Boehringer Ingelheim comparte resultados positivos del primer estudio mundial sobre isquemia macular diabética

La isquemia macular diabética es una complicación común e irreversible de la retinopatía diabética que puede llevar a la ceguera

isquemia-macular

Redacción
Boehringer Ingelheim
ha presentado datos positivos de ‘BI 764524’ para personas con isquemia macular diabética (DMI), al ser bien tolerado tras la administración intravítrea de dosis únicas y múltiples, cumpliendo sus principales objetivos de seguridad y mostrando indicios preliminares de potencial eficacia.

La isquemia macular diabética (DMI) es una complicación común e irreversible de la retinopatía diabética (RD) que puede llevar a la ceguera. Se puede desarrollar cuando los tejidos sensibles a la luz de la retina central no reciben un suministro adecuado de sangre durante un tiempo prolongado. Actualmente no hay tratamientos aprobados.

La isquemia macular diabética es una complicación común e irreversible de la retinopatía diabética que puede llevar a la ceguera

El estándar actual de atención para la retinopatía diabética avanzada incluye el tratamiento intravítreo con anti-VEGF (factor de crecimiento del endotelio vascular) o el tratamiento invasivo con láser.

Sin embargo, la condición de algunos pacientes progresa a pesar de este tratamiento. ‘BI 764524’ utiliza un modo de acción novedoso al inhibir la vía de Sema3A para revascularizar áreas isquémicas y potencialmente superar las limitaciones de los tratamientos anti-VEGF y láser.

Se puede desarrollar cuando los tejidos sensibles a la luz de la retina central no reciben un suministro adecuado de sangre durante un tiempo prolongado

Los resultados del estudio son realmente alentadores. Sugieren que podría haber un camino para una intervención más temprana que podría disminuir el riesgo, e incluso tal vez prevenir, que las personas con retinopatía diabética desarrollen complicaciones irreversibles y que amenazan la visión, como la DMI“, afirma Quan Dong Nguyen, profesor de oftalmología en el Byers Eye Institute, profesor de medicina y de pediatría en la Facultad de Medicina de Stanford e investigador principal y coordinador del ensayo clínico.

La no perfusión retinal es un factor clave en la pérdida de visión en personas con retinopatía diabética. Sin embargo, hasta el estudio, la no perfusión retinal no había sido explorada como un posible objetivo de tratamiento“, ha dicho.

“Los resultados del estudio sugieren que podría haber un camino para una intervención más temprana que podría disminuir el riesgo”

También ha explicado que la pérdida de visión asociada con condiciones retinianas como la retinopatía diabética y la DMI tiene un impacto “devastador” en la calidad de vida.

Estos resultados son un paso importante hacia el logro de nuestra aspiración de desarrollar terapias de precisión que proporcionen el tratamiento adecuado para el paciente correcto en el momento oportuno para prevenir la pérdida de visión antes de que ocurra un daño irreversible“, declaraba Ulrike Graefe-Mody, jefa de Salud Retinal en Boehringer Ingelheim.Estamos deseando iniciar un estudio de Fase IIb para seguir explorando la seguridad y eficacia de BI 764524“, ha expresado.

Se trata de uno de los 23 resúmenes (‘abstracts’) que se presentan en la reunión anual de 2024 de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología (ARVO), que abarca la cartera de salud retinal de la compañía, incluyendo otros estudios sobre la no perfusión retinal, la retinopatía diabética, la atrofia geográfica y la degeneración macular neovascular asociada a la edad

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en