Inicio ASP Cobertura universal y fin de la epidemia del Sida en 2030, metas...

Cobertura universal y fin de la epidemia del Sida en 2030, metas que se fija la OPS en América

Alcanzar la cobertura universal y terminar con la epidemia del Sida en la región, y es que esos son los objetivos que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) fijó para el periodo 2018-2030.

La Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2018-2030, que toma su inspiración en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, establece 11 objetivos y 60 metas que van desde alcanzar la cobertura universal en salud hasta terminar con la epidemia de VIH/Sida”, indicó la organización como uno de los resultados finales de la 29 Conferencia de la OPS, su reunión quinquenal que del 25 al 29 de septiembre se ha celebrado en su sede de Washington.

En la clausura, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, celebró los acuerdos regionales para “fortalecer las estadísticas sanitarias, el control del tabaco y mantener la eliminación del sarampión, la rubéola y la rubéola congénita”.

Durante la 29 Conferencia que, convoca a los ministros de salud del continente americano, se produjo la relección como directora de la OPS de Carissa F. Etienne para un segundo mandato de cinco años.

Etienne, que comenzará su segundo periodo el 1 de febrero de 2018, reafirmó su “compromiso de brindar a todos nuestros pueblos, de todos los sectores de la sociedad, una vida larga y productiva”.

La esperanza de vida en América ha aumentado hasta los 75 años, casi cinco años más que el promedio mundial

En la conferencia también se presentó el informe ‘Salud en las Américas 2017’, y que supone su evaluación quinquenal de los logros y retos de la región en materia de sanidad. Su principal conclusión es que la población del continente vive casi cinco años más que el promedio mundial y 16 más que la media regional de hace 45 años. Sin embargo el avance es tan desigual como la región, donde los más pobres siguen sufriendo la falta de acceso a servicios de salud y a otros como el agua potable. “Vivimos más años de vida y morimos menos por causas que podemos evitar, pero esa ganancia no ha sido equitativa”, advirtió Etienne.

Sin embargo, persisten desafíos como las enfermedades emergentes y las no transmisibles, responsables de cuatro de cada cinco muertes anuales en una de las regiones más desiguales del mundo.

Asimismo, subrayó la “necesidad crítica de reducir las desigualdades en la región”, y atendió “el llamado de atención de los países sobre la necesidad imperiosa de abordar, sin demora, la cuestión del cambio climático y sus efectos sobre la salud”.
..Redacción