Reforzar la salud pública y contar con sistemas de información más precisos, claves para hacer frente a futuras pandemias

De cara a próximas emergencias, se requieren sistemas de vigilancia más inteligentes, más personal y nuevos acuerdos de gobernanza mundial para que los gobiernos tengan herramientas que les permitan actuar a contrarreloj

salud-pública-pandemias

..Redacción.
La pandemia de Covid-19 no es la primera que sufre la humanidad, y tampoco será la última. Los expertos lo tienen claro, pero advierten de que para hacer frente a futuras emergencias sanitarias es necesario reforzar la salud pública y contar con sistemas de información más precisos. Así se ha puesto de manifiesto durante una mesa redonda dedicada a la salud pública post-pandemia en la XL Reunión Anual de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), que ha sido moderada por Henrique Barros, del Instituto de Saúde Pública da Universidade do Porto (Ispup).

En concreto, han participado Antoni Plasència, del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación «la Caixa», y Hospital ClínicUniversitat de Barcelona; María José Sierra Moros, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad; Artur Rocha, del Instituto de Engenharia de Sistemas e Computadores, Tecnologia e Ciência (Inesc Tec); y Salvador Peiró, de la Fundación para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio Salud Pública).

El Covid-19 ha sido la mayor pandemia de este siglo en número de fallecidos y la cuarta mayor en la historia desde el siglo XVII. A pesar de que diversos organismos como la OMS ya pronosticaron en 2014 que algo así podía ocurrir, los expertos coinciden en que ni la epidemiología ni las estructuras y sistemas sanitarios estaban preparados para combatirla. «Los resultados hablan por sí mismos. Ni la epidemiología en España ni en otros países estaba preparada, especialmente desde el punto de vista técnico y tecnológico, aunque también organizativo. La pandemia nos cogió con unas herramientas y una organización de la epidemiología en el ámbito de la salud pública que todavía correspondían al S.XX», ha explicado Antoni Plasència.

Plasència: «La pandemia nos cogió con unas herramientas y una organización de la epidemiología en el ámbito de la salud pública que todavía correspondían al S.XX”

En esta línea, Henrique Barros, ha instado a dirigentes, líderes políticos y responsables de salud a qué reflexionen sobre las lecciones aprendidas a raíz del Covid-19. «Desde el punto de vista de los servicios de salud tenemos que analizar si la fuerza de trabajo en salud pública es suficiente. Yo creo que en la mayoría de los países no lo era», ha apuntado. A nivel global, la principal limitación durante la pandemia estuvo en la escasa capacidad de poder diagnosticar y, posteriormente, poner en marcha las actuaciones de control y tratamiento. «Durante mucho tiempo, tanto en España como fuera, el virus circulaba de manera indetectada. El problema se abordaba de manera parcial», ha comentado Plasència.

Asimismo, tanto Barros como Plasència han señalado que la infodemia como uno de los grandes problemas de esta pandemia. «Hay que empoderar la epidemiología en el sistema de salud. Tenemos que luchar contra la infodemia y mejorar la comunicación científica y de riesgo, en todas las direcciones», ha afirmado Barros. De esta manera, aumentará el compromiso y la adherencia de la ciudadanía a determinadas medidas.

Barros: «Hay que empoderar la epidemiología en el sistema de salud. Tenemos que luchar contra la infodemia y mejorar la comunicación científica y de riesgo»

Por ello, los expertos han subrayado la necesidad de un mayor esfuerzo en materia de preparación epidemiológica y de salud pública, implementando sistemas de vigilancia más inteligentes; aumentando la capacidad de producir y distribuir diagnósticos, vacunas y tratamientos; fortaleciendo las capacidades de salud pública; garantizando y financiando al personal adecuado, combatiendo la desinformación y promoviendo acuerdos de gobernanza mundial, desde una mirada global de equidad y sostenibilidad. Respecto a los aspectos «positivos» de la pandemia, se han referido a la capacidad de los sistemas de salud de generar de hacer llegar las vacunas a la mayor parte de la población. No obstante, han lamentado que solo en los países más ricos.

Los expertos han subrayado la necesidad de un mayor esfuerzo en materia de preparación epidemiológica y de salud pública para responder eficazmente ante futuras pandemias

¿Estamos más preparados ahora que en marzo de 2020?
Los expertos también han reflexionado sobre si el mundo está más preparado ahora que en marzo de 2020 para una crisis sanitaria. Según han comentado, depende de la evaluación que haga cada país sobre las acciones implementadas y sus resultados. «Ahora mismo todos los países deberían estar haciendo un repaso de las lecciones y los errores cometidos. Después, habrá que establecer compromisos políticos, organizativos y técnicos», ha recordado Plasència.

Además, el investigador ha afirmado que las pandemias y epidemias surgirán con mayor frecuencia como resultado de la globalización, se propagarán más rápido y posiblemente afectarán a más personas. «El Covid-19 ha sido un ensayo y habría que aprovechar lo que hemos aprendido», ha concluido.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en