Inicio Actualidad La Sanidad Privada es un elemento fundamental para el sostenimiento del SNS

La Sanidad Privada es un elemento fundamental para el sostenimiento del SNS

Recientemente la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha entregado a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el Informe Anual 2016 donde quedan reflejadas las 17.396 actuaciones que se llevaron a cabo el año pasado, de las que 512 estaban relacionadas directamente con la sanidad.

Las listas de espera, la implantación de la receta electrónica, la atención especializada, la atención farmacéutica y los medicamentos centraron las quejas de los usuarios, que son los principales perjudicados de las deficiencias que tiene el Sistema Nacional de Salud.

A la vista de estos datos, la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha recordado la necesidad de una colaboración real entre el sistema público y el sistema privado para hacer posible el buen funcionamiento de un SNS que, aun situándose entre los mejores del mundo, también presenta ciertas carencias que no pasan desapercibidas para los ciudadanos.

Un comunicado de ASPE asegura que “queremos destacar que la sanidad privada cuenta con una alta valoración por parte de los ciudadanos que optan por ella de forma completa o parcial, no olvidemos que un 85% de los funcionarios eligen el sistema privado frente al 15% que opta por el público. Este sector supone más del 3% del PIB de nuestro país y da empleo directo a más de 250.000 personas”.

Hay varias fórmulas de colaboración que no suponen la privatización de los servicios, sino simplemente el traspaso de la titularidad pública a la privada, con la posibilidad de mejorar la experiencia del usuario. Con ello, podría elegir libremente el centro y el profesional que le atendiera, se optimizarían recursos, se ahorrarían costes… La salud es una de las cuestiones que más preocupa a los ciudadanos y desde ASPE apostamos por un SNS que responda a las demandas reales y en el que concurran todos los agentes, públicos y privados, para conseguirlo”, dice también el comunicado.

ASPE también insiste en denunciar que Carmen Montón discrimina a la Sanidad Privada
Por otro lado, ASPE ha asegurado que las palabras de la consejera de Sanidad de Valencia, Carmen Montón, anunciando que “reformará la ley de Salud para que la gestión pública sea preferente”, es una muestra de la intención del Gobierno valenciano de continuar con la discriminación que está sufriendo la sanidad privada en esta Comunidad.

En un comunicado diferente, ASPE ha recordado que actualmente se está tramitando el proyecto de ley sobre la acción concertada para la prestación de servicios a las personas en el ámbito sanitario, con el “único objetivo era el de excluir a las entidades con ánimo de lucro de los conciertos, algo contrario a los principios del Derecho europeo de libre circulación de servicios y de apertura a la competencia no falseada y más amplia posible”.

Al referirse a esta regulación, ASPE asegura que “además de ser contraria a los principios de transparencia y no discriminación, también infringe la normativa básica del Estado. El legislador, haciendo uso de la facultad otorgada por la Constitución Española (art. 149.13ª) de establecer las bases y coordinación general de la sanidad, elaboró la Ley General de Sanidad y en la misma no está prevista la posibilidad de excluir a las entidades con ánimo de lucro a los efectos de establecimiento de conciertos sanitarios”.

En este sentido, no es la primera vez que ocurre en nuestro país que una ley autonómica que establece una preferencia para determinadas personas jurídicas es declarada inconstitucional. El Tribunal Constitucional declaró inconstitucional en 2015 una ley de la Comunidad de Madrid que otorgaba una preferencia a las sociedades de profesionales que estuvieran constituidas total o mayoritariamente por los profesionales sanitarios que prestaran sus servicios en el Servicio Madrileño de Salud, debido a que esta preferencia no tenía relación con la solvencia económica y financiera, profesional y técnica que señalaba la legislación básica del Estado en materia de contratos y concesiones administrativas.

ASPE niega que las palabras de Carmen Montón: “el sistema sanitario es un instrumento de cohesión social, de garantía de derechos, de equidad, de lucha contra la desigualdad. Y eso sólo es factible desde lo público”, no reflejan la verdad, algo que desde ASPE negamos tajantemente. El sector privado es fundamental para el sostenimiento del Sistema Nacional de Salud, además el hecho de que el ciudadano tenga acceso a una sanidad pública y gratuita no tiene que significar necesariamente que la gestión del hospital donde es tratado sea pública. El objetivo de toda gestión debe ser ofrecer un servicio eficaz y, en consecuencia, obtener la satisfacción del paciente. Los modelos de colaboración público-privada que conocemos presentan altos niveles de satisfacción por parte de los usuarios, que destacan mayor accesibilidad, mejores infraestructuras y un trato más personalizado frente a la sanidad pública.