La falta de conocimiento sobre el cáncer de vejiga produce un deterioro de la salud mental de los pacientes

cáncer-urotelial

..Redacción.
Astellas Pharma ha hecho público el informe de investigación Facing Bladder Cancer (Enfrentarse al cáncer de vejiga), que revela la desventaja de vivir con un cáncer que genera un alto impacto psicológico. El informe, respaldado por un panel de pacientes expertos, muestra que los sentimientos de disgusto, vergüenza y culpabilidad eran evidentes entre los pacientes y destacan esta dificultad a lo largo de todo su recorrido, desde un diagnóstico a menudo retrasado hasta la atención en la fase final.

Durante la investigación se consultó a más de 300 pacientes y cuidadores de EEUU y Europa. Así, se determinó que «la salud mental es un aspecto relevante, tanto en los pacientes diagnosticados (16%) como en sus cuidadores (23%), que ejerce una presión adicional sobre sus circunstancias». Según el informe, el estigma social tiene un gran impacto en la salud mental, y a menudo conduce o se combina con la depresión y la ansiedad.

El 42% de los pacientes con cáncer de vejiga se siente más solo que antes del diagnóstico y 36% se siente perjudicado por el impacto que la enfermedad 

Para los cuidadores, la soledad y el resentimiento es un problema profundo. El 42% se siente más solo que antes del diagnóstico, mientras que el 36% se siente perjudicado por el impacto que la enfermedad ha tenido en sus vidas. Por otra parte, las actividades cotidianas también se ven muy afectadas, ya que el 77% de los pacientes son menos propensos a salir de casa durante unos días y el 92% de los cuidadores identifican al menos una actividad que son menos propensos a realizar.

«El cáncer de vejiga no recibe la atención que merece a pesar de ser uno de los 10 cánceres más diagnosticados. Como resultado, el impacto en el bienestar emocional es considerable. Estos hallazgos sacan a la luz la realidad de la escasa concienciación y el impacto en la salud mental. Como parte de la comunidad del cáncer de vejiga, tenemos que unirnos si queremos ayudar a mejorar la calidad de vida», ha señalado Alex Filicevas, director ejecutivo de la Coalición Mundial de Pacientes con Cáncer de Vejiga

Alex Filicevas: “El cáncer de vejiga no recibe la atención que merece a pesar de ser uno de los 10 cánceres más diagnosticados”

El cáncer de vejiga es el quinto más frecuente en el mundo occidental, con 151.000 casos nuevos diagnosticados en Europa cada año. A pesar de ello, hay una baja concienciación sobre este tumor. Este informe se hace eco de que el 32% de las personas no son conscientes de su existencia, lo que da lugar a una escasa comprensión que se considera un factor clave de su desconocimiento y estigma. Además, las personas con cáncer de vejiga también se sienten culpadas y juzgadas por sus amigos, su familia y los médicos, debido a las decisiones de vida que han tomado.  El 45% de los casos están causados por el tabaquismo, y los pacientes que han fumado creen que se les considera merecedores de esa culpa. Sin embargo, el 45% de los pacientes más jóvenes sienten que se les culpó de haber causado su enfermedad, independientemente de los factores de riesgo.

El informe reclama un cambio urgente para apoyar a los pacientes y a sus cuidadores durante su proceso. Hasta el 71% de los pacientes de entre 18 y 39 años necesitan apoyo emocional o psicológico de su familia. La necesidad de elevar el conocimiento del cáncer de vejiga para impulsar una mayor comprensión y empatía hacia los afectados, así como el reconocimiento de las necesidades de los cuidadores para que no se sientan desatendidos, es fundamental para abordar las cuestiones planteadas en este informe. Los sistemas sanitarios también deben adoptar estrategias más eficientes para un diagnóstico más temprano y rápido. Además de mejorar la comunicación entre los diferentes profesionales sanitarios que lo manejan, y así mejorar los resultados de los pacientes.

La falta de conocimiento del cáncer de vejiga se ha relacionado con el deterioro de la salud mental, que a su vez repercute en el pronóstico

«El informe pone de manifiesto el impacto real de vivir con cáncer de vejiga, tanto en los pacientes como en sus cuidadores. La falta de conocimiento del cáncer de vejiga se ha relacionado con el deterioro de la salud mental, que a su vez repercute en el pronóstico. Si queremos mejorar los resultados de las personas afectadas, hay que priorizar los esfuerzos invertidos para aumentar la educación y proporcionar recursos para apoyar a las comunidades afectadas«, ha añadido Stephen Head, director senior de Relaciones con los Pacientes de Astellas.

 Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en