Más anticuerpos Covid-19 por la vacuna que por la infección natural en embarazadas y sus bebés

..Redacción.
Se ha realizado un nuevo estudio en el Hospital Infantil de Filadelfia y la Universidad de Pensilvania sobre las vacunas Covid-19. Ha demostrado que las embarazadas que recibieron una de las vacunas de ARNm presentaron concentraciones de anticuerpos 10 veces mayores que las infectadas naturalmente. Este hallazgo también se observó en sus bebés. El estudio se ha publicado en JAMA Network Open.

También ha revelado que el momento de la vacunación desempeña un papel importante en la maximización de la transferencia de anticuerpos. Los anticuerpos de las embarazadas se detectaron en sus bebés a los 15 días de la primera dosis y aumentaron durante varias semanas.

Los anticuerpos de las embarazadas se detectaron en sus bebés a los 15 días de la primera dosis y aumentaron durante varias semanas

«Estos resultados sugieren que la vacunación Covid-19 no solo proporciona una sólida protección a las madres durante el embarazo, sino que también proporciona mayores concentraciones de anticuerpos a los bebés”. Así lo ha apuntado el primer autor Dustin D. Flannery, DO, MSCE, neonatólogo del Hospital Infantil de Filadelfia y profesor adjunto de Pediatría de la Universidad de Pensilvania. El embarazo es un factor de riesgo de Covid-19 grave. “Este estudio sugiere que las personas embarazadas deberían priorizar la vacunación para protegerse a sí mismas y a sus bebés«, apunta.

El laboratorio del Dr. Scott Hensley en el Departamento de Microbiología de Pennsylvania ha asumido un papel de liderazgo en la evaluación de las respuestas de anticuerpos Covid-19 desde el principio de la pandemia. En colaboración con los investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, su laboratorio evaluó el suero de la sangre del cordón umbilical de 585 embarazadas que tenían anticuerpos detectables contra el SARS-CoV-2.

La vacunación proporciona una sólida protección a las madres durante el embarazo y mayores concentraciones de anticuerpos a los bebés

De los 585 embarazos, identificaron a 169 pacientes que habían sido vacunados pero nunca infectados y a 408 que habían sido infectados pero no vacunados. Descubrieron que los niveles de anticuerpos entre los receptores de la vacuna eran aproximadamente 10 veces superiores a los de las personas que se habían infectado de forma natural.

Los investigadores detectaron anticuerpos IgG en la sangre del cordón umbilical de más del 95% de los recién nacidos (557 de 585) del estudio. De los recién nacidos con anticuerpos detectables, los investigadores descubrieron que los niveles eran 10 veces mayores en el grupo vacunado que en el grupo infectado naturalmente.

Sin embargo, también observaron que los ratios de transferencia eran ligeramente inferiores en el grupo vacunado en comparación con el grupo naturalmente infectado. Los investigadores analizaron diversos factores que podrían influir en la proporción de transferencia. Fueron tales como la edad gestacional en el momento del nacimiento y problemas médicos de la madre, como la hipertensión, la diabetes y la obesidad.

Los ratios de transferencia eran ligeramente inferiores en el grupo vacunado en comparación con el grupo naturalmente infectado

«Nuestro estudio sugiere que el tiempo transcurrido desde la infección o la vacunación hasta el parto fue el factor más importante en la eficacia de la transferencia, y estos hallazgos pueden informar sobre la estrategia óptima de vacunación contra el Covid-19 durante el embarazo«, ha apostillado la autora principal Karen M. Puopolo MD, PhD, neonatóloga adjunta del Hospital Infantil de Filadelfia y Jefa de la Sección de Medicina del Recién Nacido del Hospital de Pensilvania. «Las pacientes deben planificar la vacunación con tiempo suficiente antes de la fecha de parto, para que ellas – y sus bebés – puedan beneficiarse de una respuesta inmune robusta«.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en