Inicio ASP Al Sistema de Salud una de las cualidades que más lo legitiman...

Al Sistema de Salud una de las cualidades que más lo legitiman es que sea sostenible

Compartir

Innovación y sostenibilidades el título de la línea estratégica que, coordinada por Carlos Alberto Arenas, Médico Especialista en Salud Pública y Experto en Gestión y Planificación Sanitaria, forma parte de las 12 áreas estratégicas del libro 100 medidas que mejoran el sector de la salud de la Fundación Economía y Salud que tienen como objetivo la mejora de la calidad, formación, procesos y eficiencia del Sistema Nacional de Salud (SNS) con una metodología basada en el consenso de 140 expertos.

Partiendo de la idea de que “de que el Sistema de Salud es un bien social a preservar y mejorar, y precisamente una de las cualidades que más lo legitiman es que sea sostenible, ya que de ello depende que pueda ser universal y accesible”, los expertos de esta línea estratégica se centraron “en las medidas a aplicar para conseguir mantener la innovación y a la vez ser sostenibles”.

Para enmarcar el tema se pasó una encuesta a los expertos que sirvió de guión para el trabajo y discusión del grupo:

  • ¿Cree que hay margen para la bajada de precios de la farmacia?
  • ¿Cree que hay margen para reducir el coste en material sanitario a través de centrales de compra?
  • ¿Cree que hay margen para reducir las plantillas en el sector salud?
  • ¿Cree que hay margen de mejora de la eficiencia energética en centros sanitarios?
  • ¿Cree que se deberían implantar estrategias claras de «no hacer» en los servicios y centros?
  • ¿Cree que se deberían auditar las entradas en lista de espera quirúrgica si sobrepasan ampliamente la media por población en un servicio/facultativo?
  • ¿Cree que debería tenerse en cuenta el coste por año de vida ganado a la hora de poner tratamientos?
  • ¿Cree que implantar la gestión clínica mejoraría la eficiencia de asignación en tratamientos y pruebas?
  • ¿Cree que hay margen de mejora en la reducción de pruebas diagnósticas innecesarias?
  • ¿Implantar vías o trayectorias clínicas podría ayudar a mejorar la eficiencia?
  • ¿Cree que la aplicación de criterios de eficiencia clínica mejora la seguridad del paciente?

En función de esas preguntas, las medidas que sacaron los expertos las agruparon en tres áreas temáticas:

  • Medicamento
  • Compras
  • Recursos humanos

Medicamento

  • Intentar participar en el proceso de desarrollo de los medicamentos a través de la investigación pública o la colaboración pública-privada para obtener beneficios en la compra de los mismos.
  • Usar la compra de medicamentos por resultados y por valor.
  • Usar compra de medicamentos con contratos de riesgo compartido en fármacos caros.

Compras

  • Potenciar las centrales de compras, donde se deben reevaluar y valorar con frecuencia lo que entra en las centrales de compras, actualizando precios y mejorando su funcionamiento.

Recursos humanos

  • Dimensionar plantillas en función de carteras adaptadas a zonas básicas adaptadas a la realidad del área sanitaria demográfica de población.
  • Controlar la creación del exceso de unidades funcionales hiperespecializadas.
  • Flexibilizar el régimen estatutario para poder favorecer la movilidad funcional según las necesidades.
  • Flexibilizar el régimen estatutario para poder establecer incentivos en función de la aportación del trabajado.
  • Tener planes de eficiencia energética de centros sanitarios en todas las CCAAs.
  • Hay que hacer una planificación estratégica de recursos humanos teniendo en cuenta las jubilaciones que van a darse en el futuro.
  • Fomentar la cogeneración en hospitales y el uso de la energía solar.
  • Renegociar frecuentemente los contratos con compañías eléctricas para obtener ahorros aprovechando la liberalización del sector.
  • Se podría considerar el sector sanitario público como de especial protección con una tarifa eléctrica más barata.
  • Implantar las estrategias de “no hacer”, es decir, reducir o eliminar lo superfluo de la actividad clínica (iniciativa del Ministerio de Sanidad) en todos los centros sanitarios, para lo cual es necesario difundirlas, actualizarlas e impulsar su cumplimiento por las autoridades sanitarias de todas las CCAAs.
  • Potenciar las direcciones asistenciales para hacer una gestión basada en la evidencia con datos.
  • Mejor difusión entre clínicos y gestores de los resultados de la medicina basada en la evidencia, que las recomendaciones sean más accesibles e integradas en la historia clínica electrónica.
  • Monitorizar y evaluar las entradas en listas de espera; se evaluará no con ánimo de evitar coste, sino tratando de que las intervenciones realmente sean necesarias y no produzcamos iatrogenia.
  • Monitorizar las tasas de entradas en lista de espera quirúrgica mes a mes para evitar desviaciones, comparando entre distintas áreas similares y distintos servicios similares.
  • Los criterios de inclusión en lista de espera de las principales patologías deben ser consensuados con las sociedades científicas.
  • Establecer unos criterios de priorización en lista de espera quirúrgica para toda las CCAAs consensuados con las sociedades científicas.
  • Hay que hacer más clínica la gestión.
  • Seguir desarrollando la gestión clínica para mejorar la eficiencia.
  • Priorizar las pruebas que pueden ser más eficientes, y que pueden hacer que ahorremos en otras pruebas y tratamientos.
  • Implantar vías o trayectorias clínicas para mejorar la eficiencia.
  • Aplicación de criterios de eficiencia clínica para mejorar la seguridad del paciente.

..Emilio Ramirez