Inicio ASP Montón asegura que la reversión del modelo Alzira es una “decisión política”

Montón asegura que la reversión del modelo Alzira es una “decisión política”

Carmen Montón, Consellera de Sanidad de Valencia, ha asegurado que entiende “la salud como derecho”, y que para ella “la sanidad es parte del renacer de la comunidad valenciana”. Ha sido durante el Fórum Europa. Tribuna Mediterránea, donde también ha explicado que entiende que su gobierno ha hecho un esfuerzo para recuperar la universalidad y eliminar los copagos. Montón ha citado a Rafael Bengoa, experto en gestión sanitaria, diciendo que “la inversión en prevención, infraestructuras y en asistencia sanitaria, y especialmente en Atención Primaria, ahorra millones de euros todos los días”, y ha recordado que la sanidad es un motor económico, “no es un gasto, sino una inversión”.

Mejora de las infraestructuras
Montón ha asegurado que a lo largo de la legislatura se van invertir 359 millones de euros (de los que 65 ya se han ejecutado) para mejorar y reformar las infraestructuras sanitarias. Este programa está orientado a mejorarla humanización y la tecnología.

Otro de los ejes de la sanidad en Valencia es la estabilidad en el empleo de los profesionales, y ha marcado que el objetivo es reducir la temporalidad del 37,5% actual al 25%.

Final de la concesión al hospital de La Ribera de Alzira
Por otro lado, Montón ha insistido en que “nadie espere un nuevo contrato o una prórroga del contrato” al referirse a la situación del hospital de La Ribera de Alzira y aseguró que será un departamento de gestión pública directa desde el 1 de abril de 2018, fecha de finalización del contrato. La consellera, por otro lado, ha asegurado que «defender lo público no es atacar lo privado. La sanidad privada es complementaria de la pública, nunca un sustituto«, asegurando que su gobierno “no tiene ningún problema con la empresa privada”. “La sanidad pública y privada deben regirse por una sana complementariedad”, ha asegurado.

En cuanto al futuro de los profesionales ha asegurado que “seguirán en sus puestos de trabajo” después de la reversión del contrato, y los pacientes tendrán a partir de entonces “acceso a su prestación asistencial, con la misma cartera de servicios de que disponen actualmente”. La Generalitat está en contacto permanente con los sindicatos y organizaciones de pacientes, ha terminado diciendo.

La finalización del contrato de Alzira, ha destacó Montón, es una “decisión política”, que fue aprobada por la mayoría porque estaba en los programas electorales de los tres partidos (PSPV-PSOE, Compromís y Podemos) que apoyan el actual Consell de la Generalitat valenciana.
..Alfonso González