Inicio Actualidad La innovación terapéutica en neoplasias linfoides mejora la supervivencia de los pacientes,...

La innovación terapéutica en neoplasias linfoides mejora la supervivencia de los pacientes, según hematólogos

Neoplasias-Linfoides

..Redacción.
Hematólogos españoles se han reunido en Córdoba en el marco de las X Jornadas Formativas sobre el tratamiento de las Neoplasias Linfoides, organizadas por Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson, con el objetivo de abordar y analizar las últimas novedades en el tratamiento y el manejo de las neoplasias linfoides más frecuentes, como el mieloma múltiple (MM) y la leucemia linfocítica crónica (LLC).

En este sentido, las nuevas opciones terapéuticas han permitido mejorar la supervivencia de los pacientes. Actualmente, en mieloma múltiple supera los cinco años en el 50% de los pacientes y, en el caso de la leucemia linfocítica crónica, ha aumentado a diez años a más del 77% de los pacientes.

En 2021 se diagnosticaron aproximadamente 3.000 nuevos casos de MM y 10.000 de linfomas globales en España, según la Red Española de Registros del Cáncer

Según el Dr. Miguel Ángel Álvarez, especialista del servicio de Hematología del Hospital Reina Sofía de Córdoba y coordinador de estas jornadas, en los últimos diez años se han incorporado varios fármacos que han cambiado el tratamiento de los pacientes. Entre otros, se encuentran los inhibidores del proteosoma y los anticuerpos monoclonales en mieloma múltiple; o los inhibidores de la tirosina quinasa y de bcl-2 en leucemia linfocítica crónica. Asimismo, ha asegurado que «en el MM la combinación de fármacos condiciona un mejor control de la enfermedad y más sostenido en el tiempo. También hemos sido conscientes de la importancia del tratamiento continuado como una forma de intentar asegurar un largo control de los pacientes en la LLC».

En España se diagnosticaron en 2021 aproximadamente unos 3.000 casos nuevos de mieloma múltiple y 10.000 de linfomas globales, según datos de la Red Española de Registros del Cáncer. En este sentido, el Dr. Joaquín Sánchez, especialista en el servicio de Hematología del Hospital Reina Sofía de Córdoba y presidente electo de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia (AAHH), ha señalado que de estos casos, «entre un 20 y 25% fueron diagnosticados en Andalucía«.

Dra. Concepción Herrera: «Las alteraciones moleculares subyacentes a los tumores han permitido el desarrollo de fármacos dirigidos a dianas moleculares concretas»

Por su parte, la Dra. Concepción Herrera, jefa de servicio de Hematología del Hospital Reina Sofía de Córdoba, ha puesto el énfasis en el conocimiento de las alteraciones moleculares subyacentes a los tumores, «que ha permitido el desarrollo de fármacos dirigidos a dianas moleculares concretas«. Y en paralelo, ha destacado el desarrollo de estrategias de inmunoterapia también dirigidas a antígenos expresados por las células tumorales «que ha completado el arsenal terapéutico actual y tiene como denominador común dirigirse específicamente al tumor respetando las células normales del organismo«.

Estos tratamientos han cambiado la vida de los pacientes con neoplasias hematológicas porque unen a su alta eficacia un perfil de tolerabilidad favorable en la mayoría de los casos. «La elevada eficacia de estas terapias proporciona per se a los pacientes largos periodos de remisión completa en los que se encuentran asintomáticos y pueden hacer vida normal, libres de ingresos hospitalarios y reinsertados en su vida social, familiar o laboral”, ha matizado esta experta.

Asimismo, la especialista abordó, además, la importancia de los factores predictivos. «Investigamos activamente en la búsqueda de perfiles de pacientes que se puedan beneficiar más o menos de cada terapia. De hecho, en nuestro servicio tenemos ensayos clínicos activos en terapias innovadoras dirigidas a dianas moleculares en diversas patologías oncohematológicas«, ha apuntado.

El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más común, y es responsable del 2% de la mortalidad asociada al cáncer

Mieloma múltiple, mayor supervivencia
El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más común, y es responsable del 2% de la mortalidad asociada al cáncer. «El perfil de paciente es una persona en su séptima década de la vida, que presenta de forma habitual otras enfermedades asociadas, y para quien la aparición de la enfermedad supone una pérdida de calidad de vida muy significativa tanto en los aspectos físicos (por la afectación ósea y la anemia secundaria), como psicosociales (por la fatiga y por estado depresivo secundario)», ha aseverado el Dr. Álvarez.

No obstante, según el especialista, «la incorporación de nuevos fármacos ha producido una progresiva mejora en la supervivencia. Actualmente supera los cinco o siete años en el 50% de los pacientes”. Además, ha augurado que la administración en líneas más precoces de tratamiento, sumado al uso de combinaciones y de los nuevos anticuerpos monoclonales biespecíficos y terapia de células CAR-T «puede suponer un futuro cada vez más esperanzador e intentar aspirar a una cura de los pacientes con mieloma, una enfermedad aún incurable».

Dr. Eduardo Ríos: «El reto respecto a la leucemia linfocítica crónica consiste en personalizar cada vez más el tratamiento de los pacientes»

Reto en LLC: cronificar la enfermedad
La jornada también ha permitido poner de relevancia los avances en investigación en leucemia linfocítica crónica durante los últimos años. En este sentido, el Dr. Eduardo Ríos, médico adjunto del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Valme y profesor asociado de Hematología de la Universidad de Sevilla, ha explicado que «están empezando a aparecer fármacos que están sustituyendo a la quimioterapia, y que son más eficaces que ésta y con un perfil de tolerabilidad favorable».

«Actualmente, hay en marcha ensayos clínicos que están analizando la eficacia de la combinación de estos medicamentos entre sí y que buscan mejorar los resultados y adaptar el tiempo de tratamiento a lo que necesite cada paciente. Es decir, tratamientos cortos en el tiempo para aquellos pacientes cuya enfermedad responde muy bien a la combinación; o tratamientos prolongados o incluso indefinidos si el paciente, aunque desaparezcan sus síntomas, sigue mostrando cantidades ínfimas de células leucémicas que el tratamiento no ha conseguido erradicar».

Dr. Ríos: «Tres de cada cuatro pacientes son diagnosticados en fases muy iniciales y son vigilados sin necesidad de tratamiento»

Además, el experto ha asegurado que el reto actual respecto a la leucemia linfocítica crónica «es personalizar cada vez más el tratamiento en estos pacientes». Se trata de una enfermedad con curso clínico muy heterogéneo, «tres de cada cuatro pacientes son diagnosticados en fases muy iniciales y son vigilados sin necesidad de tratamiento hasta que empiezan a tener problemas derivados de la enfermedad. En general, entre un 30 y 40% de pacientes puede que no necesite nunca tratamiento. En aquellos que lo necesitan, este puede ser diferente de un paciente a otro en función de su edad y sobre todo de su estado general, atendiendo especialmente a las enfermedades concomitantes que padece, pero también a qué alteraciones genéticas se detectan», ha añadido.

Los especialistas también han abordado los avances en linfoma de las células del manto (LCM). Es un tipo de linfoma no Hodgkin (LNH) poco frecuente y agresivo que es incurable y difícil de tratar. «La tendencia a recaer de la enfermedad es alta y en este escenario, los tratamientos clásicos ofrecen resultados poco satisfactorios. De nuevo empezamos a disponer de alternativas a la quimioterapia para estos enfermos que recaen, al tiempo que existen ensayos que están valorando la eficacia de empezar a usar estos fármacos al diagnóstico y no a la recaída. Esto nos permitiría reducir la resistencia al tratamiento que muestra la enfermedad», ha afirmado el Dr. Ríos.

Los expertos ponen de relieve la importancia de que los pacientes reciban información y formación sobre su enfermedad

Necesidades de los pacientes
Durante el encuentro, los expertos también han hecho hincapié en la necesidad de que los pacientes reciban información y formación sobre su enfermedad, dado que las neoplasias linfoides son más desconocidas entre la población general que otros tumores más frecuentes. «Estas patologías necesitan un diagnóstico integral con caracterización molecular para definir el mejor tratamiento para cada paciente», ha explicado el Dr. Sánchez.

Asimismo, el especialista ha destacado, respecto a la labor de los hematólogos andaluces, «su gran vocación para formar parte de grupos de trabajo que son esenciales para el avance de la investigación desde el punto de vista clínico, desarrollando y participando en ensayos clínicos de los que se puedan beneficiar los pacientes».

Por tanto, el presidente electo de la AAHH considera que se debe seguir apostando por los grupos de trabajo «dotándolos de recursos administrativos y económicos para el desarrollo de sus actividades». Además, desde la junta directiva «buscan potenciar las relaciones con las asociaciones de pacientes, con la administración y con otras asociaciones de otras especialidades para aumentar la divulgación y conocimiento de nuestra especialidad», concluye el experto.

Noticias complementarias: