esté en juego.

Espero seguir contribuyendo a crear barreras de entrada a las reclamaciones, potenciando la formación como forma de prevención y el uso de herramientas como ElConsentimiento.es para evitar reclamaciones derivadas de los consentimientos informados. También, me gustaría contribuir a la desaparición del delito cualificado respecto a los médicos o a eliminar una lacra social como son las agresiones a profesionales sanitarios en la actividad pública y privada.

¿Qué importancia tiene, en su opinión, la cultura del conocimiento en responsabilidad civil? ¿Es una asignatura pendiente del Sistema Nacional de Salud?
Claro que es una asignatura a tratar. De hecho, creo que debería ser una asignatura obligatoria en la facultad para que también se enseñe cómo les puede afectar una reclamación, cómo prevenirlas y cómo actuar frente a ellas.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en