Inicio ASP Dra. Calvo: «Contar con un nuevo anti-VEGF supone un antes y un...

Dra. Calvo: «Contar con un nuevo anti-VEGF supone un antes y un después en el manejo de la DMAE húmeda»

Dra. Pilar Calvo, oftalmóloga habla sobre la DMAE húmeda y su nuevo tratamiento

..Redacción.
Desde hace unos días los oftalmólogos disponen de un nuevo fármaco de última generación para los pacientes con degeneración macular asociada a la edad húmeda, conocida como DMAE húmeda. El Ministerio de Sanidad aprobó la financiación de brolucizumab, un nuevo fármaco anti-VEGF: tiene la capacidad de bloquear la actividad del factor de crecimiento endotelial vascular causante de la formación anómala de vasos sanguíneos que exudan fluidos e inflaman la retina.

Brolucizumab es un fragmento de un anticuerpo humanizado de cadena sencilla que tiene capacidad de bloquear la actividad de la proteína VEGF causante de la DMAE húmeda

Esta enfermedad es la principal causa de ceguera en España, donde se estima que hay más de 800.000 personas afectadas. La Dra. Pilar Calvo, oftalmóloga de la Sección de Retina Médica del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, ve habitualmente pacientes con DMAE húmeda. Por eso, considera que disponer de este nuevo tratamiento anti-VEGF «supone un antes y un después en el manejo de esta patología».

Brolucizumab es un fragmento de un anticuerpo humanizado de cadena sencilla, desarrollado y comercializado por Novartis con el nombre de Beovu. La molécula ha mostrado que «es capaz de ofrecer resultados más efectivos y duraderos», explica la Dra. Carmen Navarro, directora médica del Área de Oftalmología de Novartis, ya que «se ha diseñado para ofrecer la mayor concentración de fármaco, proporcionando más agentes vinculantes activos que otros anti-VEGF».

Dra. Navarro: «Se ha diseñado para ofrecer la mayor concentración de fármaco, proporcionando más agentes vinculantes activos que otros anti-VEGF»

Su mecanismo de acción hace que la molécula se una a la proteína VEGF-A, lo que retrasa el crecimiento anómalo de los vasos sanguíneos y la pérdida de fluido. Cada dosis de Beovu contiene 12 veces más moléculas con el potencial de unirse a VEGF-A, en comparación con el fármaco aflibercept.

Los resultados de seguridad y eficacia del tratamiento se han confirmado en los ensayos clínicos de fase III Hawk y Harrier. «En ambos ensayos, un 30% menos de pacientes presentaban signos de actividad de la enfermedad con Beovu respecto a otros anti-VEGF ya en la semana 16«, apunta la Dra. Navarro. Los investigadores vieron cómo había menos cantidad de fluido en una imagen de tomografía de coherencia óptica (TCO) y la visión se puede mantener o, incluso, mejorar.

Es el primer anti-VEGF que permite espaciar la frecuencia de administración del tratamiento cada tres meses

Los ensayos también confirmaron que el fármaco seguía siendo efectivo con una administración trimestral. Y esta es una de las grandes novedades del tratamiento. Es el primer anti-VEGF que permite espaciar la frecuencia de administración del tratamiento, de forma que tras la primera carga del tratamiento, los pacientes vuelven cada tres meses.

Este punto es especialmente valorado por los oftalmólogos, ya que facilita la adherencia al tratamiento y la vida de estos pacientes, que suelen tener una edad avanzada. «La mayoría son pacientes mayores que requieren acompañamiento y venir cada mes, el trasiego del hospital, la visita, o incluso tener que volver otro día a pincharse supone muchísimo desgaste para ellos y sus familias», explica la Dra. Calvo.

Dra. Calvo: «Supone liberarles de una carga al tener un régimen más amplio que permitirá cumplir mejor las visitas e inyecciones»

La oftalmóloga está convencida de la mejora en la adherencia que supondrá pasar de una administración mensual a una trimestral. «Supone liberarles de una carga al tener un régimen más amplio que permitirá cumplir mejor las visitas e inyecciones», afirma. Hasta ahora, la frecuencia de las inyecciones era un motivo frecuente por el que los pacientes abandonan los tratamientos disponibles.

Si disminuyen las visitas a los centros sanitarios para recibir este tratamiento, se alivia la carga de los servicios de oftalmología. En este sentido, la Dra. Carmen Navarro habla de «ventajas» que brolucizumab para el sistema sanitario en un contexto de envejecimiento de la población.

Dra. Calvo: «Sin tratamiento adecuado el paciente no puede leer, no puede reconocer las caras, no puede ver las monedas ni el móvil»

«La carga asistencial en las unidades de retina se ha multiplicado por 10 en los últimos años, resintiendo los plazos de diagnóstico, seguimiento y tratamiento de estas patologías oculares en la que precisamente los tiempos son críticos. Beovu permite espaciar los intervalos, optimizando las visitas que realizan a las consultas y reduciendo las listas de espera«, razona.

El progresivo envejecimiento de la población implica que la cifra de personas afectadas por la DMAE húmeda irá aumentando. Además, se suman otras patologías de alto impacto, como el edema macular diabético, el glaucoma o patologías genéticas, según recuerda la directiva de Novartis. «Controlar estas enfermedades nos permite evitar un gran impacto emocional para los pacientes que las padecen, para su entorno y también para el sistema sociosanitario», explica.

Tratamiento-DMAE

El infratratamiento de la DMAE húmeda «es el mayor problema a día de hoy» para la oftalmóloga

Ese impacto, vinculado a las consecuencias de la DMAE húmeda, lo ve cada día en su consulta la Dra. Pilar Calvo, quien apunta que «sin tratamiento adecuado el paciente no puede leer, no puede reconocer las caras, no puede ver las monedas ni el móvil». La acumulación de fluido en la retina, generada por los vasos sanguíneos que crecen de forma anómala, provoca una visión central borrosa. Además, hace que las líneas rectas se perciban distorsionadas y onduladas.

Así, la enfermedad implica que «todo lo que sea visión central, de detalle, fina, puede perderlo si no tratamos correctamente. Quita muchísima calidad de vida«. Precisamente, el infratratamiento de la DMAE húmeda «es el mayor problema a día de hoy» para la oftalmóloga, pero «con fármacos como este vamos a poder combatirlo mejor», añade.

La Dra. Calvo afirma que las terapias innovadoras en oftalmología se dirigen hacia las distrofias hereditarias de retina. «Por primera vez se están obteniendo resultados prometedores»

Según la directiva de Novartis, actualmente la investigación en nuevas terapias está poniendo su foco en mejorar la visión y la calidad de vida de los pacientes con un efecto cada vez más duradero. En el caso de Novartis, están investigando en terapias avanzadas, como las terapias génicas o celulares «que cubran las necesidades existentes para los pacientes, no solo en patologías prevalentes como la DMAE, sino también de otras más minoritarias, pero altamente incapacitantes como ciertos tipos de distrofias de retina».

Para la Dra. Calvo, las terapias innovadoras en oftalmología se dirigen «sin duda» hacia las distrofias hereditarias de retina, en las que «por primera vez se están obteniendo resultados prometedores». La oftalmóloga cree que la investigación llevará a los profesionales a «tratar mejor, tratar antes y obtener mejores resultados» y, advierte de que en los próximos años «uno de cada cuatro europeos va a tener algún grado de DMAE», por lo que considera «fundamental seguir buscando mejores terapias».

Noticias complementarias