Inicio ASP El personal de las guarderías no cumpliría con el hábito de higiene...

El personal de las guarderías no cumpliría con el hábito de higiene más universal: lavarse las manos

Muy pocos trabajadores de guarderías cumplirían con el hábito de higiene más básico, rutinario y universal que existe, como es el lavarse las manos. Y es que así lo sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Arkansas (Estados Unidos).

Los resultados del estudio que, aparecen en la edición de diciembre de la revista American Journal of Infection Control, muestran que los hábitos de de lavado de mano de los adultos de un centro para niños en edad infantil en Arkansas, deja mucho de desear.

Las videocámaras que usaron los investigadores para grabar los hábitos de lavado de mano, tras ser analizados tanto el número de empleados del centro como las veces y tiempo que iban a lavarse las manos, revela que apenas un 22% de los adultos siguen los procedimientos adecuados de lavado de manos antes y/o después de tareas como limpiar la nariz de los niños, tirar la basura, preparar alimentos y cambiar pañales.

En concreto, las tasas de lavado de manos fueron de un 30% entre los cuidadores, de un 11% entre los asistentes paraprofesionales, y de tan solo un 4% entre los padres en el centro, según el estudio.

“El lavado de manos es un importante componente para la reducción de la transmisión de las enfermedades entre los niños en los centros para la niñez temprana, sobre todo en los adultos a cargo de su cuidado”, afirma la autora líder del estudio, Jennifer Henk, profesora asistente de ciencias humanas ambientales de la Universidad de Arkansas.

El lavado de las manos puede reducir el riesgo de diarrea de los niños en más o menos un 30%, y su riesgo de infecciones respiratorias en un 20%, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

“A medida que buscamos mejorar la calidad general de los ambientes para la niñez temprana, nuestro estudio muestra la necesidad de adoptar estrategias creativas para aumentar el cumplimiento y la eficacia respecto al lavado de manos”, indica Henk.

Por otra parte, la presidenta de la Asociación de Profesionales de Control de las Infecciones y Epidemiología, Susan Dolan, explica que la vulnerabilidad que tienen los niños menores de cinco años al presentar aún sistemas inmunitarios parcialmente desarrollados, hace que aumente su susceptibilidad a las enfermedades contagiosas. Por ello, pone de manifiesto la importancia de los estudios que se han realizado sobre este asunto, ya que “han mostrado que los niños que pasan tiempo en guarderías para la niñez temprana tienen de dos a tres veces más probabilidades de adquirir infecciones que los niños cuidados en casa. Siendo el mayor riesgo el que plantean las infecciones respiratorias y gastrointestinales”.

Muertes por infecciones por falta de higiene de manos triplica a las accidentes de tráfico
El 5 de mayo fue el Día Mundial de la Higiene de Manos y, con motivo de su celebración, expertos de Hartmann España revelaron un dato más que preocupante, y es que las muertes por infecciones relacionadas con la higiene de manos en quirófanos llegan a triplicar las de accidentes de tráfico.

En concreto, en Europa, las infecciones nosocomiales que, así es como se conocen técnicamente a los contagios cruzados que se producen entre profesional sanitario y paciente en un entorno médico, causan la muerte de más de 37.000 pacientes al año.

Otro estudio publicado en mayo de este año en la revista American Journal of Infection Control, indicaba que el personal de muchos centros ambulatorios de salud de Nuevo México no seguían las recomendaciones sobre la higiene de las manos hasta en más de un tercio de las veces. Además, por si fuera poco, alertaban los autores del estudio que muchos trabajadores de los centros mostraron una cierta dejadez en la seguridad de las inyecciones, lo que pone en un riesgo elevado de infección a todos los pacientes.
..Redacción