Inicio ASP Los medicamentos biosimilares como salvación económica del sistema de salud

Los medicamentos biosimilares como salvación económica del sistema de salud

Compartir

Pese a que el contexto sigue ubicando a los medicamentos biosimilares en el punto de mira por las dudas que genera su posible intercambiabilidad con los medicamentos biológicos, son un tipo de fármacos que han generado grandes expectativas de tratamiento en oncología y terapias avanzadas de muchas enfermedades, tal y como sostienen los especialistas y la industria farmacéutica. Además, y este punto es clave para el sistema de salud, suponen un gran ahorro que, a su vez, se traduce en una mayor sostenibilidad para el mismo y en un mejor reparto de los recursos para los pacientes.

La Asociación Española de Biosimilares (BioSim) publicó una guía sobre estos fármacos para médicos, con el propósito de constituir una ayuda en la utilización de las mejores alternativas terapéuticas para los pacientes, a la par que eliminar posibles dudas sobre los medicamentos biológicos y biosimilares. Se trata de una herramienta elaborada por clínicos y hospitales, cuyo autor es el Dr. Gonzalo Calvo, jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clinic de Barcelona, de gran sencillez que pretende orientar a los profesionales sobre qué es un biosimilar y en qué se distingue de un biológico.

La Asociación, encabezada por su presidente, D. Joaquín Rodrigo, defiende el fomento de la utilización de biosimilares para ahorrar recursos y mejorar la situación actual del sistema.

Desde la presidencia de la Organización Médica Colegial hay una clara apuesta por la libertad de prescripción de los médicos siempre que se garantice la seguridad del paciente, a la par que respalda una prescripción de medicamentos que sean eficientes con la salud y el sistema.

La administración también avala la implantación de los biosimilares en el sistema sanitario español y la ayuda a los profesionales en esta materia para ampliar su nivel de conocimiento

Por su parte, la administración también avala la implantación de los biosimilares en el sistema sanitario español y la ayuda a los profesionales en esta materia para ampliar su nivel de conocimiento. En España aún no existe un marco legislativo que recoja la idea de la adopción de esta alternativa terapéutica por su sostenibilidad.

Un reto para la industria farmacéutica
Por su parte, el reto que tiene ante sí el sector farmacéutico es incorporar estos nuevos medicamentos al mercado en el contexto de marco presupuestario restringido en el que se encuentra.

Desde la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) la voluntad es de acelerar el acceso a tratamientos innovadores, identificando por qué en algunos casos, tras su evaluación, no son incorporados al mercado. Dese Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, se identifica como reto principal ser capaz de superar las limitaciones presupuestarias.

Sin duda, en muchos casos es clave apostar por las innovaciones que sustituyan a medicamentos tradicionales, porque son capaces de generar un mayor retorno con respecto a su coste. De hecho, los medicamentos biosimilares gozan de un prestigio creciente por sus evidencias de calidad y seguridad y su uso podría generar ahorros para reinvertir en tratamientos para nuevos pacientes. A veces, el freno se encuentra en el miedo a su incorporación, que hay que superar por las garantías de eficacia, seguridad y eficiencia, tal y como se defiende desde el Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.
..Redacción