Inicio ASP Jesús María Aranaz: La Atención Centrada en Pruebas está sustituyendo a la...

Jesús María Aranaz: La Atención Centrada en Pruebas está sustituyendo a la Atención Centrada en el Paciente

Compartir

El Dr. Jesús María Aranaz es Jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública en el Hospital Ramón y Cajal, muy activo es muchas facetas que van desde la investigación, la docencia o la seguridad del paciente. Ha sido responsable de la mesa Evaluación exhaustiva de las tecnologías y desinversión del libro 100 medidas que mejoran el sector de la salud de la Fundación Economía y Salud, y ha ampliado en iSanidad. Lo mejor de la Sanidad algunas de las cuestiones más relevantes de su mesa.

¿Tiene que haber relación entre  gestión clínica y resultados en salud?, ¿para qué deberían servir los resultados en Salud?
Para responder a su pregunta tendríamos que dejar claro primero qué entendemos por gestión clínica y después qué por resultados en salud. Pero por otra parte, su pregunta me lleva de inmediato al recuerdo de “Alicia en el país de las maravillas” cuando le pregunta al gato de Cheshire, “¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar, dijo el Gato. No me importa mucho el sitio… dijo Alicia. Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes, dijo el Gato”. Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, “gestionar es llevar adelante una iniciativa o un proyecto. Para mi gestionar es “Lograr unos resultados favorables mediante el esfuerzo coordinado” lo que implica planear, organizar, dirigir y evaluar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la Evaluación de Impacto en Salud como “una combinación de procedimientos, métodos e instrumentos que permiten juzgar los posibles efectos de una política, un programa o proyecto en la salud de una población, y la distribución de los potenciales efectos dentro de ella”. En definitiva, la gestión clínica pretende maximizar los resultados en salud, y estos a su vez servirán para reorientar el camino de la gestión clínica hacia la excelencia. Dicho de otra manera, los buenos resultados en salud serán un objetivo de la gestión y también un indicador que servirá para establecer los nuevos objetivos.

Los buenos resultados en salud serán un objetivo de la gestión y también un indicador que servirá para establecer los nuevos objetivos

¿Los buenos resultados son un “acicate” para volver a mejorar?, ¿dónde está el final?
Los buenos resultados lo serán en términos de efectividad, de eficiencia y también de calidad. En consecuencia siempre es posible la mejora, podemos decir que la gestión clínica es un ciclo sin fin en el que planear, organizar dirigir y evaluar suponen un eterno volver a empezar para hacer bien lo correcto. Además, la excelencia de la gestión clínica como objetivo es un blanco móvil que varía constantemente, en la misma medida que lo hacen las expectativas individuales (de un sujeto que puede estar tanto enfermo como sano), colectivas (de grupos que pueden estar expuestos a diferentes factores de riesgo) y sociales (de una comunidad que tiene valores que cambian en el tiempo y en el espacio).

La excelencia de la gestión clínica como objetivo es un blanco móvil que varía constantemente, en la misma medida que lo hacen las expectativas individuales, colectivas y sociales

¿El problema de la desinversión es “exclusivamente” económico?, ¿sería una ventaja tener un “comité de evaluación tecnológico”?
Si entendemos por tecnología sanitaria cualquier equipo, fármaco, procedimiento (médico o quirúrgico) susceptible de ser utilizado por los profesionales sanitarios para la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de condiciones clínicas concretas, por tanto incluye también los sistemas de información y apoyo a la atención sanitaria, y yo así lo entiendo, la respuesta puede ser más alta pero no más clara. El problema de la desinversión no es “exclusivamente” económico, e indudablemente sería una gran ventaja tener un “comité de evaluación tecnológico”. En demasiadas ocasiones renovamos las tecnologías sin que estas hayan cumplido su ciclo ni llegado a su obsolescencia.

En demasiadas ocasiones renovamos las tecnologías sin que estas hayan cumplido su ciclo ni llegado a su obsolescencia

¿Qué protagonismo se otorga los pacientes en la gestión clínica?
Podemos decir, sin temor a equivocarnos que en este tema la teoría y la práctica toman caminos diferentes y que difícilmente se encontrarán. Hace mucho tiempo que afirmamos con contundencia que la atención sanitaria se ha de centrar en el paciente, porque éste es el centro alrededor del cual ha de girar el sistema. Sin embargo esto dista mucho de ser real en la práctica clínica. La Atención Centrada en el Paciente (ACP), en más ocasiones de las razonables es una Atención Centrada en las Pruebas (ACP) ambas comparten siglas pero sus contenidos desde luego no tienen demasiado en común. La primera se fundamenta en la atención sanitaria humanizada y la segunda en la atención sanitaria sofisticada en la que en ocasiones el profesional, pero también el paciente, se instalan cómodamente, tal vez por la fascinación tecnológica.
Personalmente defiendo la Atención Centrada en el Paciente porque es la única capaz de garantizar la calidad de la atención sanitaria y la seguridad del paciente y para ello, el paciente ha de ser un miembro más del equipo asistencial.
..Redacción