Inicio ASP Isabel II aparece por sorpresa en una estación de metro londinense, debería...

Isabel II aparece por sorpresa en una estación de metro londinense, debería aparecer en un centro de salud

..Luis de Haro. director general de iSanidad.
La reina de Inglaterra ha aparecido por sorpresa en una estación de metro en Londres. Isabel II ha acudido a la estación de Paddington para ver la nueva línea que lleva su nombre. Esta línea, que será inaugurada el 24 de mayo, llevará el nombre de Elizabeth Line y unirá de forma rápida el oeste y el este de la capital. Con 96 años y graves problemas de movilidad, Isabel II participa en pocos compromisos públicos fuera de sus residencias. Su presencia no se había anunciado públicamente.

¿Podría cundir el ejemplo? Ahora que el rey emérito ha vuelto a aparecer por España, ¿podría pasarse por un centro de salud a ver al médico de familia? Estaría fenomenal verle en la sala de espera abarrotada y que, esperando junto a la prensa, supiera lo que es ser el paciente número 35 de una mañana complicada. También podría pedir cita en trauma, por ejemplo, para hacerse una revisión. Lo malo es que a lo mejor tiene que estar en España varios meses esperando esa cita (suponiendo que no tenga que hacerse ninguna prueba).

Si Isabel II ha conocido la realidad del metro londinense, ¿no querrá el rey emérito conocer la sala de espera de un centro de salud?

Sería buenísimo porque entonces, sí se hablaría de los problemas de las listas de espera o del abandono de la atención primaria. Si la reina Isabel II ha podido visitar el metro sin previo aviso, ¿podría ir el rey Juan Carlos a revisar su tratamiento para el dolor crónico?

Isabel II ha podido conocer de primera mano las obras del metro, ¿no se puede pedir al rey o al presidente del Gobierno que conozcan la realidad del sistema público de salud? Tal y como es, no cómo se lo cuentan.

Si el sistema sanitario no termina de explotar es porque los profesionales son excepcionales

Nadie puede seguir diciendo que nuestro sistema sanitario es modélico con listas de espera de meses o esperando 45 minutos en una sala de espera abarrotada. Si el sistema sanitario no termina de explotar es porque los profesionales son excepcionales. No quiero ver el día que se pierda la excepcional profesionalidad de médicos, enfermeras, investigadores o farmacéuticos.

Noticias complementarias