Inicio ASP Dra. María Isabel Vera: «Las terapias biológicas reducen las hospitalizaciones y cirugías...

Dra. María Isabel Vera: «Las terapias biológicas reducen las hospitalizaciones y cirugías a corto plazo en pacientes con colitis ulcerosa»

colitis-ulcerosa

..Victoria Guillén.
En España, alrededor de 360.000 personas padecen una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), cerca del 1% de la población. De los enfermos de EII, un 58% de ellos padece colitis ulcerosa (CU), una patología que causa inflamación de la mucosa intestinal afectando al colon y recto. Además, cada año, ocho de cada 10 personas son diagnosticadas de CU. Con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales, la Dra. María Isabel Vera Mendoza, jefa de Sección de Gastroenterología de la Unidad de EII del Hospital Universitario Puerta de Hiero, ha explicado en una entrevista con iSanidad las principales dificultades que actualmente plantea el diagnóstico de los pacientes con EII y el impacto económico que presenta esta patología en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En este sentido, la especialista ha destacado que «estas enfermedades presentan un impacto económico importante por su cronicidad y por el uso, cada vez más frecuente y precoz, de las terapias biológicas». Asimismo, la Dra. Vera ha añadido que uno de los beneficios de la terapia biológica en colitis ulcerosa es que produce un cambio en el curso natural de la enfermedad, reduciendo hospitalizaciones y procedimientos quirúrgicos. Por tanto, mejora la calidad de vida de los pacientes.

Según la doctora, la derivación precoz desde AP a las unidades de EII es una de las dificultades que plantea el diagnóstico de los pacientes con EII

Actualmente, ¿cuáles son las principales dificultades plantea el diagnóstico de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII)?
En la actualidad las principales dificultades que puede plantear el diagnóstico de la EII es la sospecha de la enfermedad y la derivación precoz desde atención primaria a las unidades de EII, con las listas de espera que manejamos en estos momentos no sólo en consultas, sino también en las exploraciones endoscópicas.

Se estima que en España 1 de cada 450 personas padece una EII. Además, ocho de cada 100.000 personas son diagnosticadas cada año de colitis ulcerosa (CU). ¿Qué impacto presenta esta patología en el sistema sanitario español? Y, ¿en la vida de los pacientes?
La enfermedad inflamatoria intestinal, y en particular de la colitis ulcerosa, presentan un importante impacto en el colectivo de pacientes jóvenes. Teniendo en cuenta que debuta en personas entre la segunda y tercera década de la vida, estas patologías tienen una gran repercusión en la esfera personal, social y laboral de los pacientes. Además, estas enfermedades tienen un impacto económico importante, no sólo por la cronicidad de las mismas, sino también por el uso cada vez más frecuente y precoz de las terapias biológicas.

El diagnostico y el inicio del tratamiento precoz conduce a una mejor adherencia o cumplimiento que deriva en un control óptimo de la enfermedad

¿Qué importancia tiene el diagnóstico precoz y la adherencia al tratamiento en este tipo de enfermedades?
Estas enfermedades tienen un curso crónico, progresivo e invalidante con el tiempo. Por ello, el diagnóstico y el inicio del tratamiento precoz, junto al seguimiento estrecho de los pacientes y la implicación de los mismos en la toma de decisiones, conduce a una mejor adherencia o cumplimiento, que deriva en un control más óptimo de la enfermedad.

¿Qué beneficios aporta la terapia biológica para el tratamiento de la colitis ulcerosa? ¿Existe algún biomarcador que pueda servir para dar un mejor tratamiento a estos pacientes?
El beneficio de la terapia biológica en la colitis ulcerosa se basa en el cambio del curso natural de la enfermedad. De esta manera, se produce una reducción en las hospitalizaciones y en la necesidad de realizar cirugía en los pacientes tratados, al menos a corto plazo, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

¿Cuáles son las últimas novedades en el tratamiento de los pacientes con CU? ¿Hacía donde está evolucionando la investigación en el desarrollo de nuevos tratamientos?
Las últimas novedades en el tratamiento de la CU, además de los antiTNF que se llevan utilizando más de 10 años, están siendo la aparición de nuevas moléculas como los fármacos antiintegrinas como Vedolizumab, los anti IL12/23 como ustekinumab, y más recientemente las moléculas orales inhibidoras de la familia de las JAK-Quinasas como Tofacitinib. Además, hay otras en investigación.

Noticias complementarias