Inicio ASP Implante robótico mínimamente invasivo logra revertir insuficiencia cardiaca con señales eléctricas

Implante robótico mínimamente invasivo logra revertir insuficiencia cardiaca con señales eléctricas

Compartir

Un tratamiento mediante un implante robótico “mínimamente invasivo” ha conseguido revertir la insuficiencia cardiaca mediante la aplicación de señales eléctricas y técnicas de ultrasonidos, tal y como informa la publicación especializada Science Robotics.

El estudio es fruto de la cooperación de investigadores de distintos centros, entre los que se encuentran el Instituto Wyss para Ingeniería Inspirada Biológicamente de Cambridge, la Universidad de Harvard y la Universidad Técnica de Múnich.

El aparato que ya ha sido probada en cerdos, está formado por dos partes que, situadas tanto en el exterior como en el interior del corazón, puede trabajar en el ventrículo dañado independientemente de que sea el izquierdo o el derecho.

Está formado por una manga que “abraza” el órgano y por un “ancla” que rodea el panel interventricular, lo que le permite actuar sobre el fallo sin que se perturbe la actuación del que funciona correctamente.

Como explican los autores de este sofisticado aparato, el método de actuación logra tratar complicaciones imposibles para otros implantes similares que, incluso, pueden empeorar los síntomas.

La aplicación de señales eléctricas del propio corazón permite que de forma autónoma sincronice su contracción hasta el ritmo natural del órgano para así terminar garantizando una correcta entrada de sangre.

Otras tecnologías robóticas emergentes actúan directamente sobre la sangre, lo que implica mayor riesgo de infección, o bien comprimen el corazón sin actuar sobre la membrana interventricular, un aspecto relevante para garantizar el flujo a niveles normales, concluyen los investigadores.

La insuficiencia cardiaca afecta a unas 500.000 personas en España

La insuficiencia cardíaca se ha convertido en una enfermedad crónica de gran prevalencia que actualmente en España afecta a unas 500.000 personas. Lo más preocupante es que su incidencia no cesa de crecer por el aumento del envejecimiento de la población y de las patologías asociadas a ella.

En palabras del doctor especialista en Geriatría y coordinador del Área de Gestión Clínica de Geriatría del Hospital Monte Naranco de Oviedo, José Gutiérrez Rodríguez, “la insuficiencia cardiaca se ha convertido en uno de los principales problemas socio sanitario del país y paradigma de la Geriatría, ya que es la primera causa de ingreso hospitalario entre las personas de más de 65 años, con una alta incidencia en la sociedad, que incrementa el riesgo de institucionalización y que, además, se asocia a un alto índice de reingresos: entre el 12 y 24% a los 30 días de diagnóstico”.
..Redacción