Inicio ASP El informe de situación de la sanidad privada muestra que tiene un...

El informe de situación de la sanidad privada muestra que tiene un peso creciente en el Sistema Nacional de Salud

Sanidad Privada, Aportando valor. Análisis de situación 2017 es un informe realizado por la Fundación IDIS que recoge la realidad del sector de la sanidad privada. Esta edición de 2017 vuelve a confirmar el excelente nivel alcanzado, no solo por su aportación de riqueza en términos de PIB y empleo cualificado, sino también en aspectos clave como la innovación, la formación continuada y los modelos de colaboración con la sanidad pública, que contribuyen a su sostenibilidad al descargar notablemente tanto la presión financiera como la demanda asistencial y las listas de espera asociadas.

Manuel Viches, Luis Mayero y Adolfo Fernández Valmayor, director general, secretario general y presidente de IDIS respectivamente, han presentado un informe basado en la evidencia de que la demanda asistencial crece y se va a ver incrementada de una forma constante por la deriva poblacional y por sus consecuencias lógicas como son la cronicidad, la dependencia, etc. Estas circunstancias, junto a la incorporación de la innovación harán que el gasto sanitario aumente año tras año. Cuestiones que hacen imprescindibles la reforma de la Ley General de Sanidad adaptándola a la deriva sociodemográfica de nuestro país, así como un Pacto de Estado que contemple a todos los agentes implicados y a todos los recursos disponibles dentro del sistema fomentando la cooperación entre las dos áreas de provisión y aseguramiento.

Para IDIS, la despolitización de la sanidad e impulso del análisis técnico sustentado en datos objetivos, como ocurre en los países de nuestro entorno geográfico, son las premisas que harán que se pueda dotar entre todos de la necesaria solvencia y sostenibilidad al sistema público de salud, que no es gratuito, puesto que está pagado con impuestos, siendo solidario con sus asegurados. En todos estos aspectos, la sanidad privada tiene mucho que aportar, ya que juega un papel fundamental en el sostenimiento del sistema sanitario, de la economía, del tejido empresarial y del empleo; es esencial en la prevención, diagnóstico, tratamiento de la enfermedad y en el cuidado de los pacientes; y es determinante en el avance tecnológico, en la mejora de la calidad y en la formación de profesionales. De hecho, según el informe Sanidad privada, Aportando valor: Análisis de la situación 2017 , desarrollado por el Instituto para el Desarrollo e Integración (Fundación IDIS), el sistema sanitario privado cuenta con 7,8 millones de asegurados, a los que habría que sumar los casi 2 millones de funcionarios que eligen el sistema de provisión privada, lo que contribuye de manera significativa a la descarga y el ahorro en el sistema público, debido a que, al tratarse de un modelo de doble aseguramiento, los ciudadanos que cuentan con un seguro privado no consumen, o consumen solo en parte, recursos de la sanidad pública, a la que siguen financiando de forma regular con sus impuestos.

A este respecto, se estima que el ahorro generado en 2016 por el seguro privado se situaría entre los cinco mil millones de euros (si el ciudadano realiza un uso mixto de la sanidad, consumiendo recursos públicos y privados) y los nueve mil millones de euros (si el paciente usa exclusivamente el sistema privado) aproximadamente. Este ahorro al Estado supone una mejora en la equidad y en el acceso al sistema sanitario al disminuir las ya sobrecargadas listas de espera, prioridades que se deben de tener en cuenta puesto que redundan en un beneficio evidente para los pacientes y los profesionales sanitarios.

Argumentos de la Sanidad Privada
Este informe de situación de la sanidad privada pone luz y transparencia en la realidad sanitaria, con el objetivo de normalizar la relación entre emprendimiento público–emprendimiento privado. Sin datos que sustenten las decisiones a tomar, es muy difícil que éstas sean las más adecuadas para el ciudadano

El análisis del informe muestra que el gasto sanitario en España en 2014 se sitúa en el 9,1% del PIB, lo que supone un ligero incremento respecto a las últimas cifras publicadas por la OCDE. Este crecimiento viene motivado por el aumento del gasto sanitario privado, que crece en relación al gasto total, del 29,1% al 30,2% (3,5 % del PIB): estas cifras dan idea de la ingente contribución del sistema privado de salud al desarrollo y generación de riqueza en nuestro país. Por su parte, el gasto sanitario público ha reducido su peso respecto al gasto sanitario total en similar proporción, más de un punto, variando del 70,9% al 69,8% en 2014, en una preocupante tendencia a la baja a la vista de los últimos datos del informe recientemente publicado.

El sector asegurador continúa registrando incrementos significativos tanto en el volumen de asegurados como de primas, datos dignos de ser tenidos en cuenta puesto que se han producido en un entorno de una crisis económica de extraordinaria magnitud. Por lo tanto, el ciudadano que considera su salud como un bien prioritario ve en el sistema privado un excelente aliado capaz de dotarle de la inmediatez, calidad, seguridad, innovación y resultados de salud que está buscando tanto para él como para los suyos.

En 2016 se superaron los 9,7 millones de asegurados, lo que supone un incremento del 4,9% respecto al año anterior. Por otro lado, se estima que en 2016 se ha alcanzado un importe de 7.415 millones de euros en volumen de primas, lo que supone un incremento del 4,2% respecto a 2015. “Sin duda, estos datos son una muestra de la madurez y el pragmatismo de los ciudadanos reconociendo el trabajo bien hecho y optando voluntariamente por disponer de un seguro complementario de salud, (a pesar de la clara ideologización existente tanto en el ámbito político como en los mensajes emitidos permanentemente en contra del sector transmitidos a la opinión pública), y así lo señalan los datos de ICEA año tras año”, asegura Manuel Vilches. “No en vano, las cifras del informe hablan también por sí solas: la sanidad privada llevó a cabo en 2014 el 29% de las intervenciones quirúrgicas, el 24% de las altas y atendió el 23% de las urgencias de todo el territorio nacional”.

Para IDIS, el informe muestra todos los datos que demuestran que la Sanidad Privada:

  • Representa un elevado peso en el sector productivo español
  • Libera recursos de la sanidad pública
  • Mejora la accesibilidad de la población a la asistencia sanitaria
  • Colabora con el sistema público
  • Desarrolla actividad de alta complejidad a través de los más recientes avances tecnológicos
  • Persigue la mejora continua de la calidad en la prestación asistencial
  • Genera empleo en la sociedad española y contribuye a la formación de los profesionales sanitarios

..Redacción