Exdirectivos de la Escuela Nacional de Sanidad piden firmas para refundar la institución: «Está en grave peligro de desaparición»

escuela-nacional-sanidad
Foto: Escuela Nacional de Sanidad (ENS).

..Gema Maldonado.
La Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III está en «grave peligro de desaparición» según denuncian seis de sus exdirectores a través de una petición lanzada en la plataforma Change.org en la que piden una refundación de la escuela con motivo del centenario de su fundación, que se cumplirá en 2024. En cuatro días la petición ha alcanzado cerca de 1.300 firmas. Quieren que la escuela y su refundación se sitúen en las prioridades de la agenda política.

El Dr. José Ramón Repullo ha lanzado una petición de firmas en Change.org pidiendo la refundación de la Escuela Nacional de Sanidad que en 2024 cumple 100 años

El Dr. José Ramón Repullo, profesor de la ENS y expresidente de la entidad, advierte que para la celebración del centenario, en poco más de un año, «la estructura de profesorado y de persona de la escuela esté posiblemente en un nivel importantísimo de deterioro si no hacemos nada». En conversación con iSanidad, afirma que la institución se encuentra «al borde de tener que cerrar líneas de producción o de desarrollo académico por falta de personal».

En los últimos 25 años la Escuela Nacional de Sanidad ha perdido el 75% de sus efectivos, lo que genera una situación que «compromete su funcionalidad», afirma el profesor firmante de la petición en Change.org y del editorial publicado junto a otros cinco médicos que han dirigido la institución en la revista de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, Gaceta Sanitaria.

La Escuela Nacional de Sanidad ha pasado de tener cerca de 120 efectivos a finales de los años 90 a acercarse a 30 en la actualidad

La institución vivió su momento álgido en los años 90, a partir de la Ley General de Sanidad de 1986. Se desarrollaron nuevos enfoques y líneas docentes y al final de la década, contaba con cerca de 120 efectivos entre profesores y personal técnico y de apoyo. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho. «En la primera década del S.XXI ya bajamos a unas 80 personas y en la segunda década a unos 60 efectivos. Ahora estamos cerca de 30 personas», explica el Dr. Repullo. Habla de personal contratado, más allá de los profesores colaboradores.

Jose Ramon Repullo

A los recortes de personal de las últimas décadas se suman las numerosas jubilaciones de aquellos profesionales que se incorporaron prácticamente a la vez a la escuela entre los años 80 y 90, cuyos huecos «no se han repuesto». Un grupo en el que se encuentra el propio profesor Repullo, jubilado este mismo mes de septiembre y en proceso de pasar a convertirse en profesor emérito, continuando así con su actividad docente.

Dr. Repullo: «La escuela se encuentra «al borde de tener que cerrar líneas de producción o de desarrollo académico por falta de personal».

Pero la pérdida de efectivos no es el origen de la situación actual que denuncian los expresidentes de la escuela. Es un síntoma de lo que señalan como «el debilitamiento» de la organización y cierto «desdibujamiento institucional». Los firmantes del editorial lo achacan al «olvido» de esta institución por parte del Gobierno central.

El Dr. Repullo se remonta al 2002, año en el que las competencias en sanidad terminan de transferirse a las comunidades autónomas. «Ahí se crea un enorme malentendido, parecería que al transferir la gestión de los servicios de asistencia sanitaria el Gobierno de España hubiera perdido un papel en funciones que son importantes y transversales».

Lo ejemplifica con la ausencia hasta ahora de un organismo de salud pública de carácter nacional, que vendrá a cubrir la futura Agencia Estatal de Salud Pública. «Parte de la respuesta que la sociedad española tiene que dar a emergencias de salud pública tienen que estar basadas en un esquema coordinado con un componente central», apunta. En las últimas dos décadas la política de desarrollo de la escuela ha estado marcada por «la desinversión y la pérdida de prioridad», afirma.

Los expresidentes hablan del «debilitamiento» de la organización y cierto «desdibujamiento institucional» y lamentan la «desinversión» y el «olvido» que vive en centro

Un papel coordinador y unificador de la formación que reciben los residentes de medicina preventiva y salud pública es el que también reivindica el Dr. Repullo para la escuela. Todos los años forman a «la mayoría» de MIR de esta especialidad en un máster de un año, «además de formar personal directivo y técnico para la gestión de hospitales, centros de salud y direcciones de los servicios regionales de salud», añade.

Sin embargo, dentro de ese olvido que menciona, señala la debilidad de la vinculación de la escuela con el mundo de la universidad, requisito imprescindible para dar legitimidad a la formación de posgrado en España desde la implantación del Plan Bolonia en la Unión Europea. Actualmente, la ENS tiene una alianza con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Pero, desde el punto de vista de los expresidentes de la institución «debería haberse desarrollado esa unión con más intensidad, más recursos e incorporando al profesorado universitario». Un modelo que ya han implementado escuelas similares a la española, como la de Lisboa (Portugal) y Rennes (Francia).

Dr. Repullo: «Si nos dieran la mitad del presupuesto que quieren dar a la Agencia Estatal de Salud Pública convertiríamos la escuela en una potencia internacional»

¿Qué proponen para su refundación?
Reclaman capital humano para volver a dimensionar la plantilla de profesores y personal técnico al nivel de hace 20 años «por lo menos». «Ese capital humano existe, tenemos generaciones de gente formada que podrían incorporarse. Pero hay que contratarlo, tener una relación de puestos de trabajo más amplia, bien remunerada y atractiva». ¿Cuánto costaría? El Dr. Repullo afirma que la escuela «no necesita grandes inversiones». «Si nos dieran la mitad del presupuesto que quieren dar a la Agencia Estatal de Salud Pública convertiríamos la escuela en una potencia internacional».

En segundo lugar, reclaman el apoyo de los ministerios de Ciencia, de Sanidad y de Universidades, que consideran directamente vinculados a los objetivos de la escuela. «Es posible que la manera de trabajar fuera a través de una estructura que coordinara el apoyo de los tres ministerios y pusiera en marcha un proyecto auténtico de refundación».

Piden el compromiso y el apoyo de los ministerios de Sanidad, Ciencia y Universidades para refundar la escuela

Por el momento tratan de llamar la atención sobre la realidad de la escuela y tienen previsto seguir haciendo ruido a lo largo de todo el año. Desde el lanzamiento de la petición de refundación se han sucedido en redes sociales las muestras de apoyo de numerosos médicos, gestores y asociaciones profesionales. «Tenemos una porosidad enorme en este país, no puedo visitar un centro de salud, hospital o consejería sin encontrarme con antiguos alumnos. Creo que vamos a llegar a muchísimas firmas», concluye el exdirector de la escuela.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en