Inicio ASP Aunque aumenta la implantación de desfibriladores automáticos en España, permanecemos a la...

Aunque aumenta la implantación de desfibriladores automáticos en España, permanecemos a la cola de Europa en su uso

5.465, y es que ese fue el número de desfibriladores automáticos (DAI) que en 2015 se implantaron en España, una cifra que en relación al año anterior, supone 554 más, debido principalmente a los casos de cardiopatía isquémica. Y es que así se desprende del último Registro Español de Desfibrilador Automático Implantable (DAI), que revela como nuestro está a la cola de Europa en relación a su uso.

El estudio, realizado por la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC y recogido en la Revista Española de Cardiología, muestra que pese a que el incremento es considerable en comparación con los dos años anteriores, en los que se implantaron 4.911 dispositivos en el 2014 y 4.772 en 2013, como explica el secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el doctor Ignacio Fernández-Lozano, “nuestro país continúa a la cola de la Unión Europea, siendo el último país en número de implantación de estos dispositivos. En el otro extremo se encuentra Alemania, con 576 implantes por millón de habitantes al año, frente a los 118 por millón de España”.

Otro dato a destacar es que la mayoría de los implantes, casi un 83%, se realizaron en varones, y en gran parte de los casos se debía a cardiopatía isquémica, una dolencia que puede derivar en infarto, muerte súbita o angina de pecho y que hoy por hoy es la principal causa de muerte en Europa, y en España es la principal causa de muerte prematura, según las conclusiones del estudio sobre Carga Global de Enfermedad 2013 (GBD 2013, en sus siglas en inglés).

Otro dato a destacar es que la mayoría de los implantes, casi un %, se realizaron en varones, y en gran parte de los casos se debía a cardiopatía isquémica.

El estudio también pone de manifiesto las diferencias entre Comunidades Autónomas, siendo Asturias (167), Extremadura (160), Castilla y León (142), Cantabria (137), Comunidad Valenciana (136), Aragón (136), Madrid (130), Castilla-La Mancha (129) y Galicia (127) las que están por encima de la media nacional. No obstante, como advierten dedesde la SEC, “estos datos no se corresponden con el nivel de renta de cada comunidad, ni tampoco con la prevalencia de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia cardiaca y cardiopatía isquémica en las mismas”.
..Redacción