Inicio ASP Más de 10 años de estudio y formación para ser médico y...

Más de 10 años de estudio y formación para ser médico y después ¿qué?

Solamente el 12% de los Especialistas Internos Residentes de la provincia de Huelva se ve ejerciendo y desarrollando su carrera profesional en el Sistema Andaluz de Salud (SAS) según los datos de una encuesta online realizada por el sector de Sanidad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Y es que el casi centenar de residentes a los que se le realizó la encuesta, colectivo que entre otras especialidades abarca a los médicos, enfermeros, farmacéuticos, químicos y psicólogos de los centros sanitarios onubenses, demuestran no tener expectativas nada halagüeñas de cara a un futuro para poder desarrollar la carrera profesional por la que tanto llevan estudiando y luchando.

Desde el sindicato se advierte de la gravedad de los datos y de la “peligrosa desafección” que están sufriendo los jóvenes profesionales sanitarios, “testigos directos de como las condiciones laborales que oferta el Servicio Andaluz de Salud los alejan de un futuro de la sanidad pública”. Ante esta advertencia, cómo se explica que Andalucía sea la tercera Comunidad Autónoma que más plazas ha ofertado en el proceso de elección MIR 2014 con 843, después de Cataluña (941) y Madrid (1243), y que tras finalizar ese periodo de formación estimado entre 3 y 5 años el desasosiego y la incertidumbre sean rasgos casi inherentes al futuro laboral que le esperan a muchos de esos jóvenes.

Más de la mitad de los encuestados se vean desarrollando su trabajo fuera de España, el 26% cree que continuará ejerciendo su carrera en otra región distinta en la que se formó, y lo más preocupante, un 23% cree que en los próximos años pasará a formar parte de las listas del paro.

Para el CSIF también son “alarmantes” los datos sobre la influencia que los recortes han tenido sobre los programas formativos de los Especialistas Internos Residentes. La cifra es contundente, y es que “el 87% opina que la política de ajustes” que la Junta de Andalucía ha llevado a cabo sobre la sanidad pública “está afectando de forma directa a su formación”.

Del mismo modo, hasta un 72% de los encuestados también señalan que los tutores han modificado (debido al empobrecimiento de las condiciones laborales) la atención que sobre el aprendizaje y formación de los residentes tienen. Una dejadez, por decirlo de alguna manera, que sin duda puede afectar sobremanera a la calidad asistencial que en un futuro pueden recibir los ciudadanos, según declaran los participantes del estudio de CSIF.

Otra de las cuestiones que también se han planteado a los encuestados, es sobre a qué servicio de atención asistencial deben dedicar más horas de trabajo en detrimento de su etapa de formación. Hasta un 82% de los residentes responde que en urgencias, mientras que solamente el 13% aseguran que aún no han cambiado y que se mantienen en su servicio habitual. Estos datos reflejan una realidad no solamente en Andalucía, sino también extrapolable al resto de España, y es ver como en perjuicio de su programa de formación, muchos internos deben prestar servicio en urgencias, un hecho que para los expertos “el estrés y el propio funcionamiento de la unidad deben contrarrestarse con la experiencia”.

Por último, al ser preguntados sobre los cambios que han sufrido sus jornadas de trabajo por los recortes, el 77% afirma que han modificado sus jornadas ordinarias y extraordinarias, mientras que el 70% responde “afirmativamente” sobre posibles cambios en sus cadencias de guardias de urgencia.

El estudio realizado por el sector de Sanidad de CSIF concluye que estas cifras no son más que el reflejo de la realidad actual, reflejo en el que “el déficit de personal y el empobrecimiento de las condiciones laborales están afectando también a la formación de los nuevos profesionales sanitarios”. Para muchos de ellos, “sólo ven su futuro fuera de la comunidad andaluza o de España, o incluso en las listas del paro”.

Estudiar para ser médico no es asunto baladí, no es una carrera para aprobarla en la cafetería de la universidad o en el césped, no es una carrera para hacer novillos o bajarse los apuntes de cualquier foro de Internet y estudiarlo todo dos días antes del examen… Si al acabar la carrera, con una media de 25-26 años, después de seis años de licenciatura y un año de preparación del MIR, y en el que aún les restan entre tres y cinco años para terminar su formación e incorporarse con una edad de entre 28-30 años a un puesto de médico especialista con una extraordinaria formación que a lo largo de toda su vida profesional deberá mantener actualizada, se tienen las expectativas de los residentes a los que se ha realizado esta encuesta por parte del sector de Sanidad de CSIF, no cabe duda de que algo está fallando.
..Emilio Ramírez